Matas admite que Urdangarin era el "conseguidor" al que había que pagarle un peaje

Matas ha admitido la responsabilidad de los "delitos" cometidos para contratar a Iñaki Urdangarin

Dice que la oficina del equipo ciclista fue la "comisión" de Urdangarin

Matas asegura que no recibió ninguna llamada del Rey Juan Carlos para contratar a Urdangarin

El Tribunal de Nóos adelanta al 19 de febrero la declaración de la infanta

nacional

| 11.02.2016 - 09:42 h
REDACCIÓN

"Nos interesaba estar bien con Iñaki Urdangarin y especialmente con la Familia Real".

Así se ha expresado el expresidente del Govern Jaume Matas a preguntas del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, ante quien ha reconocido haber dado la instrucción de contratar al marido de la Infanta Cristina para poner en marcha diversos proyectos deportivos en las islas, "decisión inicial que admito que ha desembocado en estas actuaciones judiciales".

"Asumo mi culpa e intentaré restituir el daño producido", ha recalcado tajante el exministro en su declaración en el juicio del caso Nóos que se celebra en Palma, y que ha finalizado pasadas las 10.45 horas.

Respecto a uno de los principales proyectos impulsados por el Instituto Nóos en Baleares, el primer Illes Balears Forum organizado en la capital balear en 2005 y por el que la entidad presidida por Urdangarin percibió 1,2 millones de euros, Matas ha aseverado que dio la autorización de cursarlo y "es ahí donde asumo mi responsabilidad", ya que "visto lo visto falló estrepitosa y escandalosamente la justificación y el control del gasto efectuado".

Desvinculándose sin embargo de cómo se llevó a cabo después la tramitación administrativa del expediente, sí ha reconocido que ordenó que la contratación se realizara mediante la fórmula de un convenio de colaboración, lo que permitía adjudicar de forma directa los trabajos y además, suponía "contratar a una persona que es la clave del proyecto, que está vinculada a la Familia Real, alguien que te dice: 'te voy a traer a quien tú quieras' y, además, está muy bien relacionado con el mundo del deporte".

"Eso es lo que había que contratar", ha remarcado Matas, quien ha asegurado que a partir de que tomase la decisión de contar con los servicios de Urdangarin "nunca nadie me dijo que hubiera el más mínimo problema y que esa fórmula no era la correcta". Sí ha lamentado "no haber garantizado que el dinero de los ciudadanos de Baleares se destinara a lo que realmente se estaba haciendo.

Por ello, ha insistido en su voluntad de reintegrar la totalidad del dinero defraudado al Govern y, preguntado acerca de cómo prevé hacerlo, ha señalado que podría hacer frente al pago con la venta del 'palacete' que posee en el casco antiguo de Palma, y cuya mitad indivisa ya aportó a la causa el pasado mes de enero.

El expresidente ha incidido en que "todo este proyecto sin Urdangarin no tenía sentido" puesto que el exduque de Palma era "único". "Llevábamos muchos años invirtiendo mucho dinero para vincular los intereses de la Familia Real con Baleares y Urdangarin nos interesaba para promocionar las islas. Además era Duque de Palma".

"No le hubiéramos contratado si nos hubiera propuesto algo de cinegética o gastronomía. Era una cuestión de interés para Baleares", ha remachado.

Matas ha recordado que, antes de la firma del convenio para la celebración del primer foro, se reunió en el Consolat de Mar -sede de la presidencia del Govern- con Urdangarin, Torres y Ballester, entre otros cargos, en la que instó al exdirector general de Deportes del Govern José Luis 'Pepote' Ballester a que tramitara el proyecto después de que Urdangarin y su exsocio Diego Torres expusieran las bondades del mismo.

Un encuentro en el que "la voz cantante la llevaba Torres: nos dio donde nos duele, sabía lo que queríamos que era la desestacionalización. Por eso el foro me pareció un proyecto muy atractivo", ha manifestado.

BALLESTER "ESTABA LOCO POR QUEDAR BIEN CON LA FAMILIA REAL"

Profundizando sobre el papel de Ballester, ha explicado que era quien firmaba y quien pagaba, y además "nunca me pedía permiso para hacer algo que él podía hacer", rebatiendo de este modo las acusaciones que contra el expresidente virtió en su declaración ante el tribunal.

Según el expresidente, el medallista olímpico "estaba loco por quedar bien con la Familia Real, con su amigo ñen alusión a Urdangariní y, naturalmente, conmigo". "La incongruencia radica en cuando dice que no es él el que propuso contratarle", ha abundado.

En sus palabras, 'Pepote' "era muy celoso" de su relación con Urdangarin, "era el hombre de la Casa Real en Baleares y sabía perfectamente que ese era uno de sus activos. Tenía una relación coral con la Casa Real, por eso cualquier proyecto con Urdangarin lo encargaba".

