Monedero "simuló" un negocio inexistente por el que facturó tres años más tarde

nacional

| 23.01.2015 - 16:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores de la formación de Pablo Iglesias, sigue sin aportar ni una sola prueba que justifique el origen de los medio millon de euros que ingresó de regímenes como el de Venezuela.

Los expertos fiscales apuntan a que el número dos de Podemos podría haber creado una empresa fantasma para facturar como sociedad y dejar de pagar más de 100.000 euros en impuestos. Advierten de la penalización de esta práctica. Hacienda ha puesto la lupa en casos similares.

Monedero habría simulado la creación de una empresa para cobrar 425.000 euros por unos trabajos realizados a los Gobiernos de Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador.

De momento, se ha comprometido a presentar la documentación en cuanto se lo autoricen los que le contrataron. El BCE desliza que Monedero no trabajó directamente para el organismo.

"Esto es un caso de simulación, hacer figurar servicios a una empresa que no existía", afirma un asesor fiscal consultado por el diario El Mundo, en relación al dinero facturado por Juan Carlos Monedero en 2013, por unos servicios de asesoría -idear una moneda bolivariana- hechos en 2010, a través de una empresa de la que no hay constatación legal en ningún registro hasta el 23 de octubre de 2013.

LÍO DE FECHAS

"Es una sociedad del año 2013 con ingresos conseguidos en 2010, y con unos gastos de explotación computados tres años después de realizar el trabajo", indica otra voz autorizada en materia fiscal.

Caja de Resistencia Motiva 2 -el nombre de la empresa de marras- consta en el Registro Mercantil con fecha del 23 de octubre de 2013. Monedero es el administrador de la misma. Y según la documentación oficial, las primeras cuentas registradas en dicha empresa es el ingreso de 425.150 euros, además de un gasto de explotación por 2.159 euros y 57.548 euros en proveedores.

En un artículo publicado en la web del Colegio de Graduados Sociales de Barcelona, el magistrado Eduardo Barrachina afirma que "los negocios simulados constituyen un tipo de negocio anómalo, en los cuales existe una contradicción entre la voluntad interna y la voluntad declarada, de forma que de esta contradicción nace un negocio que se califica aparente".

Ante las primeras críticas surgidas por la creación de esta empresa, y ante un posible fraude fiscal por no pagar los impuestos de IVA correspondientes (lo que le han reprochado tanto PP como PSOE), Monedero afirmó que ésto no pudo hacerlo ya que "en estos países no se factura con IVA".