Mas justifica el derecho a decidir porque el Estado desmantela el autogobierno

Habla de un doble ataque del Estado a Cataluña: en autogobierno y también a nivel financiero

Mas advierte de que Cataluña ha "tocado hueso" en la reducción del gasto

(Archivo)

nacional

| 30.05.2013 - Actualizado: 19:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha justificado ante los empresarios catalanes este jueves su apuesta por el 'derecho a decidir' de Cataluña alegando que el Estado está utilizando la crisis económica para proceder a un "desmembramiento" de su autogobierno.

"No podemos contemplar el desmembramiento actual y no hacer nada", ha aseverado al inaugurar la XXIX Reunión del Círculo de Economía en Sitges, donde ha recalcado que 'derecho a decidir' no tiene que significar forzosamente la independencia 'de facto'.

El ataque que hace el Estado a Cataluña es doble, según él: en autogobierno y también a nivel financiero, y ha asegurado que la Generalitat no tiene margen para recortar más, puesto que sus finanzas ahora son un hueso que ya no sirve ni para hacer "caldo".

MAS ADVIERTE QUE CATALUÑA HA "TOCADO HUESO" EN LA REDUCCIÓN DEL GASTO

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha advertido hoy de que Cataluña ha "tocado hueso" en la reducción del gasto y, por lo tanto, se encuentra al límite de sus posibilidades para seguir recortando su dispendio público.

Mas ha participado hoy en la sesión inaugural de la XXIX Reunión del Círculo de Economía de Sitges, donde ha dejado claro que la situación de las finanzas públicas de la Generalitat es de "emergencia total".

"Estamos, y no exagero, en una situación de emergencia", ha afirmado el presidente catalán, que ha vuelto a pedir, por ello, un mayor margen al Gobierno central para reducir el déficit.

Mas ha asegurado que Cataluña ha hecho en los últimos años un enorme esfuerzo de reducción del gasto público y que la comunidad se encuentra ya al límite de sus capacidades.

"En 2013 podemos hacer un último esfuerzo desde el punto de vista de la reducción del gasto, pero cuando lleguemos aquí no podremos más, a no ser que lo desmantelemos todo; pero eso no lo haremos, porque Cataluña genera suficientes recursos como para no cargarse su estado del bienestar", ha afirmado.

Por tanto, tras vender patrimonio, recortar el salario de los empleados públicos y reducir gasto "por todas partes", a Cataluña sólo le queda una vía para mejorar sus finanzas públicas: la de los ingresos.

Mas ha recurrido a un ejemplo muy visual para explicar en qué situación se encuentra la comunidad: "Desde el punto de vista del gasto, teníamos un jamón y hemos ido cortando tan bien como hemos sabido. Pero después de cortar y cortar, hemos tocado hueso. Y cuando has tocado hueso, puedes insistir cortando, pero te quedas sin nada, no puedes hacer ni caldo".

Artur Mas ha recordado que las decisiones del Govern para recortar este gasto "no han sido aplaudidas", aunque "desde el primer día" ha intentado "no engañar a nadie".

Ha recordado, en este sentido, que "cuando se tuvieron que tomar decisiones complicadísimas que implicaban un cambio de rumbo", el Govern convocó elecciones, algo que "no todo el mundo hace".

En relación a las nuevas exigencias de Bruselas, Mas ha rechazado que se deban subir los impuestos en España porque "deprimiría el consumo" y ha abogado, en su lugar, por poner el acento en el fraude fiscal, que "es el doble de la mediana de la UE".

El presidente catalán ha defendido una Europa con gobierno y con presupuestos capaces de intervenir en los asuntos importantes, combinado con un poder regional que garantice la cohesión de la sociedad y la atención de proximidad, aunque esto suponga que "algunas estrellas pasen a ser actores secundarios", en alusión a los Estados.