Moratinos: ni "conflicto ni una crisis", con Marruecos

nacional

| 20.08.2010 - 07:47 h
REDACCIÓN
Más sobre: MelillaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, ha asegurado que lo ocurrido en los últimos días en la frontera de Melilla no ha supuesto "un conflicto, ni un eventual conflicto, ni una crisis bilateral".

Moratinos ha asegurado que "precisamente dado el excelente estado de las relaciones con Marruecos se han podido resolver los incidentes en la frontera" y, ha insistido el ministro, "a través de los canales diplomáticos entre los dos países"."He hablado en varias ocasiones con mi homologo marroquí, Taib Fasi Fihri, para disipar cualquier malentendido que pudiera afectar a la situación de la frontera en Melilla", ha agregado Moratinos.

Este jueves, el director general de la Policía y la Guardia Civil, Javier Velázquez, daba ya por solucionados los incidentes que estos días se han registrado en el puesto fronterizo de Melilla, que ha recuperado la normalidad tras el boicot de mercancías en las últimas jornadas.

Desde el municipio pontevedrés de O Covelo, el máximo responsable de las fuerzas de seguridad se ha referido a su viaje ayer a Marruecos para preparar la visita que el próximo lunes realizará el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Tras constatar las "muy cordiales" relaciones entre España y Marruecos, Velázquez ha explicado que ayer se reunió con responsables de la Gendarmería y del Ministerio del Interior marroquí para resolver el conflicto, que "ya se ha solucionado".

Precisamente, Rubalcaba y su homólogo marroquí, Taieb Cherkaoui, comparecerán el lunes en Rabat para explicar el contenido de la reunión que previamente mantendrán, en la que abordarán, además del conflicto en Melilla, la lucha contra el terrorismo, la inmigración ilegal o el tráfico de drogas.

Recuperada la normalidad

Mientras, la frontera de Beniz-Enzar de Melilla con Marruecos ha recuperado la normalidad y se han retirado la veintena de pancartas críticas contra España, así como las banderas marroquíes que fueron colocadas por activistas de ese país.

El tráfico de vehículos y ciudadanos en dirección a Marruecos ha sido fluido, mientras que el del país vecino hasta Melilla ha sido denso en las primeras horas del día.

Este jueves ha continuado la polémica por la visita a la ciudad autónoma ayer del ex presidente del Gobierno José María Aznar y por la ausencia de miembros del actual Ejecutivo.

Más reacciones

Así, el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha criticado la falta de "firmeza" y de "contundencia" del Gobierno ante la actuación de "cuatro desalmados" que han boicoteado el tránsito de mercancías en la frontera.

Imbroda ha reprochado también ha Rubalcaba que no "levantara la moral" de "su gente" y que no le haya llamado tras los incidentes, si bien ha deseado "fervientemente" al ministro de Interior que tenga éxito en la reunión del lunes con las autoridades marroquíes para resolver un "espinoso asunto".

Ha defendido la presencia de Aznar en Melilla, al igual que ha hecho el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, quien, en declaraciones a Punto Radio, ha asegurado que la visita del ex presidente del Gobierno no puede ser considerada como una deslealtad. "Aznar es un español que visita Melilla, que es España. Y que un español visite España nunca puede ser considerado una deslealtad por el Gobierno. Cuando el Gobierno dice que es desleal que un español visite España, es que ese Gobierno se avergüenza, tapa e intenta ocultar una parte de España", ha aseverado Imbroda.

Por su parte, el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, también del PP, ha considerado que debería verse como algo normal que cualquier ciudadano vaya a Melilla y ha dicho que lo "grave" es la "dejación en la defensa de la dignidad de los españoles de esa ciudad" por parte del Ejecutivo.

Desde las filas socialistas, la secretaria de Política Internacional, Elena Valenciano, se ha mostrado convencida de que el Gobierno arreglará "las cosas" con Marruecos "a pesar" del PP y de "su deriva irresponsable".

Valenciano se ha preguntado en su blog si alguien cree que las visitas de Aznar y de González Pons a la ciudad autónoma obedecían a "un afán de ayudar y de contribuir a relajar la tensión con Marruecos".

De "inoportuna, desleal e irresponsable" ha tachado la visita de Aznar el PSOE melillense en boca de su portavoz adjunta en la Asamblea de la ciudad autónoma, Celia Sarompas.

El sindicato Unión Federal de Policía (UFP) ha registrado un escrito en el que pide que Rubalcaba visite el puesto fronterizo para ver directamente cómo está la situación y apoyar a las mujeres policías, a las que ha homenajeado el Sindicato Unificado de la Policía (SUP).

El lunes la Diputación Permanente del Congreso se reunirá para debatir la petición de algunos grupos de que comparezcan Rubalcaba y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, para explicar los incidentes.