Más de 1.100 kilómetros de Red de Carreteras del Estado tienen riesgo elevado de accidentes

La N-340, entre Nerja y Almuñécar, es el tramo de carretera de mayor riesgo, en el que casi la mitad de los accidentados son motoristas

Siete carreteras concentran en España el 50% de todos los tramos negros de la red del estado

nacional

| 15.12.2010 - 11:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El nivel de riesgo es elevado en más de 1.100 kilómetros de la Red de Carreteras del Estado, de los cuales 102 kilómetros son de riesgo más alto, los conocidos como Tramos Negros, según el octavo informe europeo EuroRAP sobre la siniestralidad y el índice de riesgo en las carreteras. Los datos del informe, hechos públicos por el Real Automóvil Club de España (RACE), que participa en el estudio, muestran, sin embargo, que el riesgo de las carreteras españolas se ha reducido a la mitad en 10 años.

EuroRAP destaca que, de nuevo, la N-340, entre Nerja y Almuñécar, es el tramo de carretera de mayor riesgo, en el que casi la mitad de los accidentados son motoristas, colectivo cada vez más implicado en la accidentalidad mortal y grave, según EuroRAP, ya que en 2003 representaban menos del 8% y en 2010 alcanzan el 15%.

El informe señala también que las salidas de vía y las colisiones frontales son la principal causa de accidentes mortales y graves en los tramos de mayor riesgo.

EuroRAP desvela que las provincias que tienen mayor porcentaje de tramos con Índice de Riesgo Alto son Granada y Huesca, y, por carreteras, el tramo con mayor índice de peligrosidad es el mencionado, que se sitúa en la N-340, del kilómetro 296,4 en Málaga al 312,9 en Granada.

De los tramos analizados, un 7,1% presentan riesgo alto o medio-alto, en total 1.104 kilómetros distribuidos en 81 tramos, de los cuales 9 son considerados de especial peligrosidad, los denominados como "negros" (102,1 kilómetros) debido al riesgo alto para la seguridad de los usuarios, en los cuales se producen cada año una media de 6 accidentes mortales y 30 accidentes graves.

Mientras, un 76,3% de los tramos muestran un riesgo bajo o medio-bajo, según el informe de EuroRAP.

El perfil de un tramo con nivel de riesgo elevado (alto y medio-alto) corresponde a una carretera convencional de calzada única, con intersecciones al mismo nivel y con una Intensidad Media Diaria (IMD) por debajo de 10.000 vehículos/día (todos los tramos negros corresponden a carreteras con entre 2.000 y 10.000 vehículos día).

En estas carreteras se producen, principalmente, accidentes con víctimas originadas por salidas de vía (41%), seguida de colisiones frontales (23%).

Por provincias, centrado en aquellas donde se han analizado más de cinco tramos, las que presentan un mayor porcentaje de tramos con Índice de Riesgo elevado (riesgo alto y medio-alto) son Granada, con un 35% de sus tramos, y Huesca, con un 23%, seguidas de Albacete y Lugo, con un 18,8% cada una.

El segundo tramo de mayor peligrosidad está la N-322 en Albacete, entre los kilómetros 412,3 y 424,2, que ha registrado en los tres años de estudio un total de 11 accidentes graves, cinco por salidas de vía y cuatro por colisiones frontales. Al igual que en el primer tramo de riesgo, las salidas de vía y las colisiones frontales son la principal causa de accidentes, sumando el 82% en este tramo. También en este tramo la accidentalidad de motoristas tiene un peso importante, con 6 accidentes graves de los 11 registrados. La intensidad media de vehículos es de 2.093 al día.

El tercer tramo de mayor peligrosidad está en la N-230, entre los kilómetros 108,4 (Sopera en Huesca) y 122,9 (Pont de Suert en Lérida), que ha registrado 13 accidentes graves en los tres años de estudio, con 6 salidas de vía como el accidente que más se repite. Este tramo registra una intensidad media de vehículos de 3.099 al día.

En el Informe EuroRAP 2010, el peso de la accidentalidad del colectivo de los motoristas en relación al resto de usuarios ha aumentado en los últimos años, pasando del 7,8% en 2003, al 11,8% en 2006, al 13,2% en el 2008 y al 15% en el 2009.

Sólo en 20 tramos de la Red de Carreteras del Estado se producen el 19 % de los accidentes graves y mortales de motociclistas, lo que supone que la lesividad de este colectivo esta más concentrada en tramos específicos. Con la mejora de las infraestructuras en estos 20 tramos se podrían reducir estos siniestros graves o mortales de moto, como mejorar el firme y los sistemas de contención (barreras o quitamiedos) por otros menos agresivos.