Multireincidencia: Cerca del 40% de los detenidos en 2011 eran delincuentes reincidentes

Unos 60 delincuentes en nuestra región suman 3.500 detenciones policiales

El Gobierno modificará el Código Penal para que las condenas sean mayores para los reincidentes

nacional

| 26.01.2012 - 15:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Casi un 40% de los detenidos el año pasado eran reincidentes. El Ministro de Justicia ya ha anunciado que modificará la ley para que las penas sean mayores para estos delincuentes. Sindicatos policiales y joyeros piden además que estos atracadores ingresen en prisión provisional.

Este fue su último atraco antes de que dos de los integrantes de esta banda fueran arrestados. Ambos son viejos conocidos de la Policía. Suman más de 80 dentenciones.

Alguna de las bandas de aluniceros son responsables de la mayoría de los golpes que por este procedimiento se han cometido en nuestra región en los últimos tiempos.

Estaba liderada por un joven de solo 19 años, "el Goyito" que a sus espaldas contaba decenas de antecedentes.

Ladrones que han hecho del robo su modo de vida. Son pocos pero muy activos.

Unos 60 delincuentes suman 3.500 detenciones policiales.

El Gobierno quiere modificar el Código Penal para que las condenas sean mayores para los reincidentes.

Sindicatos policiales y joyeros, el gremio más castigado por los robos, van más allá y piden también medidas cautelares.

Cerca del 40 % de los detenidos en 2011 eran delincuentes reincidentes.

El Gobierno también quiere acabar con la impunidad de quienes cometen hurtos como los de los carteristas, calificados hasta ahora como faltas y no como delitos, pero que generan muchas inseguridad.

La mayoría son detenidos un día sí y otro también, pero a las pocas horas son puestos en libertad.

Gallardón quiere revisar el tratamiento en casos de robo que ahora no son considerados delitos sino faltas, al no superar los 400 euros.

Una reforma penal que incluiría sobre todo los hurtos y los robos. Se pretende acabar así con la impunidad de delincuentes que han sido arrestados en múltiples ocasiones.