Mas apela al espíritu de unión de la Diada para defender los intereses de Cataluña

nacional

| 23.04.2011 - Actualizado: 14:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha deseado que el espíritu de unión de la Diada de Sant Jordi se traslade al ámbito político en defensa de los intereses de Cataluña.

En declaraciones en la tradicional recepción de Sant Jordi en el Palau de la Generalitat, este año marcada por la austeridad, ha evitado pronunciarse sobre la actualidad política, a pocos días de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera y con la polémica de los 1.450 millones de euros del fondo de competitividad que la Generalitat reclama al Estado.

"De la misma forma que el día de Sant Jordi es un día que une el pueblo catalán en torno a buenas virtudes y actitudes, espero que este buen espíritu en los próximos días y meses, aunque haya elecciones, se afiance y se sea capaz de hacer cosas todos juntos en defensa de Cataluña", ha declarado.

Además de desear una buena Diada a todos los catalanes que se caracterice por la convivencia y el civismo, ha subrayado que también se celebra el Dia de Solidaridad con el pueblo japonés tras el terremoto que sufrió, al recordar la buena relación que mantienen Cataluña y Japón.

Por ello, ha querido resaltar las similitudes que hay entre el pueblo catalán y japonés porque, a su juicio, ambos han vivido vicisitudes y, por su tenacidad, han sido capaces de afrontarlas y superarlas.

En esta ocasión, Mas ha augurado que el país nipón "renacerá" de nuevo de las consecuencias de la tragedia.

El presidente de la Generalitat también ha deseado que se vendan muchas rosas y libros, aunque de momento aún no ha regalado ninguno.

Entre las recomendaciones que ha expuesto está el libro de Germà Bel, 'España, capital París', destacando que explica cómo se ha configurado el Estado y la posición que Cataluña debe tener al respecto, y el libro 'Moonriver' de Vicenç Villatoro, de corte más sentimental porque explica la pérdida de una persona querida.

Aunque ha evitado recomendarlos, alegando que se le podría acusar de interesado, ha citado el libro de Xavier Trias, el de Ferran Mascarell y el de Pilar Rahola.