Morenés asiste al funeral por los tres legionarios muertos en una explosión

nacional

| 25.05.2013 - 11:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha presidido hoy en la base de la Legión en Viator (Almería) el funeral por los tres militares que murieron el pasado lunes en una explosión, que tendrá lugar una vez concluido el trabajo forense para identificar los cuerpos, han informado a Europa Press fuentes de este Departamento.

El funeral por los brigadas Manuel Velasco y Antonio Navarro y el sargento Francisco Prieto, tres expertos en desactivación de explosivos con una amplia y reconocida experiencia en misiones internacionales, ha tenido lugar en la base 'Alvarez de Sotomayor' de la Brigada de la Legión a las 11 horas.

Además del ministro, acudieron, entre otras autoridades civiles y militares, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Jaime Domínguez Buj.

No acudió ningún miembro de la Casa Real, ya que el Príncipe se encuentra viajando de regreso a España desde Ecuador, donde ayer acudió a la toma de posesión de su presidente, Rafael Correa, y el Rey continúa recuperándose de su última operación de espalda y por el momento no ha realizado ningún viaje oficial.

Mientras tanto, ya han comenzado los trabajos para instalar la capilla ardiente en los "comedores nobles" del acuartelamiento, que quedará abierta a lo largo de esta jornada, sólo será de acceso para los familiares y allegados. La base acogió el jueves una misa "íntima" por los tres suboficiales fallecidos, a la que asistieron también compañeros de la Unidad de Zapadores.

Por otro lado, han trasladado que la Brigada de la Legión (Brileg) está colaborando con la Policía Judicial de la Guardia Civil en la investigación para aclarar las causas de la detonación, ya que las primeras hipótesis apuntan a que pudo producirse durante el traslado de explosivos.

En cualquier caso, la zona en la que se produjo la deflagración sigue acotada y se ha restringido el acceso para continuar con la práctica de pruebas. LA CABO HERIDA COLABORA YA EN LA INVESTIGACION

Con respecto a los dos legionarios que resultaron heridos de diversa consideración, las mismas fuentes han asegurado que la cabo primera Escámez, quien sufrió lesiones leves por metralla, se ha incorporado a la base para ayudar en las pesquisas que ayuden a determinar en qué circunstancias se produjo la explosión después de reencontrarse con su pareja, destinado en el contingente desplazado a Malí.

Por su parte, el sargento Francisco González permanece ingresado en UCI del complejo hospitalario de Torrecárdenas en estado estable aunque el pronóstico sigue siendo grave. "Ha sufrido pérdida de masa muscular en el glúteo izquierdo y se recupera de la fractura abierta de fémur y tibia en esa misma pierna", han detallado.