Montilla reconoce que CiU "está fuerte", aunque cree que pueden revertir la situación

nacional

| 21.11.2010 - 15:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de PSC y candidato a la reelección a la Generalitat, José Montilla, ha reconocido que las encuestas publicadas este domingo reflejan que su grupo "va segundo" y que su rival --el candidato de CiU, Artur Mas-- "está fuerte", aunque ha asegurado que deben trabajar desde el PSC, ya que ven posible revertir la situación.

Según Montilla, los sondeos también muestran que su partido ha recuperado posiciones con respecto al inicio de campaña, pero que todavía no han "remontado" lo suficiente, por lo que ha emplazado a los 1.200 asistentes al mitin celebrado este domingo en Lleida a hacer un último esfuerzo, habida cuenta de que, a su juicio, sólo hay dos candidatos posibles: Más y él.

Montilla se ha visto arropado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y por el presidente del Instituto Europeo de Florencia, Pepe Borrell, a los que ha utilizado de ejemplo de que no siempre se cumplen las encuestas, como sucedió en las generales de 2004 o en las primarias del PSOE.

La bipolaridad de posibles candidatos a ganar las elecciones a la que Montilla hacía referencia ha sido calificada por el presidente del PSC como un combate en el que Mas pretende mostrar que "ya no hay nada que hacer", cuando, a su juicio, todavía queda margen para seguir peleando y ganar.

EL ESPIRITU COMBATIVO

Montilla ha asegurado estar impregnado del espíritu combativo de sus acompañantes, que saben "lo que es ganar contra pronóstico", contra aquellas encuestas que dicen que el rival lo tiene todo a favor; por lo que se ha mostrado convencido a volver a ocupar el cargo de President de la Generalitat a partir del 28 de noviembre.

Para el líder socialista, las encuestas auguran una participación que se promete histórica por lo bajo, cosa que, según su parecer, contenta a Mas, que prefiere poca participación del mismo modo que lo prefieren aquellos grupos que se verían beneficiados de esta situación para ganar un escaño en el Parlament.

Montilla ha asegurado que prefiere una alta participación, aunque pierda escaños, que ganar las elecciones con un alto índice de abstencionismo; y ha recordado que todavía hay un 35% de indecisos.

Para convencerlos se ha referido al trabajo que los socialistas han hecho en la provincia ilerdense, recordando que la construcción del Aeropuerto de Lleida Alguaire fue una promesa convergente que no se llegó a realizar y que, "ahora que lo hacen los socialistas", dicen que no lo hubieran construido nunca. "Aunque Mas vino corriendo para hacerse la foto", ha matizado.

En ese aeropuerto ha aterrizado Zapatero para formar parte del mitin, demostrando, a juicio de Montilla, que su grupo sí sale del área Metropolitana, auque hay quien dice que no lo hacen.

También ha citado la creación del canal Segarra-Garrigues y de la ampliación de las líneas ferroviarias, de las que ha asegurado que se creará una red de trenes de Cercanías en torno a Lleida.