Mercedes Fernández será la candidata del PP en las elecciones asturianas

Mercedes (Mercedes)

nacional

| 02.02.2012 - 19:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La diputada del PP por Asturias Mercedes Fernández será la candidata de los populares en las próximas elecciones asturianas, adelantadas al 25 de marzo, han informado a Efe fuentes de este partido.

A lo largo de la tarde de ayer se produjeron las primeras conversaciones de Fernández con la secretaria general, María Dolores De Cospedal, y con el responsable de Política Autonómica, Javier Arenas, y si bien pidió "un poco de tiempo" para reconsiderar su elección, ya dejó ver que estaba muy cerca de aceptar, según las mismas fuentes.

La decisión no se antojaba fácil para Fernández, más conocida en el partido como "Cherines", ya que se había integrado en la dirección del grupo parlamentario en el Congreso y, según compañeros suyos, estaba "muy a gusto".

También influía su antigua sintonía con el presidente asturiano, Francisco Álvarez-Cascos, pero al final ha pesado más su "disposición" al Partido Popular, cuya dirección nacional apostaba por ella como primera "y casi única" opción tras cosechar "un gran éxito" como número uno en las pasadas elecciones generales.

Ella misma dijo ayer en la Cadena Cope que estaba a disposición del partido, pero no ha sido hasta hoy cuando las fuentes consultadas han confirmado lo que era un deseo de la dirección nacional desde el momento en que Cascos anunció que adelantaba las elecciones: que "Cherines" repitiera.

De hecho, como recuerda una fuente de Génova, la elección de Fernández para liderar la lista de Asturias en las generales de noviembre no era una maniobra para cubrir ese proceso electoral, sino una decisión para el medio y largo plazo. Los planes con Fernández incluso contemplaban que fuera la presidenta del PP asturiano tras el congreso regional que debe celebrarse antes del verano.

Para que eso ocurra habrá que esperar unos meses, pero no tanto para ver a Fernández al frente de la candidatura a la Presidencia del Principado.

Que Cascos haya optado por adelantar las elecciones ocho meses después de haber tomado posesión del cargo no se lo esperaba casi nadie en el Partido Popular, ni en Madrid ni en Oviedo, y si bien se sabía que era difícil que agotara la legislatura, ni mucho menos entraba en los cálculos que el fundador de Foro Asturias no aguantara un año.

La decisión "nefasta" de Cascos, en palabras de un dirigente consultado, ha obligado al PP a acelerar sus planes y a apostar por "Cherines" ya mismo.

Además, fuentes de la dirección del grupo parlamentario en el Congreso, en la que se ha integrado Fernández, dan por hecho que abandonará su disciplina en cuanto comience la campaña electoral.

Las mismas fuentes han señalado que al menos a primera hora de la tarde la candidata asturiana no había comunicado su destino al portavoz, Alfonso Alonso, algo que no obstante las fuentes parlamentarias prevén que haga en breve.

El "sí" de "Cherines" a liderar la lista ha disipado algunos temores en Génova, cuyas fuentes reconocían preocupación si Fernández se negaba a aspirar a la Presidencia del Principado.

Su rechazo habría obligado a buscar un nuevo candidato, algo que las fuentes ven arriesgado habida cuenta de que a primera vista no encuentran en las filas populares asturianas un candidato que garantice la victoria.

El "plan B" si Fernández rehusaba ir en la lista se personalizaba en la portavoz en el Parlamento asturiano, Isabel Pérez-Espinosa, quien ya fue la candidata en las elecciones autonómicas y cosechó un número de votos que llevó al PP a ser la tercera fuerza política de la comunidad. Esta posibilidad quería evitarla la dirección nacional.