Maroto dice que CUP y Sortu buscan, con los ataques al turismo, la agitación en las calles

nacional

| 12.08.2017 - 15:18 h

EUROPA PRESS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del Partido Popular, Javier Maroto, ha afirmado que la CUP y Sortu buscan, con los ataques al turismo, la "excusa" para provocar "la agitación" en las calles. Tras señalar que los que se llaman a sí mismos "salvadores de la patria" luchan "contra su propio pueblo" con sus actos de "turismofobia", ha destacado que hacen "un flaco favor" a los trabajadores del sector.

En una entrevista concedida a Europa Press, Maroto ha criticado los ataques al turismo que se están produciendo en Cataluña, Baleares y Euskadi. "Pensar que nuestro país sería mejor sin turismo, es no tener ni dos dedos de frente, es negar la realidad y buscar una excusa para provocar la agitación. La turismofobia es lo más rancio que hemos tenido en nuestras calles en mucho tiempo y eso que hemos tenido muchas cosas, desgraciadamente", ha subrayado.

Por ello, ha expresado su deseo de que la sociedad, "en su conjunto, muestre su rechazo a cualquier tipo de violencia, especialmente contra personas que el único pecado que cometen es venir a dejar dinero aquí, a gastar sus ahorros aquí y a pasarlo bien aquí, junto con nosotros".

Para el dirigente popular, "una reflexión que mucha gente comparte" es que "algunos de los que están diciendo que los turistas que vienen a España son un turismo de borrachera, son los mismos que son incapaces de pasar un fin de semana sin hacer botellón en la plaza pública". "Eso también es, en sí mismo, una contradicción y sorprende", ha añadido.

En este sentido, ha subrayado que "algunos de esos de la CUP o de Sortu son los mismos" que se ven "todos los días, especialmente los fines de semana, pegados a una botella en la calles". "Esos son los que critican el turismo de borrachera, cosas de la vida", ha lamentado.