Más de 330.000 pasajeros afectados por el cierre de los aeropuertos

Miles de pasajeros permanecen en las terminales de los aeropuertos

nacional

| 03.12.2010 - 19:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Más de 330.000 pasajeros se han visto afectados por el cierre de los aeropuertos españoles como consecuencia del abandono de los controladores de sus puestos de trabajo, informaron a Efe fuentes de Aena. El gestor aeroportuario añadió que de los 5.032 vuelos previstos para hoy sólo han operado 3.346.

Los controladores aéreos comenzaron a media tarde y a las puertas del puente de la Constitución a abandonar sus puestos de trabajo en los principales aeropuertos españoles como medida para protestar por el nuevo modelo de gestión aeroportuaria aprobado hoy por el Consejo de Ministros.

Como consecuencia de las ausencias de los controladores el espacio aéreo español permaneció cerrado a excepción del de Andalucía. En el caso de que los controladores del turno de noche, que comenzó a las diez de la noche, no se incorporen a sus puestos de trabajo, Aena prevé que los aeropuertos de Barcelona, Madrid, Palma y Gran Canaria permanezcan cerrados hasta las 8:00 horas de mañana.

Indignación entre los viajeros

La indignación e impotencia, dentro de un ambiente calmado, son la tónica entre los viajeros que esperan en los pasillos de la terminal pese a que Iberia informó de que no habrá ninguna operación hasta mañana, sábado, a las 11:00 horas, ante el abandono masivo de sus puestos de trabajo por parte de los controladores aéreos.

"¿Por qué no van a detenerlos (a los controladores)? !Porque manda narices¡", afirma una mujer que no ha podido coger su vuelo a Luxemburgo y cuya maleta ya estaba facturada. Juan, un abogado mallorquín que se dirigía a su tierra a pasar una semana de vacaciones, asegura que "lo peor es la desinformación, porque muchos vuelos no se dan todavía por cancelados".

Ante la duda, muchos prefieren quedarse en la terminal hasta ver confirmada la anulación de su conexión, "vaya a ser que pueda volar", confía Javier, a quien el aviso del cierre del espacio aéreo le cogió entregando su DNI para facturar su maleta rumbo a Amsterdam en el vuelo de las 19:20 horas.

"¡Qué venga el Ejército!"

Fernando, un argentino que pretendía salir esta noche hacia Buenos Aires, tiene fe en que una reapertura dé prioridad a los vuelos de larga distancia. "¡Qué va a venir el ejército!", comunica un hijo a su madre y su abuela, esperanzado en que este 'refuerzo' pueda significar la salida hacia su destino para pasar el puente de la Constitución.

Gonzalo López, abogado de profesión y que se dirige a Sevilla, se une al descontento por el servicio que presta Iberia, mientras se lamenta por no haber cogido el AVE. "Para cientos de personas, sólo hay una persona en la oficina de atención al cliente. Nosotros sabemos más que él por internet", señala.

Iberia mantiene abiertos cuatro mostradores de reclamaciones, mientras que otros tantos están cerrados. En otra cola con decenas de viajeros, aguardan a recoger el formulario de la reclamación en la oficina de AENA, desconcertados ante las posibilidades de recuperar el dinero del billete o posponer su vuelo para las próximas horas. "Soy pesimista porque mañana habrá otros vuelos que tienen prioridad. Los nuestros están perdidos", responde con resignación Jorge al ver que no podrá ir a Londres a disfrutar del puente.

El mensaje más preciso que facilita AENA lo hace periódicamente por megafonía, para recomendar a los pasajeros que contacten con sus compañías y "lamentar no dar más información, puesto que el restablecimiento del servicio depende de la voluntad de los controladores de tráfico aéreo". Mientras, numerosos viajeros esperan a poder recuperar su maleta, aunque la mayoría de las cintas siguen paradas. En la T-1 y T-2, Air Europa ha comenzado a informar de que mandará a hoteles a los pasajeros en tránsito y aconsejará a los que viven en Madrid que regresen a sus casas, han comunicado fuentes de esta compañía.