Monago remodela su gobierno tras dimitir el consejero de Economía

Salen Antonio Fernández y Pedro Tomás Nevado-Batalla, y se incorporan Clemente Checa y María Angeles Muñoz

Cristina Teniente, se hará cargo de la nueva Consejería de Economía, Competitividad e Innovación

Hacienda se une a Administraciones Públicas y a su frente estará Clemente Checa

Monago

nacional

| 18.06.2014 - 12:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago, ha anunciado una amplia remodelación de su gabinete que afecta a varias consejerías, tras presentar la dimisión irrevocable su hasta ahora consejero de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, por "motivos personales", según ha dicho.

Monago ha comparecido en rueda de prensa para anunciar esta remodelación, en la que la vicepresidenta, Cristina Teniente, se hará cargo de la nueva Consejería de Economía, Competitividad e Innovación, mientras que Hacienda se une a Administraciones Públicas, en la que cesa como titular Pedro Tomás Nevado-Batalla. Al frente de esta consejería estará el presidente del Consejo Consultivo de Extremadura, Clemente Checa.

Además, la directora general de Empleo, María de los Ángeles Muñoz, se hará cargo de la nueva Consejería de Empleo, Mujer y Políticas Sociales, con el ánimo sobre todo en este último apartado de impulsar la implantación de la renta básica en la comunidad autónoma.

TERCERA REMODELACIÓN

Monago lleva a cabo así la tercera remodelación de su gabinete, la más amplia, después de cambiar en dos ocasiones a los consejeros de Salud y Política Social, con el objetivo de nuevo impulso a su gobierno y centrarse en el empleo, según ha expuesto, a menos de un año de las próximas elecciones autonómicas.

Tras lograr en estos tres años de legislatura "corregir" el desequilibrio presupuestario y reducir el déficit y el endeudamiento, según el presidente extremeño, "ahora se abre un nuevo escenario de crecimiento y de creación de empleo que hace necesario que el Gobierno regional se centre en este último punto, así como en el impulso de las políticas sociales.

Monago ha insistido en que ante esta situación no se puede ejercer el "inmovilismo", porque "el tren va muy deprisa y no puede hacer paradas".

En ese sentido, ha reconocido que ha aprovechado la dimisión de Fernández para que "este gobierno no sólo no se pare, sino que tome un nuevo impulso" y ha adelantado que ya tenía pensado el nombre de Clemente Checa para que asumiera responsabilidades de gobierno en la próxima legislatura, si el PP gana las elecciones.

La renuncia de Antonio Fernández ha propiciado este "adelanto", según Monago, quien también ha optado por quitar a la Consejería de Salud las competencias de Política Social y llevarlas al nuevo departamento de Empleo, Mujer y Políticas Sociales.

Izquierda Unida, gracias a cuya abstención gobierna en minoría el PP en Extremadura, llevaba meses reivindicando que se le retirasen las competencias en Política Social al consejero de Salud, Luis Alfonso Hernández Carrón, algo que ahora se materializa en esta remodelación de gobierno pero que Monago no atribuye a ninguna exigencia de IU, "hasta ahí podíamos llegar", ha dicho.

"Eso no quiere decir que no escuche a todo el mundo" y que se decida "poner el acento" en "impulsar con más intensidad" el desarrollo de la Renta Básica como un nuevo derecho social, ha agregado Monago, quien ha insistido en que de este cometido se encargará María de los Ángeles Muñoz, mientras que Hernández Carrón centrará sus esfuerzos en la gestión de la Sanidad.

Por otra parte, a preguntas de los periodistas, Monago ha rechazado que la renuncia de Antonio Fernández responda a su desacuerdo con la política económica y financiera que marca la vicepresidenta en virtud de supuestos acuerdos PP e IU y que habrían encontrado el detonante en la modificación de la ley de crédito cooperativo para controlar Caja Rural Extremadura, tal y como han denunciado socialistas y regionalistas.

Según Monago, Fernández ya le había manifestado hace un tiempo su deseo de abandonar el gobierno, aunque él le convenció para que continuara, hasta su dimisión irrevocable ayer por "motivos personales", ha insistido.