Méndez de Vigo: "El encarcelamiento de los exconsejeros pertenece al ámbito del Poder Judicial"

El Gobierno asegura que el 155 se está aplicando con normalidad y corrección

nacional

| 03.11.2017 - 15:09 h

Europa Press

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha asegurado este viernes que "nadie se puede sustraer a la acción de la Justicia" tras la decisión de la juez Carmen Lamela de enviar a prisión al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y ocho exconsejeros catalanes, pero ha admitido que los encarcelados pueden presentarse a las elecciones si no hay una sentencia firme que los inhabilite.

"En cuanto a quién puede formar parte de las listas electorales, de acuerdo con nuestra legislación electoral, mientras no exista una condena firme que lleve aparejada la inhabilitación, todo el mundo está en posesión de sus derechos civiles y políticos", ha declarado Méndez de Vigo, que ha señalado que es a ellos y a sus partidos a los que corresponde decidir si concurrirán o no a las elecciones catalanas que se celebrarán el 21 de diciembre.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz del Ejecutivo ha dicho que "todas las fuerzas políticas han dicho públicamente que van a participar" en esos comicios, algo que ha calificado de "buena noticia" porque son los catalanes los que tienen que "juzgar" lo que ha pasado estos años y el "callejón sin salida" al que les llevó el Govern cesado.

PUIGDEMONT Y LA JUSTICIA

Méndez de Vigo ha recalcado que España es "un Estado de Derecho" y "nadie se puede sustraer a la acción de la Justicia". En este sentido, y ante el hecho de que siga en Bélgica el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha señalado que existen "instrumentos internacionales para que aquellas personas que pretendan sustraerse sean puestas a disposición" de los jueces.

De hecho, en un lapsus, el ministro ha confirmado una euroorden de la Audiencia Nacional contra Puigdemont y los exconsejeros que siguen en Bruselas que en el momento de su comparecencia aún no se había producido. En una conversación informal después con la prensa ha admitido que creyó haber leído que esa euroorden ya se había dictado y ha pronosticado que en las actuales circunstancias así se hará.

Ante el hecho de que Puigdemont se considere aún "gobierno legítimo de Cataluña", el ministro ha recordado que el Boletín Oficial del Estado (BOE) "está ahí" y recoge su destitución y la de sus consejeros, al tiempo que ha subrayado que el Gobierno ha actuado "dentro del marco constitucional". "El 155 es un artículo de la Constitución que tiene el mismo valor jurídico que el artículo 2, que es aquel que reconoce el derecho de las nacionalidades y regiones a tener una autonomía", ha explicado.

SEPARACION DE PODERES DESDE 1812

Ante la posibilidad de que esos encarcelamientos del Govern cesado puedan enrarecer las elecciones y condicionar el resultado de los mismos, el ministro ha señalado que en España la separación de poderes está vigente desde la Constitución de Cádiz de 1812, algo que, según ha dicho, implica también la "separación de responsabilidades". "Lo que se ha producido este jueves está en el ámbito del poder judicial, que en un Estado de Derecho como el español es independiente, autónomo y escapa del ámbito del Gobierno", ha manifestado, para añadir que el Ejecutivo lo que va a hacer es "garantizar" que las elecciones del 21 de diciembre sean una cita en la que "puedan participar todos los partidos políticos que lo deseen".

Preguntado de nuevo si cree que esas decisiones judiciales decretando prisión para el exGovern pueden cohesionar al independentismo ante el 21-D, Méndez de Vigo ha asegurado que "siempre" respetan y acatan las decisiones judiciales, estén o no de acuerdo. "Por lo tanto, las consecuencias que pueda tener, las ignoro, pero el Gobierno será respetuoso con ellas", ha apuntado.

UNAS ELECCIONES PARA RECUPERAR LA ESTABILIDAD

Méndez de Vigo ha subrayado que el 21 de diciembre se celebrarán en Cataluña unos comicios con voto "universal, libre y secreto", en el que podrán participar todos los catalanes con garantías democráticas. Según ha añadido, el Gobierno espera lograr "estabilidad, seguridad y certeza" con esas elecciones.

El ministro ha insistido en que hay que dar estabilidad a Cataluña para "evitar las consecuencias económicas que son tan perjudiciales" para esa comunidad. De hecho, ha señalado que mientras que en el resto de autonomías ha crecido la afiliación, en Cataluña ese crecimiento es menor y ha agregado que lo mismo sucede con los datos del paro.

"Estas elecciones tienen que ser el punto final par comenzar un proceso de estabilidad, de seguridad y de recuperación", ha abundado, para destacar de nuevo que el Ejecutivo de Mariano Rajoy lo que espera es que "termine" esta etapa de "inestabilidad y de deterioro económico y social de la convivencia entre catalanes".

Méndez de Vigo ha asegurado que el Gobierno al aplicar el artículo 155 de la Constitución lo que está haciendo es "restablecer el orden constitucional y estatutario en Cataluña" porque es su "obligación", así como que "las cosas funciones bien", los servicios públicos "se presten" y haya un "Gobierno de todos, no solo de unos". De hecho, ha indicado que la aplicación de ese artículo se está llevando a cabo con "normalidad" y de forma "correcta" porque "hay una buena voluntad por parte de todos de asegurar los servicios públicos".