Maíllo (PP) advierte de que el "riesgo" del 26J es un "pacto a la granadina"

Batet (PSOE) sobre Podemos: "Se puede acabar de nacer pero ser muy viejo"

Gutiérrez (C's): "Los ciudadanos tienen que tomar nota de quién quiere regenerar de verdad la política"

nacional

| 07.05.2016 - 13:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha defendido a su partido como la "alternativa seria y coherente" para el próximo 26 de junio, en donde "el riesgo", ha dicho, es un "pacto a la granadina" entre las izquierdas para hacer presidente a quien pierda a las elecciones.

Fernández Maíllo ha hecho estas declaraciones en Ourense, donde ha visitado junto con la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, y el secretario general saliente del PP gallego, Alfonso Rueda, el recinto en el que a partir de esta tarde comienza el congreso que mañana reelegirá a Alberto Núñez Feijóo como líder del partido en Galicia y candidato de nuevo a la Xunta.

Maíllo ha insistido en que el proyecto del PP es "coherente" y es el de "un partido unido, con liderazgo fuerte y contrastado y con gestión acreditada", algo que, en su opinión, no pueden decir el resto de fuerzas que se presentan a las elecciones, que no han gestionado un euro público.

Ha indicado que en estos cuatro meses desde la celebración de las elecciones del pasado diciembre "algunos han planteado como objetivo un pacto a la valenciana", cuando en realidad, ha explicado, su objetivo era "un pacto a la granadina", en alusión a la reciente investidura del socialista Francisco Cuenca con el apoyo de Podemos, IU y Ciudadanos en la ciudad andaluza.

"Han hecho alcalde a quien no ganó las elecciones, al del PSOE. Es lo que han intentado hacer estos cuatro meses, que se junten las distintas izquierdas para hacer presidente a quien no ganó las elecciones".

Según Fernández Maíllo, a partir del próximo 26 de junio solo puede haber un gobierno del PP "u otro en el que necesariamente estará Podemos", y ha abogado por un gobierno del Partido Popular porque es el "preferido según las encuestas" y el que representa un proyecto de "prudencia y moderación".

En cambio, ha señalado, la otra alternativa sería un gobierno con Podemos, "la izquierda radical" y "el gran problema para el 26J sería un pacto a la granadina".

Ha destacado que el PP hará una campaña "muy centrada en los ciudadanos, pegada a la calle" y atendiendo a los problemas y también aportando soluciones a los ciudadanos. De este modo ha comprometido la incorporación de cinco grandes pactos al programa, en los ámbitos educativo, social o de regeneración democrática.

Y, además, ha anunciado, el PP hará una campaña "muy austera", porque ya ha habido otra hace cuatro meses, por lo que "independientemente de si hay acuerdo con otros partidos, el PP se aplicará a sí mismo la austeridad". Ha destacado que la democracia no es cara pero sí ha abogado por "intentar reducir lo máximo que se pueda" en los gastos electorales.

Frente a "los que nunca han gestionado nada", sobre Podemos y Ciudadanos, y a los que "dejaron el país en la ruina", en alusión al PSOE, Fernández Maíllo ha insistido en que el PP presenta los "mejores indicadores" de Europa y ha señalado que "estos cuatro años son la demostración de que las recetas del PP son la correctas, porque dan resultado".

Ha insistido en sus críticas "a la suma de las izquierdas en sus distintos formatos", tanto los de la "vieja izquierda", que está "profundamente desunida" como la "radical", que presentó en Europa a Arnaldo Otegi como "un hombre de paz" y todo el mundo sabe que fue condenado por terrorismo, ha señalado.

Estas izquierdas, además, plantean "la disolución de España como nación", pues eso es "el derecho a decidir", algo que el PP no apoyará. Además, ha cargado contra "la izquierda nueva, la de Ciudadanos", porque en su opinión su proyecto "no es de fiar", ya que "hacen una cosa y la contraria" en función "del día y la hora".

Maíllo ha destacado la figura de Núñez Feijóo como un líder "consolidado" y le ha agradecido su "paso al frente" para volver a presentarse por tercera vez a las elecciones autonómicas tras sus victorias en 2009 y 2012.

BATET SOBRE PODEMOS: "SE PUEDE ACABAR DE NACER PERO SER MUY VIEJO"

Por su parte, la diputada en el Congreso Meritxell Batet (PSC) ha afirmado que el partido ha aprendido mucho en los últimos meses de negociación para formar un nuevo Gobierno central, y en una alusión implícita a Podemos ha asegurado que "se puede acabar de nacer pero ser muy viejo desde el nacimiento".

Lo ha dicho en la jornada 'Calidad democrática y reforma de los partidos' de la Fundación Rafael Campalans y celebrada en la sede del partido, donde ha criticado que se puede hablar mucho de desahucios pero pensar sólo en sillones, y tener cinco millones de votos pero esa fuerza "no sirva para cambiar algo y generar bienestar".

Ha subrayado que un partido debe trabajar para cambiar la vida de las personas y crear bienestar entre la ciudadanía, y ha asegurado que se puede ser muy apto para "denunciar y trabajar con el poder pero no ser capaz de gestionar los problemas sociales de las personas y transformar su vida".

DESCONTENTO CON LA DEMOCRACIA

Batet ha aseverado que desde hace mucho tiempo se puede "rastrear" el descontento de los ciudadanos con la democracia, y ha asegurado que los estudios demuestran que hay un creciente descontento con la calidad y la profundización de la democracia.

Ha explicado que en 2008 las encuestas del CIS mostraban que la satisfacción con la democracia de los españoles era similar a la de Dinamarca o Suecia, mientras que en noviembre de 2012 este dato había caído hasta el 30%: "Justamente cuando el PP llevaba un año en el Gobierno central", ha destacado.

En este sentido, ha dicho que los datos muestran que se debería ser más cuidadoso al cambiar la "estructura institucional" del país, y ha alertado de que España tiene dos particularidades, el paro y la corrupción, que dificultan la mejora de la calidad democrática.

"Quizá el problema de la democracia no es de prepotencia o exceso de poder, sino de impotencia. Nuestra democracia tiene más problemas de impotencia que de prepotencia", ha expresado Batet, que cree que la solución no es la tecnocracia, sino gente no experta liderando a gente experta, según ella.

GUITÉRREZ (C'S): "LOS CIUDADANOS TIENEN QUE TOMAR NOTA DE QUIÉN QUIERE REGENERAR DE VERDAD LA POLÍTICA"

El secretario general del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, ha declarado que, de cara a las elecciones del 26J, "los ciudadanos tiene que tomar nota de quién quiere regenerar de verdad la política" y ha señalado que su formación no permitiría "aforamientos como el de Rita Barberá".

En declaraciones a los periodistas en un acto con agrupaciones en Pozuelo de Alarcón (Madrid), Gutiérrez ha considerado que los españoles han valorado como su formación "ha sido capaz de ofrecer cambio y soluciones al paro y a la corrupción". Respecto al problema del paro, el dirigente de Ciudadanos ha querido destacar que "el foco debe ponerse en la clase media trabajadora, el verdadero motor de este país".

En cuanto a la posible confluencia de Izquierda Unida con Podemos, ha expresado que "en los últimos meses la izquierda radical se ha quitado la careta proponiendo más deuda, subidas de impuestos y un referéndum de autodeterminación". Según Gutiérrez, la línea de Podemos e IU es contraria al modelo político de C's que "va en la línea de la unión, de un programa económico solvente y de soluciones a la corrupción y al paro".