Margallo ve imposible formar gobierno sin la cooperación activa del PSOE y C's

PSOE y Ciudadanos insisten en su 'no' a Rajoy

La mayoría de los españoles cree que Rajoy no podrá gobernar en minoría

José Manuel García Margallo

nacional

| 31.07.2016 - Actualizado: 22:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha defendido que será "imposible" que se conforme un Gobierno encabezado por el presidente en funciones Mariano Rajoy, la única opción que considera posible, si no existe una "cooperación activa" de PSOE y Ciudadanos.

En una entrevista publicada en el diario ABC, García-Margallo sostiene que Ciudadanos es "clave" en la negociación de la investidura Ciudadanos y que la presencia de Rajoy al frente del Gobierno no es negociable.

El ministro de Exteriores no encuentra "mucho sentido" a que Rajoy acuda a un debate de investidura en el Congreso para decir que no está en condiciones de cumplir el "mandato" que le ha hecho el Rey. Y entiende que, si después del 20 de diciembre sí había otras opciones de Gobierno e incluso el socialista Pedro Sánchez ensayó una, "ahora" no hay más que la de Rajoy.

A su juicio, una solución "alternativa" al PP conformada por PSOE, Podemos, Convergencia y partidos como ERC es "absolutamente inviable" e "impensable" después de la última resolución del parlamento catalán.

EL PSOE LE EXIGE QUE CONFIRME QUE IRA A LA INVESTIDURA

Por su parte, el diputado del PSOE por Madrid Rafael Simancas ha afirmado que "lo primero" que tiene que hacer el líder del PP, Mariano Rajoy, cuando se reúna el martes con Pedro Sánchez es "confirmar que va a cumplir la Constitución" y que se presentará a la investidura.

En una entrevista en la Cope, Simancas ha instado al presidente en funciones, y candidato por encargo del rey Felipe VI para formar Gobierno, a despejar estas "dudas no razonables". Debe aclarar que el objetivo no es otro que ir al Congreso a desgranar su programa, y a "exponerse al voto de los representantes de la ciudadanía", ha dicho.

Y ha añadido que el PSOE será respetuoso con los tiempos de Rajoy para recabar los apoyos suficientes, entre los que no estará el de los 85 diputados socialistas. El diputado por Madrid ha insistido en la línea mostrada ya por el secretario general, Pedro Sánchez: el PSOE se colocará en la oposición.

LA MAYORIA DE LOS ESPAÑOLES CREE QUE RAJOY NO PODRA GOBERNAR EN MINORIA

Por otra parte, un 55 por ciento de españoles cree que el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, no podrá gobernar en minoría, según una encuesta de Metroscopia realizada para el periódico El País.

El 55 % de los encuestados cree que el candidato del PP no podrá gobernar si solo le apoyan sus diputados, aunque esa misma cantidad de gente piensa que le corresponde al PP la tarea de dirigir el país.

Asimismo, un 66 % de los encuestados considera que, para evitar unas terceras elecciones, el PSOE debería abstenerse y dejar gobernar a Rajoy a cambio de una serie de reformas pactadas; la mayoría de los que así opinan son votantes socialistas, según Metroscopia.

Salvo los votantes de Unidos Podemos, partidarios en su mayoría de que se repitan las elecciones antes de que haya un Gobierno del PP (59%), la base electoral de los principales partidos señala como opción más deseable una abstención del PSOE.

El 87 % de los consultados cree que incluso si el candidato del PP logra su propósito, no podrá gobernar con comodidad, ya que para cualquier medida concreta, cualquier iniciativa legislativa o cualquier acción política tendrá que buscar constantemente el apoyo parlamentario de otras formaciones.

Por todas esas dificultades que aparecen en el futuro cercano y a medio plazo, un 69% de los españoles intuye, y así lo expresa en el sondeo, que la legislatura que ya ha arrancado será corta, y que no tardará demasiado en convocarse una nueva cita electoral.