Matas ha llegado incluso a calificar a Ballester como "introductor de embajadores" con la Familia Real, recordando además que el exalto cargo del PP "nunca ha dejado que Urdangarin tuviera contacto directo conmigo". "La mentira tiene patas cortas", ha espetado.

Abundando al respecto, ha señalado que 'Pepote' tenía "la exclusividad" en su relación con el exduque. Finalmente, Matas se ha desvinculado del segundo de los foros de Palma objeto de juicio, por el que Nóos percibió 1,1 millones de euros públicos y cuya tramitación ha asegurado desconocer.

EL CONTABLE DE NÓOS RATIFICA QUE LA ENTIDAD INFLÓ FACTURAS PARA COBRAR POR EVENTOS NO REALIZADOS

El que fuera contable del Instituto Nóos, Marco Antonio Tejeiro, ha ratificado en su declaración como acusado en el marco del juicio del caso Nóos que elaboró facturas y certificaciones falsas, por orden de Iñaki Urdangarin y, principalmente, de Diego Torres, que posteriormente fueron presentadas por el Instituto Nóos a las Administraciones Públicas para poder cobrar por eventos que finalmente no se llevaron a cabo.

Tal es el caso de los Juegos Europeos de Valencia, por los que el Instituto percibió 382.203 euros en 2006 a pesar de que el evento nunca tuvo lugar -el convenio para la realización del mismo contemplaba el pago de un total de seis millones de euros-. El inculpado ha subrayado que las facturas que fueron entregadas a la Generalitat Valenciana habían sido infladas y reflejaban tales gastos que "jamás se podrían justificar, porque no había gastos suficientes que respondieran a las elevadas cantidades reclamadas".

En un minucioso interrogatorio por parte del fiscal Pedro Horrach, Tejeiro ha señalado que tanto Urdangarin como Torres le ordenaban realizar estas facturas "tras decidir qué cantidad querían facturar" de la Administración.

Algunas de ellas, hasta un total de 14, correspondían además a los foros sobre turismo y deporte que habían sido anteriormente organizados en Baleares, si bien la mayoría "no respondían a gastos reales", como viajes, material de oficinas, gastos de teléfono, servicios fiscales y traducciones, entre otros.

Incluso llegaban a alcanzar gastos por más de 241.000 euros, como una de las emitidas por 'honorarios de comunicación' y por un estudio de investigación del atletismo europeo. "A mí se me decía: factura a esta sociedad por este importe, por este concepto, y mi función ahí había acabado", ha recordado Tejeiro.

Del mismo modo, ha reconocido que emitió un certificado, también por orden de sus superiores, en el que daba constancia de los trabajadores que iban a participar en los Juegos Europeos y que nunca se dedicaron a ello, tal y como ha subrayado. La Generalitat llegó a rechazar facturas por un importe de hasta 1,9 millones de euros tras detectar que no estaba justificada la realización del servicio objeto de las mismas.

FACTURAS GIRADAS A VARIAS EMPRESAS DEL ENTRAMADO

Los documentos de pago no sólo fueron girados al Instituto Nóos sino también a otras de las entidades que integraban el entramado urdido por Urdangarin y Torres para apoderarse de los fondos de las Administraciones públicas, como Nóos Consultoría Estratégica, Intuit, Aizoon, Torres-Tejeiro Consultoría y Shiriaimasu. Ninguna de ellas prestó servicio alguno para los Juegos Europeos.

Horrach es tajante al respecto en su escrito de acusación: de los diferentes servicios que debía prestar Nóos en cumplimiento del convenio para los JJEE "no consta que haya efectuado ninguno". "La entidad pretendía obtener fondos públicos sin contraprestación alguna", remacha.

Tal y como rezaba el convenio suscrito con Nóos por la Generalitat, los objetivos del mismo pasaban por el diseño de "un gran evento polideportivo de carácter internacional y de nueva creación, cuya primera edición se dispute en Valencia, que permita potenciar y proyectar la imagen de la Comunidad Valenciana en el mundo como referente en la organización de grandes eventos deportivos", denominado genéricamente Juegos Europeos.

NADA SE LLEVO A CABO

Sin embargo, nada de lo que contemplaba el documento se llevó finalmente a cabo -contratación de asesores conocedores de la problemática olímpica de 45 países, confección del dossier de la candidatura, favorecer la presencia del proyecto en foros internacionales. El convenio contemplaba el pago de un total de seis millones de euros desde Presidencia en favor de Nóos.

El acuerdo fue rubricado por Urdangarin con el exvicepresidente de la Generalitat valenciana -de la que salieron los fondos- Víctor Campos y con la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana, presidida entonces por Esteban González Pons quien, en su declaración como testigo ante el juez José Castro, negó que su firma fuera determinante para que Nóos cobrara de la administración valenciana por la organización del evento deportivo.