Mas esgrime la ruptura con UDC como prueba de que el proceso soberanista va en serio

El Consell Nacional de UDC avala que partido se presente en solitario el 27S

Los críticos crean una plataforma dentro de UDC para apoyar la lista de Mas

Artur Mas

nacional

| 20.06.2015 - 12:03 h
REDACCIÓN

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha esgrimido la ruptura con UDC como prueba de que el proceso soberanista va en serio y "ha puesto la directa", y ha negado que CDC pusiera un ultimátum a los democristianos.

"Es la realidad, la prueba que las cosas van muy en serio, que aquí no estamos para remilgos. Se ha puesto la directa y vamos muy en serio", ha afirmado en su intervención en el primer acto de la campaña 'Bienvenidos al futuro' en un Foment Cultural i Artístic de Molins de Rei lleno.

Tras las críticas del líder de UDC, Josep Antoni Duran, Mas ha negado que pusieran un ultimátum a sus socios, y ha remarcado que incluso accedieron a que los democristianos no dilucidaran su compromiso con la independencia hasta después de las elecciones municipales.

El presidente catalán, que ha asegurado que no siente satisfacción por la ruptura, ha insistido en que existe una diferencia de fondo que impide seguir unidos, ya que, aunque "una parte sustancial" de UDC sí está por la independencia, otra parte no.

Como este jueves, Mas ha insistido en que "no es un divorcio a las malas", sino que responde a la necesidad de que todas las formaciones se posicionen ante las elecciones del 27S para que sean plebiscitarias, y ha reconocido que la fórmula de ir con UDC ha funcionado con éxito durante 37 años.

EL CONSELL NACIONAL DE UDC AVALA QUE EL PARTIDO SE PRESENTE EN SOLITARIO

Por otra parte, el Consell Nacional de UDC ha avalado, con el 69,2% de los votos a favor y la oposición del sector crítico, que el partido se presente en solitario a las elecciones catalanas del 27 de septiembre siguiendo la hoja de ruta que aprobó la militancia el pasado domingo.

Así lo ha decidido un Consell Nacional de ocho horas en el que ha habido unas 90 intervenciones y en el que se han enfrentado el sector independentista, partidario de la lista del presidente catalán y de CDC, Artur Mas, y el sector próximo a Josep Antoni Duran Lleida, receloso con la independencia.

En una conferencia de prensa, el secretario general de UDC, Ramon Espadaler, ha indicado que el Consell Nacional ha avalado el informe de la dirección, que incluía la propuesta de presentarse en solitario, con el 69,2% votos a favor, el 28,6% en contra y el 2,2% de abstenciones.

Espadaler ha indicado que no se ha decidido quién encabezará la lista de UDC, que no será "de país" sino "para el país", pero ha dicho, en todo caso, que está "a disposición" del partido, con expresiones de optimismo: "Nos sentimos ilusionados y fuertes".

El democristiano ha apuntado que UDC buscará en los comicios catalanes "dar la mano" al electorado tradicional de CIU que pueda tener "dudas e incertidumbres" sobre el proceso soberanista con el formato que plantean CDC y ERC.

"UDC tiene mucho espacio -electoral- y probablemente poco tiempo" para prepararse para los comicios, ha añadido Espadaler, que ha asegurado que aún no está cerrado el calendario para elaborar la lista.

LOS CRÍTICOS CREAN UNA PLATAFORMA DENTRO DE UDC PARA APOYAR LA LISTA DE MAS

Por otra parte, el sector independentista de UDC ha anunciado que se constituirá como una nueva plataforma dentro del partido y que ésta apoyará la lista del presidente catalán, Artur Mas (CDC), contraviniendo así la decisión adoptada por el Consell Nacional democristiano.

Los representantes del sector crítico Antoni Castellà, miembro de la ejecutiva de UDC, y Núria de Gispert, presidenta del Parlamento catalán, han leído un manifiesto ante los medios de comunicación tras un Consell Nacional de 8 horas que, con el 69,2% votos, ha avalado la propuesta de la dirección de presentarse a las elecciones catalanas del 27 de septiembre en solitario, sólo con la siglas de UDC.