Mas advierte al Gobierno que no podrá impedir la consulta y le pide que no “amenace”

Sánchez-Camacho califica de "vergonzosa" la abstención del PSC a la consulta

nacional

| 28.09.2012 - 11:20 h
REDACCIÓN

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado este viernes que su intención no es hacer una consulta sobre el futuro de Cataluña fuera del marco legal, pero ha avisado al Gobierno de que no se puede impedir que el pueblo catalán se pronuncie y le pide que no amenace. "No tenemos ganas de hacer las cosas fuera del marco legal, pero no se puede impedir que un pueblo que lleva mil años de historia, que tiene un proyecto de futuro y quiere luchar por su bienestar se pronuncie sobre su futuro a menos que no se le reconozca su existencia", ha afirmado tras inaugurar el XIX Forum Barcelona de Seguridad Vial.

Mas ha respondido así a la advertencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, de que impedirán la consulta, y ha pedido al Gobierno que escuche la voluntad de los catalanes que saldrá de las elecciones del 25 de noviembre.

"Si el pueblo se pronuncia, lo primero que tiene que hacerse es escuchar atentamente y educadamente y no amenazar", ha declarado Mas, que ha pedido al Gobierno diálogo si finalmente las urnas respaldan en noviembre un giro catalán hacia el derecho a decidir. El presidente catalán ha considerado, sobre la posición del Gobierno, que "son las amenazas típicas, son las amenazas tradicionales. Es la manera que tienen de reaccionar desde los poderes del Estado".

COMO BRITANICOS Y CANADIENSES

Según Mas, estas "amenazas y salidas de tono no ayudan a la buena convivencia. Estos son temas que deben resolverse con diálogo y negociación".

Por eso, ha confiado en que, llegado el momento en que Cataluña decida plantear una consulta, el Gobierno adopte una actitud similar a los del Gobierno británico con Escocia, o el de Canadá con Quebec, para que ambas partes se sienten a hablar "correctamente, educadamente, civilizadamente".

"ESTIMULANTE" APOYO A LA RESOLUCION

Sobre el respaldo obtenido en el Parlament a favor de la resolución para que Cataluña celebre una consulta de autodeterminación, con más del 60 por ciento de los diputados, Mas lo ha valorado como "estimulante" e histórico.

"Una mayoría del Parlament y creo que una mayoría de la sociedad catalana quieren hacer claramente un salto adelante: la autonomía de Cataluña no es suficiente; hay que ir bastante más allá", ha destacado Mas.

En este sentido, dijo que Cataluña se está jugando su futuro colectivo desde el punto de vista identitario y desde el punto de vista del bienestar como pueblo, y ha confiado en que esta mayoría "no solo se confirme, sino que se pueda ampliar", tras las elecciones de noviembre.

EL PSC DARIA MAS PESO

Ante la pregunta de si una mayoría en las elecciones similar a la de la votación del Parlament del jueves sería suficiente para impulsar la consulta, ha considerado que son "mayorías muy sólidas a favor de que Cataluña vaya ejerciendo su derecho a decidir".

No obstante, si estas mayorías se refuerzan tras las elecciones --por ejemplo con el PSC, ha dicho--, "la lectura ya será absolutamente evidente y ya no habrá nadie que pueda decir que hay dudas, aunque con las mayorías actuales ya es un peso sólido".

SÁNCHEZ-CAMACHO CALIFICA DE "VERGONZOSA" LA ABSTENCIÓN DEL PSC A LA CONSULTA

La presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha calificado hoy de "vergonzosa" la abstención del PSC en la votación de ayer en la que el Parlament aprobó la convocatoria de una consulta de autodeterminación en Cataluña con los votos de CiU, ICV-EUiA, ERC, SI y el diputado Joan Laporta. "Podríamos haber dicho un no todos juntos a quienes nos quieren separar del resto de España. (...) El PSC tendría que haber escuchado nuestra propuesta de hacer un frente común como en el País Vasco para defender a la Cataluña silenciosa que también se siente española. Los socialistas perdieron ayer una oportunidad", ha sentenciado Sánchez-Camacho.

La líder del PPC ha dado así el pistoletazo de salida a su precampaña electoral de cara a las autonómicas del 25 de noviembre en un acto a favor del bilingüismo bajo el lema "Cataluña tal cual", en el que también ha participado el líder de Ciutadans, Albert Rivera. El PPC había propuesto al PSC unir fuerzas para frenar el independentismo en Cataluña, algo que los socialistas han rechazado y que Sánchez-Camacho considera que es un "error" fruto de los "graves problemas" que tiene, a su juicio, el partido que lidera Pere Navarro.