El Rey llama a la cooperación Estado-Cataluña para conservar el "éxito continuado"

Ninguna institución política catalana ha recibido a Felipe VI a su llegada al Palau

Felipe VI ha presidido la cena de bienvenida a los participantes en el Mobile World Congress

nacional

| 25.02.2018 - Actualizado: 21:11 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Rey ha llamado hoy a mantener una "firme" cooperación entre el Gobierno central, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona "con objetivos claros y en beneficio de todos", para que esta ciudad prolongue su historia de "éxito continuado" como sede del Mobile World Congress (MWC).

En su primera visita a Cataluña desde hace seis meses, cuando asistió a la manifestación contra el terrorismo tras los atentados de Barcelona y Cambrils, don Felipe ha presidido la cena previa al MWC en el Palau de la Música, donde no han querido recibirle a su llegada ni el presidente del Parlament, Roger Torrent, ni la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

En su discurso, Felipe VI se ha dirigido a los cerca de 200 invitados fundamentalmente en inglés, si bien con algunas frases en castellano y en catalán, idioma en el que ha subrayado que la cooperación entre el Gobierno de España, la Generalitat y el Ayuntamiento es "una clave evidente" del éxito logrado por la celebración del Congreso Mundial del Móvil en Barcelona desde 2006.

"Este mismo compromiso de nuestras Administraciones, corporaciones y compañías debe ser siempre un propósito esencial para que este encuentro siga consolidando de cara al futuro su proyección e influencia a todo el mundo; y lo haga desde aquí mismo, desde Barcelona, candidata para albergar el centro tecnológico europeo que desarrolle la tecnología 5G", ha añadido.

El Rey no ha sido recibido hoy por ningún representante de la Generalitat, el Parlament y la Alcaldía de Barcelona a su llegada al Palau de la Música, donde le han acompañado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Industria, Álvaro Nadal.

Tanto la alcaldesa Colau como el presidente del Parlament, Roger Torrent, asisten a la cena, pero anunciaron ayer que no participarían en el recibimiento al Rey en la entrada al Palau de la Música, mientras que los cargos de la Generalitat invitados decidieron no acudir siquiera a la cena, al igual que los representantes municipales de ERC y la CUP.

Hasta la entrada del Palau de la Música llegaba el ruido de caceroladas procedentes de edificios cercanos, así como los pitidos de silbatos y las consignas coreadas por manifestantes antimonárquicos e independentistas concentrados detrás de las vallas de seguridad en la acera opuesta de Via Laietana.

Sáenz de Santamaría ha llegado junto a don Felipe al Palau, donde han dado la bienvenida al Monarca el ministro Álvaro Nadal, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enrico Millo, y el director general de GSMA, Mats Granryd.

Ya en el vestíbulo, han saludado al Rey una docena de invitados, entre ellos la alcaldesa de L'Hospitalet -municipio que alberga el MWC-, Nuria Marín, y el director general de la Fundación Mobile World Capital Barcelona, Carles Grau, junto al presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, el ministro egipcio de Comunicaciones, la ministra paquistaní de Información y el embajador de China.

Previamente, don Felipe ha recibido también el saludo del jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferran López.

A diferencia del pasado agosto, cuando Colau invitó personalmente a los Reyes a firmar en el libro de condolencias que el Ayuntamiento había dispuesto en el Consistorio tras los atentados de Barcelona y Cambrils, la alcaldesa ha evitado hoy saludar a Felipe VI con el argumento de que, con su mensaje televisado del 3 de octubre, el Monarca se alineó con "las posiciones más duras y represivas".

Colau precisa que mantiene en todo caso su presencia en la cena y en la inauguración del MWC, mañana por la mañana en L'Hospitalet, por "responsabilidad institucional" como alcaldesa de Barcelona, dado que esta feria económica internacional es "muy importante" para su ciudad y para toda Cataluña.

LOS MOSSOS BLOQUEAN LOS ACCESOS AL PALAU ENTRE EMPUJONES DE LOS MANIFESTANTES

Los Mossos han bloqueado con furgonetas los principales accesos al Palau de la Música de Barcelona para frenar a los manifestantes independentistas, lo que ha generado empujones y algunos rifirrafes.

Tras las críticas de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y de los dirigentes independentistas, varios centenares de personas se manifiestan en los alrededores del Palau de la Música convocados por las entidades soberanistas y los denominados "comités de defensa de la república" en contra de la presencia del Rey por su papel tras el referéndum ilegal del 1-O.

En el desalojo de estos manifestantes, algunos de los cuales portaban banderas independentistas y gritaban consignas a favor de los "presos políticos", se han producido algunos forcejeos, empujones y caídas al suelo con los Mossos.

Las escenas más tensas se han registrado en la calle Comtal, en donde han aparecido manifestantes que portaban banderas catalanas y españolas y gritaban "Puigdemont a la prisión", lo que ha provocado empujones con los manifestantes independentistas y la caída de algunas valles del perímetro de contención.

UNAS 300 PERSONAS SE CONCENTRAN EN PLAZA DE CATALUÑA EN APOYO AL REY

Por otra parte, unas 300 personas según el Ayuntamiento de Barcelona se han concentrado en la plaza Catalunya en defensa de Tabarnia y para mostrar su apoyo al Rey Felipe VI, que este domingo asiste a la cena inaugural del Mobile World Congress (MWC). La movilización estaba convocada por la Coordinadora por Tabarnia, que ha utilizado el acto para presentarse públicamente, y los asistentes llevaban banderas de España y de Tabarnia.

También se ha celebrado una concentración en plaza España, donde han asistido unas 150 personas a favor de la unidad de España y con carteles de bienvenida al Mobile World Congress y al Rey.