Mato apuesta por la libre elección de médico y centro y por una tarjeta sanitaria común

Mato confía en lograr un pacto sociosanitario con las Comunidades antes del verano

nacional

| 01.02.2012 - 18:25 h
REDACCIÓN

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha expresado su confianza en que antes del verano se suscriba un pacto sociosanitario con las Comunidades Autónomas, para que "los ciudadanos puedan estar tranquilos" de que "nadie pondrá en riesgo" sus derechos sanitarios y sociales.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha defendido en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados la "libre elección" de centro médico, facultativo, enfermero o pediatra en España, y ha anunciado que durante este primer trimestre del año firmará con las comunidades un Pacto por la Sanidad y los Servicios Sociales para garantizar una atención sociosanitaria "pública, gratuita y universal" para todos los ciudadanos.

Ante la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de la Cámara Baja, la nueva titular del ramo también ha avanzado que quiere crear una cartera de servicios básicos y un calendario de vacunación común para todas las comunidades autónomas, así como una tarjeta sanitaria "válida para todo el Sistema Nacional de Salud".

ATENCIÓN SANITARIA DE CALIDAD

"Todos tenemos el mismo derecho a acceder en condiciones de igualdad a una atención sanitaria de calidad, sea cual sea nuestro estado de salud y nuestro lugar de residencia, es decir, sin importar donde vivamos, cuantas veces tengamos que recurrir a la sanidad ni cuan costoso sea el tratamiento que necesitemos", ha asegurado Mato.

En materia sanitaria, la ministra ha insistido en varias ocasiones que sus políticas irán encaminadas a situar "al ciudadano en el centro del sistema" y, al mismo tiempo, conseguir que éste "participe cada vez más en las decisiones sobre su salud". "La sanidad es lo primero, sin salud no se va a ninguna parte", ha reconocido Mato, que se ha mostrado dispuesta a "modernizar e innovar" para "poner el sistema sanitario público, universal y gratuito al servicio de sus únicos dueños: los ciudadanos".

En este sentido, ha defendido que los ciudadanos "puedan tener la opción de elegir centro médico, facultativo, enfermero o pediatra". "Creo en la libre elección", ha aseverado Mato, justificando esta medida, ya implantada en algunas comunidades como Madrid, ya que "mejora la calidad y la equidad del sistema".

Además, ha dicho que con esta libre elección se dará "aplicación real" a lo establecido en la Ley de Autonomía del Paciente, aprobada en 2002. "Las decisiones de los pacientes y su valoración constituyen el mejor estímulo y el mejor indicativo de qué es lo que está funcionando correctamente y qué es lo que debe mejorarse", ha señalado.

En la defensa del paciente se ha basado también el Pacto por la Sanidad y los Servicios Sociales anunciado por la ministra, que será concretado con las comunidades en el primer trimestre de este año en el marco de los consejos territoriales de la materia.

"Hay que trasladar a los ciudadanos un mensaje de tranquilidad y confianza en el futuro, en relación a las prestaciones que reciben y, sobre todo, de garantizar la sostenibilidad de estos grandes servicios públicos", ha asegurado. En este sentido, ha anunciado la elaboración de un anteproyecto de Ley de Servicios Básicos que "garantice los servicios esenciales" y la "equidad en el acceso" a los mismos "en igualdad de condiciones independientemente de su situación social o lugar de residencia".

También ha avanzado la puesta en marcha de un calendario vacunal único ya que, a su juicio, "si no existen diferencias epidemiológicas entre comunidades no deberían existir diferencias en las vacunas recomendadas".

UNA TARJETA VALIDA PARA TODO EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD

La unidad autonómica también se reflejará, según Mato, con la constitución de una central de compras y con la creación de una tarjeta sanitaria "válida para todo el Sistema Nacional de Salud". "Cada comunidad tiene un modelo de tarjeta sanitaria que no es reconocida por los sistemas asistenciales e informáticos de las demás", ha lamentado Mato, que considera que esto "supone más burocracia, obliga a los ciudadanos desplazados temporalmente a seguir trámites administrativos y, en definitiva, a gastos y molestias perfectamente evitables". Sin embargo, la ministra está convencida de que con esta nueva tarjeta los ciudadanos podrán "acceder a todo el sistema sanitario o a la prestación farmacéutica en cualquier parte de la geografía española".

Además, la 'e-salud' hará posible la generalización de la historia clínica digital y el uso de la receta electrónica así como la utilización intensiva de la telemedicina y la incorporación de mejoras de garantía de continuidad asistencial.

UN NUEVO MODELO DE PRESTACION FARMACEUTICA

Por otro lado, también ha avanzado la creación de un nuevo modelo de prestación farmacéutica, que "garantizará a los ciudadanos el acceso a todos los medicamentos necesarios para hacer frente a las distintas patologías".

"Es indispensable y urgente avanzar hacia un nuevo modelo de prestación farmacéutica", ha resaltado, que incluirá en criterios de eficiencia en la prestación farmacéutica, y de coste/beneficio en el proceso de incorporación de nuevos medicamentos.

Además, hará posible el acceso de los pacientes a los medicamentos innovadores "siempre que realmente aporten un valor terapéutico añadido" e incrementará el porcentaje de medicamentos genéricos "hasta alcanzar el promedio de la Unión Europea".

La ministra también se ha referido a los profesionales sanitarios, avanzando un impulso a la Ley de Ordenación de las profesiones sanitarias (LOPS) que evite la "dispersión jurídica" que "se ha producido", así como la creación de un Registro Estatal de Profesiones Sanitarias como "herramienta de planificación imprescindible de las necesidades de los profesionales sanitarios".