Montoro avisa a Pujol que no basta con pedir perdón

Llegará hasta el final por la vía administrativa y judicial

Montoro afirma que Pujol no se acogió a la amnistía fiscal

nacional

| 02.09.2014 - 11:37 h
REDACCIÓN

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha advertido este martes al expresidente de la Generalitat Jordi Pujol de que tiene intención de "llegar hasta el final" para investigar la fortuna que tuvo en el extranjero y actuar por la vía administrativa y la judicial, porque a la vista de las informaciones conocidas no puede descartarse "que se hayan cometido uno o varios delitos".

"Si creía que pidiendo perdón públicamente se hacía borrón y cuenta nueva se equivocaba de pleno", ha dicho Montoro, añadiendo que la obligación del Ministerio es perseguir el fraude fiscal lo cometa quien lo cometa, e independientemente de su poder "económico, mediático o político". Así, actuará en todos los frentes para que "nada ni nadie quede impune".

Ante la Comisión de Hacienda del Congreso, donde comparece para hablar de este caso y de la evolución general de la lucha contra el fraude fiscal, el ministro se ha referido al caso de Pujol como "uno de los más graves casos de fraude fiscal en términos cualitativos de España".

Y ha precisado que si puede hablar del caso es porque, al igual que sucedió con el extesorero del PP Luis Bárcenas, es porque el interesado ha hecho pública su situación tributaria, de modo que "no buscan el amparo de confidencialidad" que ofrece a los ciudadanos la Ley General Tributaria.

Montoro ha asegurado que dará una "respuesta sólida y contundente" a este asunto y ha defendido que la lucha contra el fraude fiscal, que ha tachado de "vergonzante y deleznable", es una "prioridad" para el Gobierno.

Además, ha desvelado que el Gobierno ha dado instrucciones a la Abogacía del Estado para que se persone en los procesos judiciales abiertos a miembros de la familia Pujol para que la actuación de la Agencia Tributaria pueda estar presente en los procedimientos judiciales y no sólo en los administrativos.

También ha confirmado que el 'expresident' no se acogió a la amnistía fiscal decretada por el Gobierno en 2012: "El expresidente no presentó declaración tributaria especial", ha dicho ante la Comisión de Hacienda del Congreso.

UNA COMISION DE INVESTIGACION O UNA REFORMA DE LA LEY

Montoro ha adelantado a los parlamentarios que no podrá dar mucha información de las investigaciones de la Agencia Tributaria a la familia Pujol, pero ha abierto la puerta a que el Parlamento correspondiente cree una comisión de investigación y le reclame información.

Reconociendo que le gustaría poder hablar con "menos cortapisas legales" sobre algunos asuntos tributarios, también ha dicho que podría hacerse una "reflexión" sobre la posibilidad de modificar la Ley General Tributaria, que establece obligación de confidencialidad, para el caso de ciudadanos de "relevancia".

En todo caso, sí ha confirmado algunas de las investigaciones a la familia Pujol Ferrusola en las que ha colaborado Hacienda, entre ellos una entre 2000 y 2002 en la que estaba involucrada a una empresa del Ibex 35. Se ha referido también a la colaboración del servicio de vigilancia aduanera en el caso de las ITV y la investigación de posibles operaciones en Estados Unidos, Suiza, Argentina, Reino Unido, Holanda, México, Luxemburgo y Andorra.

Montoro se ha referido así a algunas informaciones publicadas en los medios, y ha argumentado que cuando una personalidad pública no desmiente lo que se publica sobre ella y tolera incluso "la infamia" no pueden "pedir a los demás más respeto que el que se profesan a sí mismos".

El ministro no ha dado más datos concretos en su intervención inicial, pero sí ha hecho un alegato muy duro contra el expresidente de la Generalitat, empezando por decir que si ha regularizado la fortuna que tenía en el extranjero no ha sido por un "acto de conciencia repentino", sino porque la investigación de Hacienda, las fuerzas de seguridad y los tribunales estaban haciendo "saltar por los aires" lo que tenía oculto.

EL FRAUDE "NO SE EXPIA CON UNA CARTA NOVELADA"

Es más, ha avisado a Pujol de que el fraude fiscal "no se expía con una carta novelada" y de que su supuesta voluntad de colaborar "no es creíble" puesto que aún tiene "cuentas pendientes". Millones de euros ocultados al fisco "no son una anécdota ni un error", ha enfatizado.

Para el ministro, colaborar sería ponerse a disposición del Parlamento catalán y facilitar a la Agencia Tributaria y, en su caso, a la Justicia, toda la información que le piden y no hacer una carta en la que pretende "justificarse" y "humanizar" el asunto aludiendo a una herencia. "Admite que lo ha hecho mal durante 34 años pero no hace nada que indique que está dispuesto a hacerlo bien", ha remachado.

Pero además, ha advertido de que "no todos los contribuyentes son iguales", puesto que los gobernantes --"aprobamos los impuestos que todos debemos pagar y decidimos qué se hace con ese dinero", ha puntualizado"-- tienen la "ineludible obligación de demostrar un comportamiento ejemplar y transparente", durante sus responsabilidades de gobierno y después.

INDEPENDENTISMO E INTERES PERSONAL

Montoro no ha dejado pasar la ocasión de reprochar a Pujol que "a la par que la Agencia Tributaria investigaba la fortuna familia, se ha reconvertido sorprendentemente en un adalid del independentismo". Es más, cree que la "radicalización de los discursos políticos" pidiendo instituciones propias para Cataluña tiene que ver con que "no están contentos con las actuaciones del Estado que nos acoge a todos".

Así, ha criticado a quienes "pretenden lanzar pulsos al Estado y al mismo tiempo se están lucrando y sacando partido personal del mismo" y ha remarcado que "ningún dirigente político sensato puede tolerar la manipulación y el cinismo político de quienes sostiene un discurso político y en privado trabajan por el interés general de unos pocos".

LOS HEREDEROS POLITICOS, ¿CONTAMINADOS?

El ministro ha advertido que estos casos generan indignación en los ciudadanos, y ve normal que éstos se pregunten si los "herederos políticos" de Pujol "no estarán contaminados por esa presunta herencia".

Montoro ha finalizado proclamando que Cataluña "es mucho más" que estos asuntos, y que "tiene representantes políticos más fiables". "La Cataluña real es la emprendedora", ha dicho, y se ha mostrado convencido de que los ciudadanos de Cataluña "que tienen razón en sentirse engañados" valorarán la "fortaleza del Estado" en este caso.