Mas y Junqueras firman su acuerdo para Cataluña

Contempla una consulta de autodeterminación en 2014, sólo prorrogable si lo deciden ambas partes

nacional

| 19.12.2012 - 13:33 h
REDACCIÓN

El líder de CiU, Artur Mas, y el presidente de ERC, Oriol Junqueras, han escenificado hoy en un acto solemne en el Parlament la firma del acuerdo de gobernabilidad y estabilidad parlamentaria en Cataluña, celebrada en el Auditorio de la Cámara catalana.

Mas y Junqueras han entrado juntos en la sala con una fuerte ovación de los diputados de CiU y ERC, y en presencia de la mayoría de miembros del actual Govern en funciones y militantes de ambas formaciones.

Ambos líderes se han dado un apretón de manos y han firmado el acuerdo, que en las filas de CiU y ERC designan como el "pacto de la libertad" de Cataluña, al incluir celebrar una consulta de autodeterminación en Cataluña en 2014, salvo que pacten no hacerlo ante determinadas circunstancias políticas y socio-económicas.

En la sala del Parlamento catalán destacaba la ausencia de la bandera española. Tan sólo se habían colocado una bandera catalana y una europea.

El presidente catalán en funciones y líder de CiU, Artur Mas, ha afirmado tras firmar el pacto de legislatura con el líder de ERC, Oriol Junqueras, que a partir de este momento Cataluña se enfrenta "a la operación de más envergadura en tres siglos" de su historia.

Mas se ha referido así al acuerdo de celebrar una consulta de autodeterminación en Cataluña en 2014, en el acto que ha servido para firmar el acuerdo de estabilidad con ERC celebrado en la sala Auditorio del Parlament.

En su discurso posterior a la firma, Mas, que será investido 'president' este viernes, ha apelado a construir las "grandes mayorías" que, en su opinión, requiere el proceso de convocatoria de una consulta soberanista. Artur Mas ha avisado de que el camino que se abre en Cataluña ilusiona pero será difícil, puesto que habrá adversarios "poderosos, y actúan sin muchos escrúpulos".

A quienes se oponen a la consulta, les ha dicho que no pueden negar los derechos de Cataluña aunque deben asumir que sus planteamientos no son los mayoritarios entre la sociedad catalana, y ha añadido: "Forma parte de la democracia el respeto a las minorías, y lo vamos a tener".

La consulta permitirá respeto a la voluntad popular "que quiere hacer un camino de soberanía", que se expresó en las urnas el 25 de noviembre, y de cuyo resultado electoral salió CiU como primera fuerza en escaños --aunque perdiendo diputados-- y ERC como segunda --ganando diputados--. Para Mas, el mandato de la ciudadanía es "muy claro e inequívoco", y mediante este acuerdo CiU y ERC irán "de la mano" en este camino que permitirá, no sólo la consulta de autodeterminación, sino hacer frente a una recesión económica que afecta directamente a las finanzas públicas.

Según Mas, el acuerdo da garantías de que se puede agotar la legislatura y de que la estabilidad del Gobierno catalán queda bien anclada, por lo que el equipo de gobierno, pese a estar en minoría, podrá "afrontar esta etapa difícil y compleja, desafiante y apasionante".

Por su parte, el líder de ERC, Oriol Junqueras, aseguró que Cataluña se encuentra ante "una oportunidad extraordinaria" por la posibilidad de celebrar una consulta de autodeterminación en 2104, aspecto que ha quedado reflejado en el acuerdo de gobernabilidad con CiU. En su discurso ha defendido la consulta argumentando que las mejores herramientas a las que puede aspirar Cataluña para afrontar la crisis con más garantías son "las herramientas propias de un Estado".

Junqueras ha invitado al resto de partidos catalanes partidarias del derecho a decidir y a las asociaciones en representación de la sociedad civil a sumarse al proceso por el que Cataluña debe organizar la consulta en dos años y enfrentarse a la crisis.

CREARÁN NUEVOS IMPUESTOS

El acuerdo para la X legislatura suscrito en el Parlamento catalán por el presidente de la Generalitat de Cataluña en funciones, Artur Mas, y el líder ERC, Oriol Junqueras, les compromete a crear y revisar una decena de impuestos, reinstaurando algunos, como el de Sucesiones.

En el documento de 18 páginas, se comprometen a modificar los Impuestos de Patrimonio y de Sucesiones para incrementar su progresividad y potencial recaudatorio, así como a "defender" el Impuesto sobre depósitos bancarios anunciado por el Ejecutivo autonómico el martes.

Además, apuestan por implantar la Euroviñeta, crear una tasa sobre los refrescos con exceso de azúcar, aplicar el impuesto sobre grandes establecimientos comerciales e implementar tributos ambientales para gravar emisiones de gases contaminantes y residuos nucleares.