Muere el hombre detenido por los Mossos y que acabó en la UCI

nacional

| 01.01.2012 - 18:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El hombre que acabó en la UCI del Hospital de Manresa tras ser detenido por varias dotaciones de los Mossos d'Esquadra ha fallecido esta tarde, según han confirmado a Efe fuentes del centro sanitario y de la familia.

Sergio E.C., de 34 años de edad y con trece órdenes de búsqueda y captura, acabó la madrugada del pasado viernes en la UCI del Hospital de Manresa tras ser detenido por varias dotaciones de los Mossos, ante los que, según la versión policial, se enfrentó de forma violenta, causando lesiones a cinco agentes.

En cambio, un portavoz de la familia ha señalado esta tarde a Efe que a Sergio, que ha fallecido hacia las 14:30 horas, "lo han matado los Mossos, que ahora intentan tapar lo que hicieron".

Por la mañana los familiares del fallecido ya han denunciado ante el juzgado de instrucción de Manresa que los Mossos le golpearon de forma indiscriminada, lo que le provocó varias contusiones y un paro cardiorrespiratorio que le mantenía en coma.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso Efe, ponen de relieve que los agentes golpearon "con mucha agresividad" a Sergio E.C., un hombre muy corpulento y que los policías definieron como una persona "muy conflictiva".

Según los familiares, Sergio E.C., que estaba acompañado por su novia, no ofreció resistencia en ningún momento y en cambio, tras ser maniatado de pies y manos, fue golpeado "indiscriminadamente" por parte de los agentes, lo que le provocó múltiples contusiones y seguidamente un paro cardiorrespiratorio.

Por su parte, el conseller de Interior, Felip Puig, ha defendido hoy a los Mossos que el viernes detuvieron a este hombre y ha señalado que el sobreesfuerzo que éste hizo al enfrentarse con "excesiva" violencia a los agentes le pudo provocar el paro cardiorrespiratorio.

Puig ha insistido en subrayar como posibles factores desencadenantes del paro cardiorrespiratorio la propia constitución del detenido, de una gran envergadura, así como el sobreesfuerzo que llevó a cabo para oponerse de forma violenta a los agentes.