Mas, sobre su imputación: "No desobedecí. Fue una rebelión democrática"

Mas replica a la CUP que no se va y reivindica sus "1,6 millones de votos"

nacional

| 30.09.2015 - 08:31 h
REDACCIÓN

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, se ha confesado "democráticamente rebelde", pero ha afirmado que no incumplió la ley el 9N porque no desobedeció al Constitucional, aunque ha evitado desvelar qué hará con su cargo, si lo revalida, en el caso de que sea inhabilitado.

Tras su citación para declarar como imputado por el 9N ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Mas ha asegurado que no tiene "ni vocación de mártir ni de héroe", sino que solo es un "modesto servidor" que acudirá a declarar el 15 de octubre tras participar en el homenaje al expresidente catalán Lluís Companys en el 75 aniversario de su fusilamiento.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Mas ha rechazado que desobedeciera al TC, porque, a su juicio, el alto tribunal suspendió el primer decreto, firmado el 27 de septiembre del año pasado, tras lo cual la Generalitat lo sustituyó por un proceso participativo que también fue suspendido.

Sin embargo, cuando esto último sucedió, la Generalitat se dirigió al TC para que concretara qué actos suspendía y el tribunal no respondió, ha añadido Mas, que ha explicado que este será uno de sus argumentos en su defensa legal.

El presidente en funciones se ha confesado "democráticamente rebelde ante el Estado por ponerlas urnas" pero ha negado la desobediencia legal, al tiempo que ha señalado que "las querellas -del 9N- están superadas" por la movilización del 27S "desde el punto de vista político".

También ha descartado que se produjera malversación de fondos públicos por el 9N, puesto que algunos de los gastos que se produjeron, como los ordenadores, se han destinado luego a escuelas e institutos.

Preguntado por lo que sucederá si le inhabilitan y si desobedecería esta hipotética sentencia, Mas ha afirmado que no es un problema de "obedecer o no", sino que sería una medida que tendría consecuencias en caso de seguir "bajo el ordenamiento español". "

Si me inhabilitan y seguimos sujetos al ordenamiento jurídico español, tendrá unas consecuencias. No podemos salir de la realidad. Otra cosa es si llegamos a hacer ordenamiento jurídico catalán y de acuerdo con un Estado catalán", ha añadido.

Mas ha advertido de que el Estado "actúa a lo bruto" y hará "todo lo posible" para "cargárselo", pero no ha querido avanzar acontecimientos si es inhabilitado en el actual ordenamiento jurídico: "Ya nos enfrentaremos cuando suceda", ha afirmado.

MAS REPLICA A LA CUP QUE NO SE VA Y REIVINDICA SUS "1,6 MILLONES DE VOTOS

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha reafirmado este miércoles en su voluntad de repetir en el cargo y ha lanzado este aviso a la CUP: "Soy corresponsable de haber llevado las cosas hasta aquí. No he ayudado a llevar al país hasta aquí para, llegado este momento, decir 'ya os espabilaréis".

En una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha admitido que la CUP puede "influir" en la nueva legislatura porque sus diputados son claves, pero le ha pedido no olvidar que logró algo más de 300.000 votos mientras que Junts pel sí superó los 1,6 millones de sufragios.

Las negociaciones con la CUP no han empezado formalmente, y Mas ha querido reivindicar su resultado electoral frente al rechazo que su figura genera en ese partido: "Hay un candidato que sacó el 40 por ciento de los votos. 1,6 millones no los había tenido nunca nadie en Catalunya. Esto también es democracia".