Mas se muestra dispuesto a la "confrontación" si no se relaja más el déficit

Se compromete a presentar "en semanas" las balanzas fiscales

nacional

| 08.05.2013 - 13:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente catalán, Atur Mas, ha defendido que su ejecutivo no está paralizado por el hecho de no presentar los presupuestos de 2013, sino que es un acto de "coraje" para hacer frente a un objetivo de déficit que no acepta y por el que está dispuesto a la "confrontación" si no se amplía.

Mas ha respondido así en la sesión de control del Parlamento catalán ante la demanda de la mayoría de grupos parlamentarios (PSC, PPC, ICV-EUiA y Ciutadans) de que presente las cuentas de la Generalitat para este año, una situación insólita que, han dicho, "paraliza" la acción del ejecutivo autonómico.

Tras la intervención del líder del PSC, Pere Navarro, Mas ha subrayado: "El Govern no está paralizado, señor Navarro, interpreta como parálisis el no llevar los presupuestos, pero es al revés, es una decisión del ejecutivo proactiva, para decir que los actuales límites de déficit no los aceptamos".

"ES CORAJE POLÍTICO"

Mas ha añadido que "si en este tema tiene que haber confrontación, la habrá, pero esto no es parálisis, es coraje político".

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha alertado de que el ejecutivo catalán está "paralizado" porque "sólo tiene el camino de la independencia" y ni presenta presupuestos ni aporta medidas contra la crisis económica.

El presidente catalán, sin embargo, ha defendido que "sigue gobernando para buscar acuerdos para salir de una situación delicada", y mirando a Navarro ha subrayado: "Si hubiera ayuda, sería mucho mejor".

Mas ha defendido que el Govern, paralelamente a su apuesta por organizar una consulta de autodeterminación, también ha adoptado medidas económicas, como la modificación del Impuesto de Patrimonio.

El presidente catalán ha remarcado que la economía catalana es la más internacionalizada de España y que las inversiones extranjeras aumentan hasta el orden de "un proyecto por semana en Cataluña", pese a las "trabas" que, ha dicho, pone el PPC a la acción exterior de la Generalitat.

SÁNCHEZ CAMACHO: "MAS ESTÁ HACIENDO BUENO A MONTILLA"

La líder del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha afirmado que Mas está "haciendo bueno" al expresidente socialista José Montilla porque él "al menos presentaba presupuestos y lideraba", mientras que el actual presidente catalán no hace ni una cosa ni la otra y está "en manos" de ERC.

"Parece que tiene nostalgia del tripartito", ha replicado Mas, quien, esta vez con metáforas ferroviarias, ha invitado al PPC "a subir al tren" del derecho a decidir cuyo lema, ha dicho, "no es necesariamente el de la independencia, sino el de poder votar".

Sánchez-Camacho ha acusado a Mas de usar el derecho a decidir para lograr su objetivo independentista y ha pronosticado que el tren, al que su grupo no quiere subirse, "se quedará en cocheras".

También el líder de C's, Albert Rivera, ha cargado contra la cumbre por el derecho a decidir celebrada hace dos días con la participación de CiU, PSC, ERC, ICV-EUiA y la CUP, y ha advertido a Mas de que "no está para conducir trenes" con los miles de parados en Cataluña: "Ni que con los billetes regalados subiremos al tren", ha agregado.

Por su parte, el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha apelado a Mas a aplicar impuestos para dotar de más recursos a la Generalitat y ha condicionado apoyos de su grupo al Govern si presenta unos presupuestos que acaben con las políticas de "la eutanasia que es el austericidio".