Montoro: "España necesita una reforma fiscal para dar respiro a los trabajadores"

Asegura que España se puede permitir bajar los impuestos y que lo necesita para impulsar la actividad

Montoro dice que no subirá el IVA por ser "innecesario" y "contraproducente"

nacional

| 18.09.2014 - 08:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha destacado que España necesita una reforma fiscal para "dar un respiro a los trabajadores" y "compensar" el esfuerzo de los contribuyentes para salir de la crisis económica.

Durante el pleno del Congreso en el que se debate y votan las enmiendas a la totalidad presentadas a los tres proyectos de ley sobre la reforma fiscal (IVA, Impuesto sobre Sociedades e IRPF), Montoro ha señalado que España se puede permitir una rebaja fiscal ante la mejoría de las expectativas económicas y porque los ingresos presupuestados se van a cumplir.

Asimismo, ha añadido que supondrá un "respiro" para las familias y empresas, ya que habrá mayor dinero circulando y aumentará la inversión y el consumo. En este sentido, ha dicho que los ciudadanos serán los que pondrán en marcha "el motor" de la economía gracias a esta reforma y ha puntualizado que tras el esfuerzo "titánico" realizado por la sociedad "el peligro de naufragio de la economía ha pasado".

“PONDRÁ "MÁS DINERO EN EL BOLSILLO DE CIUDADANOS"

Ha aseverado que esta reforma es el canal que pondrá "más dinero en el bolsillo de ciudadanos", y ha destacado la recuperación de la economía. No obstante, ha puntualizado que "¿de qué sirve si nos ponemos en marcha con una velocidad baja?. Si nos conformamos con flotar acabaremos a la deriva, por lo que necesitamos un nuevo motor que nos lleve a la orilla y a un puerto económico sólido y de creación de empleo", ha aseverado.

Montoro ha asegurado que la recuperación económica ya está entrando en el "umbral" de la puerta de decenas de miles de hogares y que "son decenas de miles de personas las que están encontrando trabajo en España en los últimos meses". El ministro ha dicho que el camino ha sido largo y difícil y que ha costado "mucho trabajo ponernos en pie".

Ha asegurado que la sociedad española será la "protagonista en el relanzamiento de la economía y los ciudadanos serán los que llevarán el barco a buen puerto" a través de sus decisiones de ahorro y gasto, que harán que el crecimiento económico se mantenga con un ritmo ascendente.

Ha explicado que es el momento adecuado para hacer la reforma tributaria, que -en su opinión- sigue una línea de "justicia social y equidad", y ha aseverado que se hace con rigor presupuestario y repartiendo las cargas fiscales.

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

Sobre la reducción en el Impuesto sobre Sociedades, el ministro ha insistido en que las grandes empresas son las que más han ayudado en el aumento de la recaudación tributaria, lo que ha hecho que las bolsas "premien a estos grupos empresariales con una revalorización en bolsa e incrementa la riqueza de las familias españolas que tienen sus ahorros en esos grupos.

Montoro ha destacado que esta reforma mejora los salarios a través de la política fiscal, y con una reducción media del 12,5% del IRPF en 2016. "A partir del año que viene todos los españoles van a pagar menos impuestos", ha dicho.

Así, cuando la reforma esté plenamente en vigor dentro de dos años, 1,6 millones de personas que cobran menos 12.000 euros anuales dejarán de tributar, en tanto que para los 14,4 millones de asalariados que cobran menos de 24.000 euros anuales, 72% del total, la rebaja será de 23,4%. Para los que ganan menos de 18.000 euros, 11,6 millones de personas, 58,5% del total, la rebaja será de 31,06%.

En cuanto al tipo máximo del impuesto, para aquellos que ganan más, ha recordado que también se bajará al 45% en 2016, pero ha querido dejar claro que este mismo tipo era el que estaba en vigor cuando el PP llegó al poder en 2011, y fueron ellos los que lo subieron 7 puntos, que ahora se reducirán progresivamente.

El ministro ha recordado que la reforma "devolverá al bolsillo de los ciudadanos" 5.900 millones de euros con IRPF, 9.000 millones brutos con el total de las reformas de impuestos, lo cual no pondrá en peligro los ingresos de las cuentas públicas y no va a perjudicar la lucha contra el déficit público, ha dejado claro.