Niega pertenecer al Dáesh y dice que recopiló datos de captadores para el CNI

nacional

| 05.10.2017 - Actualizado: 15:05 h
REDACCIÓN
Más sobre: DaeshSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un acusado de formar parte del Dáesh y de reclutar a combatientes para planear un atentado ha negado hoy en el juicio pertenecer a la organización terrorista y ha dicho que colaboraba con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para "sacar información sobre captadores en España". "No soy miembro del Dáesh", ha asegurado Mohamed Harrak Al Louath, de 28 años y nacionalidad marroquí, a preguntas de su abogado en el juicio celebrado hoy en la Audiencia Nacional y en el que se enfrenta por estos hechos a una petición de 10 años de prisión por integración en organización terrorista o bien a una pena alternativa de 8 años por colaboración.

Según su testimonio, que ha sido desmentido por el inspector de Policía que dirigió la investigación y al que la Fiscalía tampoco ha dado crédito, se dedicaba a crear "perfiles para hacer amistad con gente que ya estuviera radicalizada para sacar información sobre captadores en España". Ha relatado en este sentido que el CNI le dejó "muy claro" que debía ponerse en contacto con aquellos que "se veía que tenían algo que ver" con el Dáesh.

Harrak, detenido en abril de 2016 en Palma de Mallorca, donde residía en situación regular, ha afirmado que también ofreció su colaboración a la Guardia Civil por "temas de drogas". Ha explicado que comenzó su trabajo para el CNI de manera "espontánea", que se reunía con los agentes en cafeterías y que incluso intentó alistarse al Ejército y opositar a la Policía Nacional para combatir al Dáesh pero que no pudo porque tenía antecedentes, por lo que se alistó en la Legión Extranjera.

A Harrak se le acusa de tener cuatro perfiles de Facebook en los que ensalzaba y justificaba el terrorismo, pero él ha explicado que solo tenía "un perfil inventado" con el que "engañaba" a esos supuestos investigados diciéndoles que les iba a ayudar a viajar a Siria e Irak pero que solo lo hacía para descubrir su "verdadera identidad".

HARRAK PLANEÓ COMETER UN ATENTADO EN ESPAÑA

Sin embargo, el inspector de Policía que dirigió la investigación contra él ha asegurado en su declaración como testigo que Harrak planeó cometer un atentado en España junto con otras personas a través de un grupo de WhatsApp y que propuso intentar "contactar con alguien del Estado Islámico" para que reivindicara la acción y reclutar a más gente para labores logísticas. Tomó como referencia el atentado del 10 de octubre de 2015 en Ankara (Turquía) en el que terroristas suicidas del Dáesh se inmolaron con bombas en una marcha por la paz, causando 102 muertos; y el de Bruselas (Bélgica) del 22 de marzo de 2016, en el que 31 personas murieron a consecuencia de las explosiones colocadas en el aeropuerto de Zaventem y en una estación de metro.

Además, el inspector ha rechazado la coartada del acusado sobre esa supuesta colaboración policial al asegurar que no encontraron "nada que provea constancia fehaciente de que estaba colaborando con ningún órgano policial". No obstante, ha precisado que es habitual que algunos investigados por terrorismo contacten con la Policía "para cubrirse de algún modo".

Ha confirmado que, a juicio policial, el acusado es un miembro del Dáesh que manifestó en varias ocasiones su deseo de "irse a Siria a hacer la yihad y de cometer un atentado" y que tenía "una vida personal francamente desordenada", como ocurre con "los yihadistas autóctonos". De hecho, practicaba airsoft, una actividad deportiva en la que se usan "armas simuladas" que disparan pintura y se lucha en campos de batalla ficticios. Dicha actividad, según el instructor, es practicada por investigados "para adaptarse al peso o tamaño de las armas o para aprender a disparar".

HARRAK EMPEZÓ DEFENDIENDO SU POSTURA RADICALIZADA EN FACEBOOK

También ha explicado que Harrak empezó defendiendo su postura radicalizada en Facebook, algo que sorprendió a sus amigos, y que después comenzó a hablar con otros radicalizados sobre la perpetración de un atentado y el envío de combatientes a las filas del Dáesh. "Me faltan dedos de las manos para contar individuos investigados que han hecho exactamente lo mismo", ha asegurado el experto en terrorismo.

Durante la investigación comprobaron, ha proseguido, que Harrak dio directrices a varias personas, a las que explicó que iban a viajar a Barcelona, donde el Dáesh les facilitaría un piso franco; después irían a Italia, Georgia y desde allí a Irak. Unos trayectos que finalmente no tuvieron lugar. También ofreció viajar a Siria a su excuñado, que ha declarado como testigo y ha dicho que rechazó la propuesta del acusado.

La Fiscalía y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) -que ejerce de acusación popular- han elevado sus conclusiones a definitivas y han manifestado que ha quedado "acreditado" que Harrak es miembro del Dáesh y que no hay pruebas de que colaborase con el CNI. Por contra, la defensa del acusado ha pedido su absolución. "No existe el más mínimo dato de que sea realidad cualquier colaboración del acusado que sea tenida en cuenta con un carácter mínimamente serio por parte de cualquier órgano policial", ha apuntado la fiscal.