Mas avisa de un "punto sin retorno" si el Estado prohíbe emitir más deuda

nacional

| 20.01.2011 - Actualizado: 19:49 h

Video José Corriente

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha advertido este jueves de que las relaciones entre Cataluña y España se instalarían en un "punto sin retorno" si el Gobierno prohibiera al Gobierno catalán emitir más deuda. "Espero que no llegaremos a este punto, porque sería un punto sin retorno", ha avisado en declaraciones a Cataluña Rdio, destacando que el Estado debe facilitar una salida porque si Cataluña no saliera adelante afectaría al resto de España.

Pese a admitir que el Estado es quien tiene la sartén por el mango, Mas ha reclamado al Estado que cumpla con los compromisos firmados con Cataluña porque, en caso contrario, ha advertido de que la Generalitat tiene "mecanismos para actuar dentro y fuera de España" para explicarse.

Según Mas, el Estado no puede incumplir sus obligaciones, tras reivindicar que Cataluña, como mínimo, debe ingresar lo mismo que en 2010, haciendo referencia a los 1.000 millones de euros del Fondo de Competitividad que el Gobierno se resiste a pagar a la Generalitat este año. "El dinero de 2011 dicen que no, porque si lo pagan el Estado tendrá un déficit que no pueden hacer. Es decir, que para quedar bien ellos, te lo endosan a ti y después hacen el discurso de que es culpa de las autonomías", ha criticado.

Por ello, ha insistido en que Cataluña tiene capacidad de respuesta si no se encuentra una solución para ambas partes: "No se trata de disparar contra un barco en el que también estamos. Pero nadie debe disparar contra el barco".

"SOBREDEFICIT" DE 7.000 MILLONES

Y es que, para Mas, la Generalitat deberá afrontar un "sobredéficit" de más de 7.000 millones de euros, muy por encima de los 4.600 millones a los que se había comprometido el anterior gobierno tripartito.

Esta situación, según el presidente de la Generalitat, requiere la colaboración de todos los partidos, a los que ha emplazado a no obstaculizar la aprobación de los presupuestos de 2011, que será un 10% inferior al del año anterior. "Si los deberes no se hicieron antes deben hacerse ahora", ha destacado Mas, alegando que el recorte afectará prácticamente a todo el funcionamiento de la Generalitat.

PACTO FISCAL

En referencia al pacto fiscal, Mas contactará las próximas semanas con los jefes de filas de los grupos parlamentarios para empezar a "afinar" una propuesta catalana durante este año, que deberá ponerse encima de la mesa al próximo Gobierno que resulte de las elecciones generales de primavera de 2012.

El presidente de la Generalitat también tiene pendiente reunirse primero con el Rey y después con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque aún no hay fechas para estos encuentros.