Mariano Rajoy vuelve a apostar por la "gran coalición"

El candidato del PP afirma que tiene todo el apoyo de su partido y que solo sus adversarios quieren que se retire

nacional

| 16.06.2016 - 14:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado hoy que la propuesta planteada por el exministro Jordi Sevilla de que gobierne quien reúna más apoyos parlamentarios está "agotada" y lo mejor es que lo haga el más votado en las urnas el próximo 26 de junio.

Rajoy ha rechazado el planteamiento de Sevilla en una entrevista radiofónica en la que ha considerado que esa propuesta es la misma que el PSOE hizo tras el 20 de diciembre y sólo sirvió para repetir las elecciones. "Por tanto, esa es una fórmula que ya está agotada, porque se agotó el día en que el señor Pedro Sánchez se presentó a la investidura", ha añadido.

Frente a ello, se ha mostrado convencido de que la mejor fórmula es la que él plantea, consistente en una gran coalición y, en caso de que no sea aceptada, respetar la voluntad de los españoles y dejar gobernar al que haya conseguido más votos. "No es lo mismo ser el más votado que ser el más votado con tres o cuatro partidos, porque en este caso no eres el más votado ya que no es lo mismo el conjunto de los votos de los ciudadanos que los votos de otros partidos políticos", ha explicado.

EL PARTIDO LE APOYA

Mariano Rajoy, ha asegurado que ve al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, "empeñado" en que el socialista Pedro Sánchez sea presidente, un deseo que su partido no puede "complacer", ha dicho, y le ha advertido de que no piensa retirarse porque se siente fuerte y no recibe presiones para que lo haga. "No detecto ninguna petición". Rajoy ha subrayado que sólo sus adversarios políticos desearían que se retirase, como le reclama Albert Rivera al considerarlo un obstáculo para un futuro acuerdo. "El partido me está ayudando mucho, la valoración para mí entre los que votan al PP es satisfactoria", ha dicho.

El candidato 'popular' ha vuelto a apostar por una gran coalición con el PSOE y con Ciudadanos y por que, en su defecto, se le deje gobernar si vuelve a ser el partido más votado en las urnas, rechazando de nuevo la propuesta del PSOE de que se deje gobernar a quien tenga más apoyos en la investidura.

En esa línea, ha considerado que sería una falta de respeto a la voluntad de los votantes que el partido con más apoyo en las urnas hiciera presidente del Gobierno al segundo, tercero o cuarto.

Una vez celebradas las elecciones, ha asegurado que tiene intención de hablar con todos los demás líderes (aunque desconoce el orden o si querrán reunirse con él) con el objetivo "capital" de que "no se vuelvan a repetir las elecciones de ninguna de las maneras". "El ridículo sería monumental", ha advertido antes de reiterar su apuesta por un acuerdo con el PSOE con independencia de que este partido quede segundo o tercero en las elecciones.

Ha informado que las encuestas internas del PP coinciden con la del CIS y las de algunos medios en que la candidatura de Unidos Podemos superaría al PSOE.

Respecto a Pablo Iglesias, ha considerado que sus recetas son "antiguas, trasnochadas y ya superadas por el transcurso de los tiempos", y ante las acusaciones de "pinza" entre Podemos y el PP ha considerado que "la brillantez de algunos se demuestra con afirmaciones como esa". "Que digan que yo tengo un pacto con Podemos suena como mínimo a broma. Aquí el único pacto que hay es el que han tenido PSOE y Ciudadanos", ha recordado Rajoy antes de considerar que en el debate a cuatro del pasado lunes Rivera eludió atacar a Sánchez.

"NO NOS VAN A ECHAR" DE CATALUÑA

El presidente en funciones no prevé que el PP haga cambios en su campaña en Cataluña pese a los actos de hostigamiento. "A nosotros no nos van a echar de la calle unos cafres ni unos bárbaros", ha asegurado antes de mostrar su preocupación por el hecho de que haya gente "tomando la calle impunemente" como cree que ha ocurrido con "espectáculos" como el de los okupas y las agresiones a representantes de algunos partidos y ha pedido una "reflexión desde todos los puntos de vista" para analizar y resolver la "situación" en Cataluña.

Rajoy ha calificado de "espectáculos" episodios como los desalojos del llamado 'Banc Expropiat' de Barcelona o los ataques "a fuerzas políticas" como las sufridas por la número 3 del PP al Congreso por Barcelona, Alicia Sánchez-Camacho, el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.

También ha lamentado la agresión a dos aficionadas de la Selección española cuando repartían información sobre la instalación de dos pantallas gigantes para ver los partidos del equipo español en la Eurocopa. De hecho, ha recordado que les escribió un mensaje de "solidaridad" por la red social Twitter porque era "la única forma de llegar a ellas". Estos ataques "son impropios de un país democrático y civilizado como es España", ha remachado.

VISITA A UNA EXPLOTACIÓN GANADERA

El candidato del Partido Popular ha realizado una visita a una explotación ganadera en San Martín de Podes, en el municipio asturiano de Gozón, en la que ha estado acompañado por la cabeza de lista de la coalición de PP-Foro, Susana López Ares y por la presidenta del partido en Asturias, Mercedes Fernández.

Mariano Rajoy, ha querido salir al paso de los mensajes de sus rivales que apelan continuamente a la necesidad de cambio. "A quienes hablan de cambio les digo que el cambio empezó en España hace ya cuatro años y ahora lo que toca es perseverar", ha afirmado. Según ha explicado el candidato a la Moncloa ese cambio que empezó hace cuatro años se produjo "cuando se pasó del rescate al no rescate, a crecimientos positivos y a creación de empleo". Por ello, ha considerado que sería un "enorme error" dar marcha atrás y volver a "políticas superadas".

VA "MUY TRANQUILO" A PONTEVEDRA

Esta noche, Rajoy estará en su ciudad, Pontevedra, cuyo Ayuntamiento le declaró persona 'non grata' en febrero de este año y donde la pasada campaña un joven le dio un puñetazo durante un paseo. Al respecto, Rajoy ha dicho que está "muy tranquilo" al volver allí por que, aunque el acontecimiento fue "doblemente desagradable" por ser provocado por "una persona que perdió el juicio en aquel momento" y por tener lugar en "su ciudad", fue "una excepción a la regla general de que la gente se comporta normalmente de manera educada y civilizada".

Sin embargo, sí ha recalcado que la decisión del ayuntamiento es un "disparate" y una "injusticia" que "no sirve para nada". Aun así, ha pedido que "rectifique" y le quite ese "título" que no "tiene ninguna gracia".

"LO QUE QUIEREN LOS CIUDADANOS ES QUE EL QUE GANE GOBIERNE"

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha afirmado que lo que quieren los ciudadanos en unas elecciones es que "el que gane gobierne", frente a las coaliciones "contra natura" o de "todos los perdedores". De Cospedal se ha pronunciado así en Santander, al ser preguntada por los periodistas sobre si es partidaria de que tras las elecciones del día 26 gobierne la lista más votada o el partido que reciba un mayor apoyo parlamentario.

"Yo creo que la inmensa mayoría de los ciudadanos cuando participa en unas elecciones lo que quiere es que gobierne quien gana las elecciones", ha subrayado. En su opinión, se trata de un asunto "tan obvio" que casi tendría que quedar claro sin necesidad de dar ninguna explicación, porque está "en la mentalidad de todo el mundo". A partir de ahí, ha añadido, la legislación permite hacer coaliciones "a veces contra natura y a veces de todos los perdedores" para tratar de desplazar a quien los ciudadanos eligen como ganador.