Morenés ve "injusto" que el soberanismo catalán use a las Fuerzas Armadas

Avisa de que de la mentira salen "sociedades enfermas"

Morenés (Morenés)

nacional

| 11.08.2013 - 18:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, considera "injusto" la "utilización política" de las Fuerzas Armadas que, a su juicio, se ha hecho para el discurso soberanista catalán, porque "no obedece a la verdad". Y avisa a los nacionalistas: "Si se hace política desde la mentira, las sociedades que se crean son sociedades enfermas".

En una entrevista con Europa Press, el ministro de Defensa, ha insistido en que no hay que "utilizar argumentos que no obedecen a la verdad para hacer política". De hecho, ha insistido en que "lo importante" en política es "el sentido de la responsabilidad" y saber que "por encima de todo está la verdad".

Por eso, ha criticado "la utilización" que se ha hecho de los militares en el argumentario independentista y que incluso llevó a cuatro eurodiputados catalanes a pedir protección a la Comisión Europea ante una supuesta "amenaza militar". "Más que molestarme, me parece injusto porque no obedece a la verdad", ha señalado el ministro, que ha insistido en que él cree "firmemente que con la verdad se puede hacer política".

Por ello, también ha censurado las críticas de CiU al acto en el que anunció, el pasado julio, que la Academia de Suboficiales del Ejército de Tierra en Talarn (Lérida) continuará su labor de formación, una preocupación que movilizó a la comarca del Pallars, donde varios municipios de todos los colores, algunos independentistas, pidieron a Defensa su continuidad.

"LA POLÍTICA ES UN MUNDO EXTRAÑO, LO QUE ES BUENO SE CONVIERTE EN MALO"

"La política es un mundo extraño, donde lo que es bueno de repente se convierte en malo y lo que es malo se convierte en bueno. Hay que tener una cierta capacidad de entender que por encima de todo está la verdad", ha apuntado Morenés.

En cualquier caso, el ministro ha destacado que, cuando acudió a Talarn el pasado julio, lo que vio fue "una alegría verdadera, sincera y auténtica de las personas que estuvieron allí". Y ése es "el mensaje" que, ha dicho, recibió de "alcaldes, diputados, senadores, trabajadores, del comité de empresa y de los propios militares".

En definitiva, ha dicho, la noticia fue recibida "con gran alegría por el pueblo catalán en sus diversas manifestaciones políticas y sociales". "Y ésa es la alegría que yo creo que es la importante, porque creo que es auténtica, sincera y real", ha recalcado.

A partir de aquí, ha reprochado a quienes pretenden "hacer política" con un acto "que le vino muy bien a la zona del Talarn, al Pallars, a Cataluña y a toda España". "El que quiso estuvo allí y el que no quiso no fue", ha rechazado, tras recordar que en la Academia hubo "representantes de CiU, del PSC y alcaldes de la zona que no son precisamente del PP".

CiU ha criticado que en el acto de entrega de despachos, durante el que se anunció la academia de Talarn, se permitió entregar diplomas a la senadora y presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, y no a "algunas autoridades de la Generalitat de Cataluña".

Morenés ha insistido que en política "lo importante es el sentido de la responsabilidad" y, por eso, al ser preguntado acerca de si considera que finalmente la Generalitat de Cataluña llevará a cabo el referéndum soberanista, ha insistido en que lo relevante en el ejercicio del poder es "saber de verdad cuáles son los objetivos de la política y cómo desde esos objetivos se sirve al interés general de las personas".

"Cualquier otro discurso que no obedezca estrictamente a eso es un discurso que acaba siempre en un despertar triste. Y yo no soy nada partidario de esos despertares tristes cuando se puede vivir en una armonía absolutamente evidente, como se ha vivido a lo largo de muchos, muchos años --ha insistido--. No soy nada partidario de búsquedas de sistemas alternativos que no se sabe a dónde conducen".

El ministro ha advertido además de que "la debilitación de España como unidad política va en perjuicio de todos los españoles, incluidos los catalanes, de todos los europeos, que son socios, y en general del mundo". De hecho, ha recalcado que Europa también "quieren una España sólida, unida y fuerte".

Y, ante esta situación, Morenés ha recordado que el Ejecutivo "tiene una línea absolutamente clara", que es "el Estado de Derecho". "El Gobierno está obligado, y así lo hemos jurado todos los cargos públicos en Espala, a cumplir y hacer cumplir la Constitución cono norma fundamental del Estado", ha afirmado, para después remachar que "no hay razón alguna en el siglo XXI para que eso se pueda conculcar de alguna manera por vías que no sean estrictamente el cumplimiento del Estado de Derecho".

El ministro de Defensa ha aplicado este mismo discurso al futuro en el País Vasco y, ante la pretensión de que los años de terrorismo se resuelvan como un 'conflicto político', se ha mostrado convencido de que habrá una victoria de los demócratas porque "se puede hacer política con la verdad".

"No solamente se puede sino que se debe -ha explicado-. Si se hace política desde la mentira, desde la no verdad o la falta de verdad, las sociedades que se crean son sociedadse enfermas y eso no puede llevar a un final de convivencia razonable entre todos los españoles".

LOS ABUCHEOS AL HIMNO SON "DE UNA PROFUNDA BAJEZA"

Por otra parte, preguntado acerca de qué le parecen los abucheos al himno español, como los que se produjeron en los últimos mundiales de natación celebrados en Barcelona, Morenés ha señalado que "el insulto a los símbolos de la nación" le parecen "sobre todo una enorme falta de educación".

Porque, según ha recalcado, "la democracia también es educación y respeto a los sentimientos de los demás". "Los insultos a la bandera o al himno me han parecido siempre de una profunda bajeza", ha insistido.

Del mismo modo, también ha lamentado los abucheos que se han proferido en algunos actos públicos a miembros de la Casa Real. A su juicio, "hay mejores maneras de manifestar el desacuerdo con determinadas instituciones, sean las que sean", porque ésta es "poco civilizada".

No obstante, aunque ha explicado que "como falta de respeto" no puede "admitir" los abucheos, tampoco le parecen "de una gravedad extrema". En cualquier caso, se ha mostrado "seguro de que la Casa Real tiene el cariño y el afecto de la inmensa mayoría de los españoles, tanto por lo que ha hecho, como por lo que hace, como por lo que va a seguir haciendo".

"EJEMPLARIDAD NOTABLE" DE LA CASA REAL EN EL CASO URDANGARIN

En relación a la gestión del caso Urdangarin por parte de la Casa Real, Morenés ha explicado que la "reacción" que han tenido ante la imputación del marido de la Infanta Cristina en una causa de corrupción ha sido la de unos "padres de familia", pero también "jefes del Estado y Reyes de España".

En su opinión, han actuado con "una ejemplaridad notable, poniendo al Estado de Derecho por encima de sus propios sentimientos, como corresponde a la jefatura del Estado".

Morenés ha destacado además que a las personas "las juzgan los tribunales" y no "la opinión pública ni los medios". "Eso es algo extraordinariamente importante, porque aquí hay una familia que está sufriendo muchísimo como familia, no como Casa Real, y creo que merecen el mismísimo respeto que merece cualquier persona que se vea en esa situación", ha remachado.