Margallo defiende diálogo con Cataluña pero no para el "golpe" que quería Mas

José Manuel García Margallo

nacional

| 03.10.2015 - 11:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha defendido hoy el diálogo con Cataluña como con cualquier otra comunidad, pero siempre dentro del marco legal y no para avalar tesis como la del "golpe de Estado institucional" que pretendía el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Margallo se ha referido a la situación en Cataluña y la posibilidad de abordar una reforma de la Constitución en declaraciones a los periodistas en Valencia, donde ha participado en un acto del PP presidido por

el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy.

El ministro ha defendido el discurso del Gobierno en relación con Cataluña porque considera que ha sido el único posible ante una persona, en referencia a Mas, que es como si en una comunidad de vecinos pretendiera "prender fuego al edificio".

Ha recalcado la apuesta del Ejecutivo por la unidad de España, la igualdad de los españoles y la solidaridad entre territorios y ha señalado que quien pretenda una reforma como a la que aspira Mas debe utilizar los cauces establecidos, como ha recordado que hizo en su día el lehendakari Ibarretxe.

"Pero la apuesta de Mas era un golpe de Estado institucional, era romper la legalidad, no seguir el procedimiento establecido", ha añadido.

Ante una posible reforma de la Constitución se ha remitido a las palabras de Rajoy en las que apoya la necesidad de un consenso previo, como el que hubo ante el actual texto constitucional, para que las cosas salgan bien.

"El consenso es absolutamente imprescindible", ha recalcado el ministro, que ha reiterado también que es necesario decir qué se quiere reformar y para qué, porque, de lo contrario, se estaría abriendo una "caja de Pandora" sin saber exactamente lo que se pretende.

Además, ha considerado que nadie podrá acusar al presidente del Gobierno de no ser tolerante y de no escuchar a los demás, pero ha subrayado que "los principios son básicos".

Y a partir de ahí, ha insistido en que el Gobierno hablará con Cataluña como con cualquier otra comunidad. "No somos extraterrestres", ha sentenciado.

Respecto al horizonte para la formación de gobierno en Cataluña, Margallo ha señalado que hay que esperar "a ver qué es lo que pasa" y ha alertado de la dificultad que puede suponer que la candidatura de Junts Pel Sí sea "una especie de Arca de Noé".