Mas prefiere cerrar el pacto con ERC y Duran contempla gobernar en solitario

ERC quiere convencer a CiU de que la consulta debe convocarse sin dilaciones

nacional

| 15.12.2012 - 14:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de CiU, Artur Mas, ha manifestado hoy que es partidario de cerrar el acuerdo con ERC antes de ser investido presidente de la Generalitat y ha recordado que hay un plazo legal de diez días hábiles entre la constitución del Parlament, que se celebrará el lunes, y el pleno de investidura.

Así lo ha expresado el presidente en funciones de la Generalitat en una conversación informal con periodistas al finalizar el Consell Nacional de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), convocado hoy en Barcelona para analizar las negociaciones con ERC y los resultados electorales.

Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras, no lograron cerrar ayer un pacto global de legislatura y se emplazaron a continuar negociando en los próximos días.

Antes ha intervenido a puerta cerrada el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, pero el único que ha hecho su discurso públicamente ha sido el secretario general de CDC, Oriol Pujol, quien ha apelado al 'keep calm' (conservar la calma) para alcanzar un acuerdo con ERC que es "posible".

DURAN CONTEMPLA UN PACTO SIN ERC

El líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, contempla que el nuevo Govern de Artur Mas arranque sin un pacto de estabilidad con ERC, a la que pide un esfuerzo tanto en el debate sobre la concreción de la consulta soberanista como en los recortes, para dar la estabilidad necesaria a un Gobierno "fuerte".

Duran se ha referido en estos términos en su intervención ante el Consell Nacional extraordinario que UDC celebra en Barcelona después de que ayer no fuese posible un pacto de gobernabilidad CiU-ERC, tras cuatro horas de reunión entre los respectivos líderes, Artur Mas y Oriol Junqueras.

El también secretario general de CiU, que ha dicho estar "harto" de que siempre se le cuelgue el "sambenito" de ser el culpable de no llegar a acuerdos con los republicanos, ha reafirmado su apuesta por celebrar una consulta en el próximo mandato pero ha pedido a ERC que tenga en cuenta la situación social y económica, dando estabilidad sin exigir una fecha concreta al referéndum y asumiendo la necesidad de una determinada política presupuestaria contra el déficit.

Duran, que ha agradecido a ERC su compromiso para investir a Mas como president la próxima semana, ha llegado a decir ante los cuadros democristianos que si finalmente no hay pacto con los republicanos, se debe "intentar garantizar la estabilidad dialogando semana a semana y buscando una alternativa -a ERC- que de entrada no hay", en alusión a otras formaciones como el PSC.

El líder de Unió ha subrayado que se ha de intentar "llegar a un acuerdo" con ERC, que es la prioridad, pero "es posible -ha añadido- que arranque la legislatura sin acuerdo y de entrada sin tener garantizada la estabilidad" parlamentaria.

ERC QUIERE CONVOCAR LA CONSULTA SIN DILACIONES

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha expresado hoy el compromiso de su partido de seguir negociando con CiU para tratar de convencerles de que la consulta soberanista "debe ser convocada sin dilaciones" por ser "el único instrumento" que permite a Cataluña salir de la situación en la que está.

En una intervención ante el Consejo Nacional de ERC, que se celebra esta mañana en la sede de este partido, Junqueras ha apuntado que Esquerra "se quiere hacer corresponsable" de la decisión de poner el futuro de Cataluña en manos de sus ciudadanos.

Por este motivo, ha apuntado, y puesto que la consulta soberanista "no puede ser realizada sin el apoyo de CiU por ser la formación mayoritaria", ERC garantizará la investidura de su candidato a la presidencia de la Generalitat, Artur Mas, pero al mismo tiempo, seguirá negociando con ella.

"No podemos distraernos, la gente tiene prisa y hay que poner fecha a la democracia, con un compromiso explícito de cuándo y cómo se tiene que hacer la consulta", ha señalado.

Después de puntualizar que, precisamente, ha sido la falta de concreción sobre cuándo se quiere convocar el referéndum el motivo por el que la negociación del acuerdo de estabilidad parlamentaria entre CiU y ERC fracasara ayer, Junqueras ha precisado que su partido se ve capaz, sin embargo, de "arrancar" un compromiso explícito por parte de los convergentes.

Ha confesado en este sentido que dentro de él "conviven" ahora dos sentimientos: "uno de preocupación por la grave situación de la gente de este país, y otro de esperanza, porque creemos -ha dicho- que seremos capaces de convencer a CiU y al resto de fuerzas políticas de que el referéndum debe ser convocado sin dilaciones innecesarias".

Después de recalcar que la consulta soberanista es "el único instrumento" que permitirá disponer de un Estado propio "para ayudar a la gente del país", el líder republicano ha apuntado que el lunes se constituirá el Parlament y que unos días después tendrá lugar la sesión de investidura.

De forma paralela, ha apuntado, "seguiremos hablando" y no sólo con CiU, sino que "extenderemos" el diálogo a ICV-EUiA y la CUP, con un objetivo determinante: "poner fecha o concretar tanto como sea posible el cuándo y el cómo tendrá lugar el referéndum".

"Esto -ha admitido- supone un reto importantísimo, gigantesco, el más importante que puede asumir un país en su historia", pero también obliga a ERC a reclamar un esfuerzo de concreción y "en la búsqueda de este acuerdo, utilizaremos tanto tiempo como sea necesario y estamos seguros que lo conseguiremos", ha subrayado.

"Cataluña tendrá un presidente investido con los votos de ERC", sobre todo porque CiU ha obtenido "más del doble de diputados que la segunda fuerza, que es Esquerra, y también porque tampoco hay otra suma alternativa en el Parlament, con lo que no vamos a perder el tiempo", ha afirmado.

Sobre la falta de acuerdo con CiU también en materia económica y presupuestaria, Junqueras ha dicho que su partido "quiere poder garantizar que, en todo aquello que dependa del Govern, las políticas económicas y sociales serán más justas".