Méndez aboga por "erradicar los malos hábitos" en la UGT

Cándido Méndez

nacional

| 14.03.2015 - 16:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general del sindicato UGT, Cándido Méndez, ha abogado por elevar los niveles de transparencia en la organización, utilizar los recursos de forma "más eficiente" y erradicar "los malos hábitos".

Méndez se ha expresado de esta forma durante su intervención en la clausura de la Asamblea Consultiva Confederal de UGT, y ha añadido que "hay que beber agua limpia y sólo agua limpia" y "erradicar los malos hábitos".

En este sentido, se refirió a la nueva comisión de ética que se encarga de vigilar el cumplimiento del recientemente aprobado código ético de la organización, compuesta en parte por gente de fuera del sindicato, que "puede ayudar a esta labor de eliminar los malos hábitos".

Las declaraciones de Méndez se producen después de que esta semana el exmiembro de UGT en la Comisión de Control de Caja Madrid Rafael Eduardo Torres declarara ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu en el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid.

"En la crisis hemos aprendido que somos autónomos, pero también que lo que nos pasa a uno les pasa a todos, porque tenemos una identidad como UGT y eso tenemos que tenerlo muy claro", dijo. "Hay quien cree que cortando la cabeza del secretario general se elimina el dolor de cabeza, pero eso no es así", agregó.

En cuanto a las negociaciones con la patronal, Méndez aseguró que seguirán intentando derogar la reforma laboral y que para consolidar la recuperación, "los trabajadores y trabajadoras tienen que recuperar algo de su poder adquisitivo".

Igual que el sacrificio de salario y de condiciones laborales que han hecho los trabajadores y que permitió salir de la crisis, ahora hace falta que recuperen una parte de su poder adquisitivo, insistió.

El secretario general de la Federación de Servicios (FES-UGT), José Miguel Villa, insistió poco antes de la intervención de Méndez en que nadie que no perteneciera a la antigua Caja Madrid o a su representación sindical gastó "ni un duro" con las tarjetas black y dijo que ahí no hay "nada más que una inadmisible campaña contra la UGT".

Durante su intervención en la Asamblea confederal consultiva del sindicato, Villa defendió de nuevo la actuación del exmiembro de UGT en la Comisión de Control de Caja Madrid Rafael Eduardo Torres, uno de los imputados por el uso de las tarjetas opacas, que aseguró haber utilizado la suya exclusivamente para gastos relacionados con su cargo.

Igual que hiciera ayer en un comunicado, Villa ha explicado que los gastos realizados con dicha tarjeta los hicieron exclusivamente "delegados de UGT, trabajadores de Caja Madrid y miembros de la representación unitaria".

"Podéis estar tranquilos, no hemos cometido ningún delito" y por eso "no nos vamos a arrodillar", pues "creemos que hicimos lo correcto", insistió Villa, que añadió "si el juez decide que lo que hemos hecho no es correcto lo acataremos aunque no lo compartamos".

La Asamblea fue convocada por la comisión ejecutiva confederal del sindicato, con el objetivo de promover una mayor implicación de los organismos de base de la organización, estructuras sindicales y secciones sindicales.

Además de Méndez y Villa, numerosos delegados sindicales intervinieron en la Asamblea, entre ellos el secretario de organización y comunicación de UGT, José Javier Cubillo, o el secretario general de la confederación sindical de las Américas, Víctor Báez, que respondieron a las preguntas de los delegados sindicales sobre una gran variedad de asuntos.