Merkel: España "ha hecho sus deberes y va por muy buen camino"

Merkel destaca que los "grandes logros" de España permiten un "rumbo más positivo" de su economía

Zapatero dice que ligar salarios a competitividad depende del ámbito de la negociación colectiva

Merkel pide un pacto de competitividad y dice que la solidaridad europea no basta

Zapatero partidario de que las comunidades elaboren techos de gasto

nacional

| 03.02.2011 - 17:30 h
REDACCIÓN

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que España "ha hecho sus deberes y va por muy buen camino" con las últimas reformas puestas en marcha y subrayó que es "muy positivo y muy tranquilizador" para los mercados que hayan sido apoyadas por los sindicatos y la patronal. En conferencia de prensa tras concluir la XXIII cumbre hispano alemana y en compañía del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Merkel reiteró que no cabe hacer ningún tipo de especulación sobre un posible rescate financiero a España "porque va por muy buen camino y los mercados toman buena nota".

En su opinión, todas estas especulaciones no son útiles, ni positivas y animó a que cada país haga sus tareas.

Merkel afirmó que las relaciones de Alemania con España son muy buenas y ensalzó "las grandes cosas y logros importantes" que está consiguiendo España, "con unas reformas que permiten cambiar su rumbo hacia un ámbito más positivo". Así, valoró el hecho de que muchas de esas reformas se pongan en marcha con la cooperación de los empresarios y de los sindicatos, "lo que mejora la aceptación de estas medidas".

La canciller aseguró que las reformas no son fruto del parecer de una dirección política en concreto, sino que son necesarias para el buen funcionamiento del país.

Por su parte, Zapatero destacó que España es un país que cumple con sus compromisos y con sus deberes. Zapatero recordó en este sentido la reciente firma del pacto social, "que contó, dijo, con el fuerte respaldo de la voluntad reformista e innovadora de los empresarios y de los sindicatos".

MERKEL PIDE UN PACTO DE COMPETITIVIDAD Y DICE QUE LA SOLIDARIDAD EUROPEA NO BASTA

La canciller alemana, Angela Merkel, ha valorado hoy las reformas adoptadas por los socios europeos ante la crisis y ha ratificado su respaldo al euro, pero ha advertido de que además de solidaridad es necesario un "pacto de competitividad" y ha instado a la UE a dar "pasos importantes" antes de marzo.

Los Veintisiete se reúnen mañana en Bruselas en una cumbre extraordinaria y en el almuerzo analizarán ese pacto que defiende Alemania para la zona euro y que, ha subrayado hoy Merkel en rueda de prensa en La Moncloa tras concluir la XXIII Cumbre hispano-alemana, debería estar listo para el Consejo Europeo de marzo.

En ese pacto ha incluido como ejemplos la necesidad de avanzar hacia unos costes laborales unitarios -eliminando las cláusulas que ligan salarios e inflación-, la armonización de la base imponible del impuesto de sociedades y el retraso progresivo de la edad de jubilación -como ya han hecho Alemania, Francia y España-.

Merkel, quien ha destacado el apoyo de Zapatero a este pacto, ha considerado que Europa no puede quedarse parada tras el Tratado de Lisboa, porque el mundo está cambiando a una velocidad vertiginosa. A su juicio, además de fortalecer el Pacto de estabilidad y crecimiento, es necesario lanzar "una señal importante" al mundo y demostrar la voluntad política de adoptar todas las reformas necesarias. "Entonces podremos decir con confianza en nosotros mismos que hemos superado" el reto de la crisis, ha recalcado.

A su juicio, todos los indicadores económicos relacionados con la competitividad deberían incluirse en ese pacto. Ha insistido así por ejemplo en la necesidad de armonizar la base imponible del impuesto de sociedades, cuestión sobre la que llevan años negociando los socios europeos, y ha instado a todos los Estados a "poner de su parte" para lograr una solución "razonable" y evitar veintisiete modelos diferentes, como se ha hecho con el IVA. En su opinión, esa armonización no implicaría necesariamente incrementar las competencias comunitarias y bastaría con coordinar las políticas nacionales.

Zapatero ha elogiado el "sentido común" de muchas de las propuestas del Pacto y ha considerado "lógica" esa armonización cuando se comparte una moneda y ha apostado por fijar "una banda" en la que se tengan que mover los tipos impositivos.

SALARIOS Y PRODUCTIVIDAD

José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido que la reforma de la negociación colectiva y, por tanto, la posibilidad de ligar o no los salarios a la evolución del IPC, debe ser discutida por empresarios y sindicatos, y añadió, sin entrar en el debate, que ése debe ser "el papel del Gobierno".

Zapatero terció así en el debate abierto por la propia Merkel sobre la conveniencia de que España elimine las cláusulas de revisión salarial y no vincule los salarios a la evolución de la inflación. Zapatero, que eludió manifestar su opinión al respecto, insistió en "dejar a la negociación colectiva lo que le corresponde", y recordó que empresarios y sindicatos han establecido ya un principio de compromiso para reformar los convenios colectivos.

"Los aspectos fundamentales de la negociación colectiva lleva tres décadas sin conocer ninguna reforma y ahora la va a conocer y en profundidad, pero dejemos a las partes que trabajen, debe ser el papel del Gobierno", subrayó.

ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA Y TECHOS DE GASTO

Ante la propuesta alemana de prohibir por ley los déficit excesivos, Zapatero ha destacado que ya hay leyes de estabilidad presupuestaria y ha apostado por trasladarlas a las comunidades autónomas. Ha recordado así el compromiso de las comunidades gobernadas por el PSOE para establecer por ley un techo de gasto anual.

El jefe del Ejecutivo ha presentado a España como un "firme defensor y buen cumplidor" del Pacto de estabilidad y crecimiento porque, ha recalcado, es uno de los países que menos veces lo ha vulnerado y está respetando sus compromisos de rebajar el déficit y la deuda.

Ha coincidido con Merkel en la necesidad de que la UE, "un gran laboratorio de innovación", haga cambios en favor de la competitividad coordinando las políticas económicas. En este contexto ha agradecido al respaldo de Merkel al euro y a Europa "en un año de dificultades", en referencia a las elecciones previstas en varios Estados alemanes, y le ha instado a continuar siendo el "sostén fundamental" de la moneda única.

La canciller alemana ha visitado este jueves Madrid acompañada de seis de sus ministros, los titulares de las carteras de Exteriores, Finanzas, Economía, Trabajo y Asuntos Sociales, Transportes e Infraestructuras y Educación y Ciencia para participar en la XXIII Cumbre Hispano-Alemana.

Merkel ha iniciado su visita con una audiencia con el Rey, Juan Carlos I, en el Palacio de la Zarzuela y después ha sido recibida con honores militares en el Palacio de la Moncloa, tras la cual ha mantenido una reunión bilateral con Zapatero. Por último, ambos dirigentes han celebrado un almuerzo de trabajo con los miembros de la delegaciones y con empresarios y representantes de la organizaciones sindicales y empresariales.