Mas cree que sería "bueno" que Zapatero aclarara su futuro porque se necesitan "más certezas que incertidumbres"

Vara elude entrar en el debate sucesorio y cree que los líderes que se desgastan son los que afrontan la crisis

nacional

| 28.03.2011 - 12:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El debate sucesorio en el PSOE sigue pendiente del silencio de Zapatero, el gran ausente el pasado fin de semana en los mítines del partido. Mientras, Rucalbaca era recibido en Ciudad Real con gritos de "presidente" en un acto donde recibía el apoyo de Bono. Comienza así la semana que desembocará el próximo sabádo en el Comité Federal del PSOE. Desde CIU, Artur Mas ha invitado a Zapatero a romper su silencio y ofrecer certezas en lugar de incertumbres.

Así, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, opina que "sería bueno" que el jefe del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, aclarara su futuro porque "vivir en esa incertidumbre no es bueno" y el momento de crisis económica hace que se necesiten "más certezas" y "más claridad" en lo que se va a hacer y "en quién lo va a hacer".

En un desayuno informativo organizado por el Foro Nueva Economía en Madrid, Mas ha señalado que "ese proceso tan largo de clarificación dentro del PSOE" acerca de si Zapatero continuará o no "es lo que está haciendo daño, más que la decisión final que tome". Por ello, ha insistido en que "aclarar el panorama es bueno".

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo catalán ha dicho no ser "un experto en el PSOE" y que, por lo tanto, el debate de la sucesión debe hacerse dentro de las filas socialistas y que él no se tiene que "meter". "Ya nos dirán quién es el candidato o la candidata. Ya nos lo harán saber en su momento y cuando lo sepamos ya trataremos con él o con ella. No creo que nosotros tengamos que entrar en ese tipo de quinielas", ha añadido.

LOS EMPRESARIOS PUEDEN HACER LO QUE QUIERAN

Sobre la petición que hizo a Zapatero el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, para que agote la legislatura y aplace todo lo posible la decisión de si se presentará o no el año que viene, Mas cree que los empresarios pueden "hacer lo que quieran" porque "todo el mundo tiene derecho a hablar de política".

"¿Ahora les vamos a tapar la boca a los empresarios diciendo que no pueden hablar de política, cuando de política habla todo el mundo? Hasta la Iglesia habla de política, de vez en cuando", ha señalado, si bien ha advertido de que "las decisiones no se toman desde los empresarios, sino desde la propia política".

"Se le pueden hacer llegar a Zapatero todo tipo de mensajes, pero ese tipo de decisiones las va a tomar el propio Partido Socialista. Veremos cómo las toman. Pero creo que sería bueno que las tomaran rápido y que se clarificara también rápidamente si esta legislatura se va a terminar o no", ha subrayado.

Mientras tanto, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, no volverá a pronunciarse sobre la posible sucesión de José Luis Rodríguez Zapatero porque ya ha dicho lo que tenía que decir, y porque lo que preocupa a los ciudadanos es que se resuelvan sus problemas.

"Todo lo que sea enfrascarnos en asuntos internos nos podrá ocupar y preocupar a nosotros, pero a los ciudadanos les preocupa bastante poco", por lo que no va "a entrar en esta campaña", ha afirmado hoy en Mérida.

Fernández Vara ha aseverado que en estos momentos hay que contar lo que ha ocurrido, trabajar, explicar qué ha hecho cada uno "para intentar resolver la situación y presentar un proyecto a los ciudadanos.

Por otra parte, al ser preguntado por las alusiones de la ministra de Defensa, Carme Chacón, al desgaste sufrido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Fernández Vara ha afirmado: "En una situación difícil como la que estamos viviendo, al que no desgaste, es porque no se está enfrentando con ella".

Ha argumentado que la crisis está erosionado a todo aquel que esté asumiendo la responsabilidad de salir de ella y ha insistido en que "si alguno no está sufriendo desgaste, es porque no está haciendo lo que debiera".

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, ha reconocido este lunes que "no es buena" la "especulación permanente" sobre el futuro del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre todo porque él mismo ha dicho que "lo único que quiere es estar centrado en los asuntos que preocupan a los españoles".

En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, Jiménez ha apuntado que, según las palabras del propio Zapatero, él no tiene intención de "anunciar previamente" cuándo desvelará su futuro y ha añadido que a ella le parece "bien que no lo haga".

Además, ha destacado que el jefe del Ejecutivo quiere centrarse en sus responsabilidades de Gobierno, que ha logrado "con gran determinación y valentía" la "estabilidad financiera y económica" y que ahora, además, la comunidad internacional está en un "momento importante" en Libia. "Francamente, lo entiendo, que no quiera permanentemente estar hablando de esta cuestión", ha añadido.

La titular de Exteriores no comparte que el propio Zapatero haya "alentado" en alguna ocasión el debate --a pesar de que el pasado diciembre dijo que su decisión ya la conocía una persona del partido-- y ha dejado claro que ella sólo hablará cuando el presidente abra el debate.

Así, se ha negado de plano a contribuir al debate porque, según ha dicho, se siente "muy cercana" a Zapatero y por eso, no ha querido siquiera valorar "si es conveniente o no el que él se pronuncie antes o después" de las elecciones del 22-M. Voy a apoyar en todo momento lo que diga y haga el presidente", ha remachado.