Los mineros llevan hasta el Congreso su protesta

Soria recuerda el plan de cerrar el carbón del PSOE y que ahora siguen las ayudas

Miles de mineros recorren las calles de León para exigir al Gobierno un futuro

nacional

| 13.06.2012 - 07:30 h
REDACCIÓN
Más sobre: MinerosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un pequeño grupo de mineros que asistía al pleno del Congreso para seguir la sesión de control al Gobierno ha sido desalojado de la tribuna pública después de haber exhibido varias camisetas negras alusivas al conflicto de la minería, entre aplausos y muestras de apoyo del grupo socialista. El incidente ha ocurrido después de que el diputado socialista Antonio Trevín hubiera formulado una pregunta al ministro de Industria, José Manuel Soria, sobre los problemas por los que atraviesa el sector de la minería y el papel del Gobierno. Soria ha recordado en su respuesta que fue el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero quien elaboró el plan de cierre de las minerías del carbón.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, recordó este miercoles al PSOE que fue el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero quien elaboró el plan de cierre de las unidades de producción de carbón, y defendió que pese a los recortes, "aun así para este año hay 688 millones para este sector que no tienen otro sector industrial ni energético del país".

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, Soria respondió al diputado socialista Antonio Trevín que el Gobierno socialista fue el que elaboró y remitió a Bruselas en agosto de 2011 el plan de cierre de las unidades de producción de carbón.

En dicho plan, según Soria, "había un calendario muy meridianamente definido, mediante el cual a fecha 1 de enero de 2019 no iba a quedar abierta ni una sola unidad", porque "ese plan establecía que aquellas unidades que estuviesen abiertas tendrían que haber devuelto el conjunto de las ayudas que habían recibido".

Asimismo, el ministro citó al comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ya que hace unas semanas dijo que "toda ayuda que no fuese compatble, tiene que ser devuelta".

De esta forma, Soria apuntó que el gobierno socialista estableció una disminución de las ayudas al sector del 25% en 2013, del 40% en 2015, del 75% en 2017, y preveía "cero ayudas en 2019".

Durante la intervención del ministro, un pequeño grupo de representantes mineros interrumpió la sesión de control al Gobierno portando carteles y camisetas en protesta por el recorte de ayudas al sector.

Los mineros han sacado entonces las camisetas y los diputados del grupo socialista, así como diputados de la Izquierda Plural, han comenzado a aplaudir, puestos en pie, mirando hacia la parte alta del hemiciclo, donde está situada la tribuna del público.

El presidente de la Cámara, Jesús Posada, les ha conminado entonces a deponer su actitud y los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que prestan servicio de paisano durante las sesiones plenarias los han desalojado, entre la fuerte ovación de los diputados del PSOE y de la izquierda minoritaria, todos en pie.

Ayer mismo, Posada tuvo que intervenir también para que el diputado de ERC Alfred Bosch retirara una bandera independentista catalana que exhibió al pleno mientras fijaba la posición de esta fuerza política en el debate de una iniciativa de las Cortes Valencianas para prohibir las "ofensas" a los símbolos de España.

Tras el incidente, el ministro concluyó su intervención justificando el ajuste del 39% a las ayudas del sector al ser una consecuencia de la desviación del déficit presupuestario, pero matizó que "aun así para este año hay "688 millones para este sector que no tienen otro sector industrial ni energético del país".

MILES DE MINEROS RECORREN LAS CALLES DE LEÓN PARA EXIGIR AL GOBIERNO UN FUTURO

Iluminados con sus lámparas y escoltados por los petardos, más de cinco mil mineros, según los propios organizadores, han recorrido las principales calles de la capital leonesa para exigir al Gobierno que de marcha atrás en su decisión de recortar el 64% de las ayudas a la producción del carbón. Precedidos por una pancarta en la que se podía leer "Quieren acabar con todo. No al cierre de la mina de carbón', las comarcas mineras han apoyado, una vez más, a los trabajadores de este sector en una multitudinaria manifestación nocturna que ha salido a las 22 horas de la Junta de Castilla y León y ha terminado en la Diputación Provincial, donde seis mineros permanecen encerrados desde hace 9 días.

Una marea humana ha recorrido durante dos horas, y de manera pacífica, las principales avenidas de León ataviada en la indumentaria propia de los mineros: con un mono gris, un casco y la linterna en la cabeza. "El Gobierno no nos deja ninguna salida, nos ha metido en un callejón en el que sólo nos queda pelear", ha defendido este martes el secretario general de la Federación de Industria de CCOO en León, Alberto González Llamas. Asimismo, ha señalado que exigirá al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que "tome posesión" en el conflicto minero, ya que si la próxima semana se aprueban definitivamente los Presupuestos Generales del Estado la lucha "sería a la desesperada".

Por su parte, el responsable de Minería en FIA-UGT en Castilla y León, José Manuel Alvarez Maestro, ha defendido que esta multitudinaria manifestación es la respuesta para "enseñarle al señor Soria lo que es la minería". También ha señalado que lucharán y "quemarán los últimos cartuchos" hasta que haya una solución.

Amigos, familiares, compañeros, alcaldes de las cuencas mineras y leoneses en general han querido acompañar a los mineros en esta nocturna marcha. Entre ellos, la alcaldesa de Villablino, Ana Luisa Durán, también pidió al Gobierno "que tenga sentido común" para no dejar morir a las comarcas mineras.