Máximas condecoraciones para los tres fallecidos en el atentado de Afganistán

nacional

| 26.08.2010 - Actualizado: 15:36 h
REDACCIÓN

El avión de la Fuerza Aérea con los restos mortales de los dos guardias civiles y el intérprete fallecidos en un atentado en Afganistán llegaron a las 11.00 horas a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde esperaban sus familiares junto al presidente del Gobierno y diversas autoridades.

Tres piquetes, dos de la Guardia Civil y otro del Ejército de Tierra, se han hecho cargo de los féretros a pie de pista, donde el capellán castrense y el máximo representante de la comunidad Bahaí en España, ya que el intérprete, de origen iraní y nacionalizado español profesaba esta religión, han oficiado un breve responso.

El momento más emotivo se ha producido cuando los féretros cubiertos con la bandera española y portados a hombros por sus compañeros, pasaban, antes de ser introducidos en los coches fúnebres, a unos metros de las autoridades y los familiares, que no han podido evitar explicitar su dolor.

MÁXIMA CONDECORACIÓN

Los tres han sido recompensados con cruces al mérito militar con distintivo rojo, la máxima condecoración para los fallecidos en actos heroicos.

Al acto han asistido, además del jefe del Ejecutivo, los ministros de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; y Defensa, Carme Chacón; los presidentes de Castilla-La Mancha, José María Barreda; y Madrid, Esperanza Aguirre; y el líder del PP, Mariano Rajoy.

También han estado presentes en la base aérea los portavoces parlamentarios del PSOE, José Antonio Alonso, y del PP, Soraya Saénz de Santamaría, así como el director general de la Policía y Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, y el jefe de Estado Mayor de la Defensa, general José Julio Rodríguez, que viajaron en el avión Airbus 310 de la Fuerza Aérea Española que ha repatriado los cadáveres.

Una vez finalizado el acto, que ha durado unos 30 minutos, el presidente del Gobierno y el líder del PP, junto con el resto de las autoridades, han consolado a las familias de los fallecidos: el capitán José María Galera, el alférez Leoncio Bravo y el traductor Ataollah Taefi Kalili.

Sus cadáveres han sido trasladados al Instituto Anatómico Forense, donde se les practicarán las autopsias, y posteriormente serán llevados en avión a Logroño, en el caso de los dos guardias Civiles, y a Zaragoza, el traductor.

Esta tarde se oficiará el funeral de los guardias civiles en la Unidad de Acción Rural con sede en Logroño, al que está previsto asistan los Príncipes de Asturias.

Mientras, el funeral del intérprete se celebrará en Zaragoza en la intimidad por deseo de la familia. Taefi Kalili, vivía en la localidad de Cuarte de Huerva