Montoro niega haber negociado el déficit con Cataluña del 2%

Asegura que todas las CCAA tienen que "seguir corrigiendo" el déficit porque es garantía de cohesión social

Cristobal Montoro (Carru Montoro)

nacional

| 18.05.2013 - 11:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha negado este viernes que haya alcanzado un acuerdo con Cataluña para que esta comunidad tenga un déficit del 2 por ciento, ya que, según ha dicho, ni tiene la cifra ni capacidad para llevar a cabo en este momento esa negociación.

Así se ha pronunciado Montoro durante la mesa redonda 'Administraciones Públicas al servicios de los ciudadanos' después de que la consejera de Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, haya pedido al ministro que sea "sensible" con todas las comunidades y que ese reparto del déficit sea "bueno para toda España" y, "a ser posible, por igual" en todas las autonomías, de forma que no se permita que se siga reduciendo servicios de urgencia y colegios.

Ante las suspicacias que se han producido entre los 'barones' del PP ante la posibilidad de que se haya llegado a un acuerdo con Cataluña sobre el déficit que beneficie a la Generalitat, Montoro ha querido dejar claro que no ha negociado con Artur Mas un déficit del 2 por ciento. "Yo no he negociado con nadie. Os seguís creyendo demasiado los titulares", ha enfatizado.

Dicho esto, ha explicado que viajó a Cataluña hace una semana para participar en la Junta del PP catalán y "aprovechó para otros encuentros" con el Gobierno catalán, pero no negoció el déficit porque no podía hacerlo. "Lo demás son dimes y diretes", ha exclamado ante los diputados y senadores del PP que participan en las jornadas 'populares'.

A renglón seguido, ha señalado que él lo que dijo en Barcelona es que Cataluña tenía que bajar el déficit por debajo del dos por ciento, pero al día siguiente vio que en titulares se decía que él había aceptado que Cataluña tuviera un 2 por ciento de déficit. "Yo no he dicho jamás eso porque sencillamente no pude decirlo. No tenía capacidad para decirlo. No tengo la cifra y no puedo negociar ninguna cifra que no tengo", ha insistido.

NEGOCIAR "CON TODOS"

Tras asegurar que hay que negociar "con todos" buscando "el interés de todos", Montoro ha indicado que las comunidades tienen que seguir reduciendo el déficit hasta llegar al equilibrio presupuestario pero sin "perjudicar" la actividad económica. A su entender, se puede gobernar desde la austeridad presupuestaria con crecimiento económico.

Abundando en este argumento, ha señalado que "todas" las administraciones públicas tienen que "seguir corrigendo" los déficits públicos porque la prestación de servicios públicos tiene que ser "garantía de cohesión social" y "motor de crecimiento" económico. "El esfuerzo de reducción del déficit público ha sido fundamental para acortar esta crisis, igual que las reformas estructurales", ha declarado.

SUBIDA DE IMPUESTOS, "INELUDIBLE"

Sobre la subida de impuestos, ha admitido que no le gustaba esta medida pero era "ineludible" para evitar la crisis, ya que ha ayudado a que España haya reducido su "déficit estructural a la cabeza del mundo". Dicho esto, ha recalcado que se ese aumento impositivo se ha realizado "con equidad", ya que el impuesto de sociedades es el que "más recaudó" en 2012.

Dicho esto, ha recordado que ni siquiera están a mitad de legislatura y que bajará los impuestos en cuanto la coyuntura y el escenario económico lo permita. De hecho, ha añadido que en enero de 2014 entrará en vigor el IVA de caja para dos millones de contribuyentes.

"Hoy podemos decir a la sociedad española mirándola claramente a los ojos que ha valido la pena, que el camino que estamos recorriendo es el camino que nos está sacando de la crisis. Desde el Gobierno tenemos un optimismo fundado y sabemos lo que estamos haciendo", ha manifestado.

En su discurso, el ministro ha asegurado que España está viviendo una situación "inédita" porque habido "un cambio en la balanza de pagos sin devaluación", hay "acceso a la financiación" que tanto "necesitaba" España y la inflación es la "más baja de la historia", con un IPC del 1,4 por ciento en abril. De hecho, sobre este último dato, ha dicho que el IPC estará por debajo del 1 a final de año, "más cerca del 0,5 por ciento".