Nueve detenidos en Madrid por captar y enviar yihadistas a Siria e Irak

El "principal líder de esta célula residía en España tras su paso por Guantánamo

Se han practicados 12 registros, algunos de ellos en viviendas del barrio de La Concepción

La célula desmantelada envió a nueve yihadistas desde Marruecos y España

nacional

| 16.06.2014 - 07:13 h
REDACCIÓN

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a nueve personas y desarticulado una red de yihadistas que supuestamente se dedicaba al reclutamiento y envío de radicales a Siria e Irak para su integración en la organización terrorista ISIL, asentada en territorios de esos países.

Según ha informado el Ministerio del Interior, la operación se ha iniciado a las 4.30 horas de esta madrugada, continúa abierta y en ella se han practicado al menos doce registros, algunos de ellos en viviendas del barrio madrileño de La Concepción.

Interior ha resaltado que el principal líder de la célula desmantelada residía en España tras su paso por la base militar de Guantánamo y que fue detenido en Afganistán en el año 2001.

Se trata de Lachen Ikassrien, quien denunció en 2009 haber sufrido torturas durante su estancia en Guantánamo entre 2002 y 2005, hechos que investiga el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en un procedimiento abierto por su antecesor Baltasar Garzón.

Precisamente, Ruz ha dirigido esta operación.

A su llegada a ese juzgado, Ruz se hizo cargo de la causa que abrió en 2009 Garzón para investigar las supuestas torturas en Guantánamo a cuatro expresos: entre ellos Ikassrien.

El pasado abril, a raíz de la entrada en vigor de la reforma de la justicia universal, Ruz rechazó archivar esta causa al entender que los delitos investigados -torturas y contra la integridad moral en concurso con varios crímenes de guerra-, están amparados por los convenios internacionales de Ginebra y contra la tortura.

Ya en 2011, Ruz pidió a los ministerios de Interior y de Trabajo que regularizasen la situación de Ikassrien al figurar como perjudicado en la causa abierta por las supuestas torturas de Guantánamo y que se le concediera permiso de residencia y trabajo para que no pudiera ser expulsado.

Ikassrien llegó a España en 2005 tras ser extraditado por Estados Unidos a petición de Garzón, que, antes de tenerle como víctima, le había procesado por presunta integración en la célula española de Al Qaeda desarticulada tras el 11-S y que lideraba Eddin Imad Barakat, Abu Dahdah.

Según el auto de procesamiento que dictó contra él Garzón, Ikassrien contactó varias veces por teléfono con Abu Dahdah en 2000 y se reunió con él después en Turquía, desde donde se desplazó a Afganistán para ser detenido.

No obstante, en 2006 fue absuelto del delito de pertenencia a Al Qaeda por el que fue juzgado en la Audiencia Nacional y por el que la Fiscalía pedía para él ocho años de cárcel.

UN DETENIDO EN HUELVA POR DIFUNDIR MENSAJES RADICALES

Hoy también la Guardia Civil ha detenido en Huelva a un hombre por la difusión de mensajes radicales en un foro yihadista donde intentaba reclutar extremistas y reivindicaba la reconquista de Al Andalus.

Se trata de K.J.C.L, un destacado usuario del foro yihadista "Jamia Hafsa Urdu Forum" (JHUF), en el que se ha observado un constante aumento en el número de hilos de discusión y mensajes publicados, y que cuenta además con un número de seguidores que supera ya los 2.500.

Con estas detenciones son ya veintiuna las personas arrestadas en España en lo que va de año por la captación y envío de yihadistas a los conflictos armados en Siria, Mali o Libia, a las que hay que añadir el arresto de otras tres en Marruecos, fruto de la colaboración con las fuerzas de seguridad españolas.

Expertos en terrorismo internacional consideran que las detenciones demuestran el auge de España como centro de captación y reclutamiento vinculado con los conflictos en Siria e Irak.

En declaraciones a Efe, el investigador principal de Terrorismo Internacional del Real Instituto Elcano, Fernando Reinares, y el director del Departamento de Análisis del Terrorismo y Crimen Organizado del Espacio Corporativo de Seguridad (ECOSED), Óscar Ventura, han augurado nuevas operaciones como la desarrollada en Madrid.

Reinares atribuye el avance del yihadismo a su temprana penetración en nuestro país, a la reactivación parcial de redes preexistentes que no se desmantelaron en su totalidad y a la proximidad de Ceuta o Melilla con las tramas de radicalización y reclutamiento que operan en Marruecos.

Mientras, Ventura insiste: "Mientras existan conflictos abiertos, los yihadistas van a intentar reclutar donde sea y España tiene aquí un papel clave e importante".