Margallo: "La esperanza de que Maloma esté pronto en casa sigue siendo alta"

La portavoz socialista de Reglamento y diputada por Madrid, Irene Lozano, la pareja de Maloma Morales, Ismael Recacha, y sus padres adoptivos, José y Mari Carmen Morales

nacional

| 25.04.2016 - 08:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, dijo que su departamento sigue trabajando para que Maloma Morales, la española de origen saharaui retenida por su familia biológica, vuelva a España y dijo que la esperanza de que "esté pronto en casa sigue siendo alta".

García-Margallo hizo estas declaraciones en la rueda de prensa que ofreció junto a su homólogo de Kazajistán, Erlan Idrissov, en la visita oficial que el jefe de la diplomacia española realiza a este país de Asia Central. "Seguimos en contacto permanente", destacó el titular de Exteriores, empezando por él mismo desde Kazajistán.

Explicó que igualmente los servicios centrales del Ministerio de Exteriores, la embajada en Argel y el cónsul en Tinduf están en contacto permanente, al margen de las conversaciones que se mantienen en Nueva York entre el Frente Polisario y el embajador representante permanente de España ante la ONU, Román Oyarzún.

"Seguimos en contacto para conseguir lo que es nuestro único objetivo: que Maloma esté cuanto antes en su casa en España y para eso la discreción es la norma que debe imperar", subrayó. Y apostilló: "Las conversaciones siguen y nuestra esperanza de que esté pronto en casa sigue siendo alta. Lo que aconseja la prudencia es que no me extienda más".

García-Margallo dijo ayer que su departamento sabe "perfectamente" donde está Maloma Morales y que trabaja para cumplir el objetivo de que la joven "esté en casa cuanto antes". La familia adoptiva de Maloma Morales, la joven de 22 años vecina de Mairena del Aljarafe (Sevilla) liberada este jueves tras cuatro meses retenida en el Sáhara, denunció ayer que la española ha vuelto a ser entregada a su familia biológica.

Maloma, que está retenida desde el 12 de diciembre cuando se disponía a regresar a España tras una breve estancia, había llegado el viernes a Rabuni, la capital administrativa del Sáhara Occidental, en los campamentos de Tinduf.

La joven lleva en contacto con su familia hoy adoptiva de Mairena del Aljarafe desde los 7 años, y a partir de los 12 iniciaron un proceso con la familia biológica para que la niña viviese con ellos, hasta que al cumplir los 18 ella decidió quedarse en esa localidad sevillana y empezaron el proceso de adopción.

Tras muchos años sin viajar al Sáhara ni ver a su familia biológica, el 5 de diciembre viajó a los campamentos y el 12, cuando iba a volver, perdieron contacto con ella. Desde ese día se han podido comunicar por teléfono, pero no tenían noticia de su paradero desde el pasado 25 de diciembre.