Magdalena Álvarez cobrará 10.000 euros al mes hasta jubilarse tras dimitir del BEI

Alvarez decidió dimitir tras las europeas "para no dar munición a la campaña electoral"

Asegura que hace once meses recibió el apoyo de De Guindos y Rajoy

nacional

| 26.06.2014 - 10:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La ex vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Magdalena Alvarez, ha destacado que su dimisión se ha producido "después de las elecciones europeas", algo decidido "para no dar munición a la campaña electoral ni para interferir en la campaña electoral de las europeas, porque este es un puesto europeo".

"La dimisión es mía, en mi dimisión mando yo y he dimitido cuando me ha parecido oportuno, dando un paso atrás para evitar daños a mi país, al banco y a mí misma, eso sí después de las elecciones europeas, no en la mitad para no interferir en la campaña", ha aseverado Alvarez en una entrevista con Canal Sur Radio, donde ha recordado que ha dimitido" después de que el Gobierno presentara la petición oficial de cese", toda vez que "la mano que mece la cuna de todo es el Gobierno, no es el banco".

Alvarez, exconsejera andaluza de Economía y Hacienda, está imputada por la juez Mercedes Alaya en el caso sobre los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares en Andalucía, pero ha desvinculado su renuncia de su situación procesal. A

Alvarez ha destacado su labor en el BEI, de forma que ha apuntado que desde que ha estado imputada hasta ahora "en España los préstamos del banco han sumado 12.700 millones", y ha resaltado que ha obtenido "mejores resultados que ningún otro vicepresidente; es más que ningún otro país, España es la que más préstamos ha conseguido y es lo que más se ha conseguido en toda la historia de relación de España con el banco"

"Nadie puede decir que he perjudicado los intereses de España, he defendido los intereses de mi país", ha aseverado Alvarez, quien reconoce que tiene "una ideología distinta a la del PP, pero la ideología la he dejado fuera al entrar en el BEI y no he discriminado absolutamente a nadie y he dado múltiples préstamos al Gobierno y a comunidades autónomas; no he discriminado a nadie por su ideología, por lo que habría que ser mas comedido a la hora de presionar para que otro se pusiera en mi sitio".

Magdalena Alvarez ha insistido en que su dimisión "no ha tenido absolutamente nada que ver con mi situación procesal, sino con mi relación con el Gobierno y lo que está haciendo éste para quitarme de mi puesto y colocar a otra persona".

LUIS DE GUINDOS MINTIÓ

En ese sentido, ha aludido a las declaraciones del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien aseguró que "sí estaba siendo investigada por el banco, cuando él sabía que no era verdad porque lo había preguntado antes al presidente del banco" y ha agregado que el presidente del BEI "dijo dos días después que no estaba siendo investigada".

"Esto da medida de la manipulación y maniobra de mi Gobierno para que me abrieran una investigación en una institución internacional donde estaban confiados de mi inocencia y totalmente satisfechos con mi trabajo", ha aseverado.

Magdalena Alvarez ha asegurado que "desde el primer día" ha estado "informando voluntariamente al BEI y todos los autos de la juez Alaya los he encargado traducir a un traductor jurado y todos los documentos los he ido entregando al banco para que estudiaran y vieran las causas de por qué debía ir a declarar acompañada de un abogado, ello era porque era la responsable de los presupuestos de la Junta, una ley aprobada por el Parlamento". "Cuando había algo bueno o malo, sistemáticamente iba informando", añadió.

"A mí no me echa nadie, ni me echa el banco, sino que he decidido irme para evitar las tensiones que a nivel europeo podría generar que el Gobierno español hubiera pedido mi cese en un consejo de administración donde estaban personados todos los países", ha aseverado la ex vicepresidenta del BEI, quien lamenta que "todos los países trabajan para conseguir mejores puestos europeos, pero España concentra sus esfuerzos en ver cómo me desprestigia internacionalmente para que me vaya". En ese punto, ha aludido al caso de González Páramo en el Banco Central Europeo, "donde nos hemos quedado sin puesto".

APOYO DEL MINISTRO HACE 11 MESES

Alvarez ha explicado que ella habló con De Guindos por teléfono cuando le imputaron hace 11 meses "y él me dijo que no me preocupara y que siguiera trabajando" y en marzo de 2014, Rajoy dijo que una imputación "no era causa para una dimisión", algo que "era un espaldarazo a que me mantuviera en el banco", pero lamenta que "paralelamente había una serie de personas trasladando información falsa sobre mi para que se me abriera una investigación".

"Prefiero dar un paso atrás y dejo mi sitio, pero hay que dejar de deteriorar al país y no dar una imagen tercermundista, peleando por un puesto internacional, eso nadie lo comprende fuera", ha añadido Alvarez, que lamenta que el PP "no tiene la misma vara de medir y los diputados del PP no dimiten, algo que me parece bien, pues una imputación es una garantía para el ciudadano, no es un castigo".

Considera "peligroso" el juicio paralelo, rechaza pedir la dimisión de los miembros del PP que están imputados "y que son muchos" pero sí pidió "mayor respeto institucional, que no lo tienen; les da igual las instituciones internacionales".Alvarez lamenta que el PP "no tiene límite y cuando quiere algo va y lo coge; cuando alguien se le pone a mitad del camino no paran en mientes, eso es inquietante".

La también exministra de Fomento y exconsejera de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, quien ha reconocido que se ha intercambiado mensajes con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, aunque no se han llamado, ha reconocido que ahora va a descansar y tomarse tiempo para decidir qué va a hacer, porque ha terminado "agotada de todo esto", aunque después pedirá la reincorporación en su puesto de trabajo como inspectora de finanzas del Estado. "Seguiré trabajando, no me veo sin trabajar", ha apostillado.