Narcís Serra dice que los sueldos de Catalunya Caixa eran ajustados al mercado

Afectados por las preferentes intentan irrumpir en los juzgados durante la declaración de Narcís Serra

La acusación popular pide prisión provisional por riesgo de que destruya documentos

nacional

| 21.10.2013 - Actualizado: 21:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El expresidente de Catalunya Caixa Narcís Serra ha declarado como imputado ante el juez que los sueldos en la entidad estaban ajustados a los precios del mercado y que eran conocidos por el Banco de España y el Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria (Frob), han explicado fuentes judiciales.

Serra ha declarado este lunes ante el titular del Juzgado de Instrucción 30 de Barcelona, Josep Maria Pijuan, durante unas dos horas como imputado por las retribuciones e indemnizaciones desproporcionadas de la entidad, y ha explicado que estos pagos estaban avalados por informes jurídicos de consultoras externas.

Tras esta declaración, el abogado y presidente de Ausbanc, Luis Pineda --director técnico de la acusación popular en este caso-- ha explicado a los periodistas respecto a estos informes que "todo lo que ellos se aprobaban a sí mismos en el consejo de administración se lo volvían aprobar en el consejo de retribuciones, y pagaban cientos de miles de euros a terceros para que ratificaran lo que ellos querían que ratificaran", y ha pedido prisión provisional por riesgo de destrucción de pruebas.

Pineda ha explicado que han pedido una vistilla tras la declaración de Serra para solicitar que ingrese en prisión provisional porque se cumplen los requisitos del artículo 503 de la ley de enjuiciamiento criminal, en base al riesgo de que Serra pueda alterar informes o actas, y por las "falsedades que ha vertido durante su declaración".

De la declaración, Luis Pineda ha detallado que el imputado ha dicho que actuó como funcionario y "que todo lo ha hecho en virtud de lo que le exigía la Generalitat y el Banco de España".

Según el abogado de la acusación popular, Serra ha asumido que el consejo de administración --de los que hay imputados por este caso una cincuentena de miembros en 2010-- se dedicaba esencialmente a las retribuciones, y que "se autorizaba a sí mismo aquellas retribuciones que en opinión de la Fiscalía son delictivas".

EL "MUNDO FELIZ" DE SERRA

Para el letrado, Narcís Serra "vive en un mundo inverosímil y perfecto en el que desconoce que han pasado de 500 millones de beneficio a 180 y después a 77, pero, pese a esta caída brutal de beneficios, para él está absolutamente justificado que las retribuciones fijas y variables aumentasen año tras año".

Asimismo, ha indicado que el expresidente de la entidad ve "perfectamente justificados sus sueldos y los emolumentos del variable" pese al rescate millonario pedido hasta en tres ocasiones al Frob.

"Ese mundo feliz en el que ha vivido le ha llevado a destruir la tercera entidad financiera de España, a empobrecer este país, a no pagar las preferentes y a no pagar la deuda subordinada", ha lamentado el representante de Ausbanc.

Serra se ha negado a responder las preguntas del abogado de la acusación popular y las del abogado de la CUP --también personada en el caso-- alegando que se sintió insultado por estos últimos en el Parlamento catalán, aunque el juez le ha recordado que una comisión parlamentaria y una declaración judicial son procedimientos diferentes.