Madina niega ante Valenciano que lidere un sector crítico al pacto europeo

nacional

| 20.06.2013 - 18:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, ha negado este jueves ante la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, y la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, estar liderando un sector crítico dentro del partido contra el acuerdo suscrito entre socialistas y 'populares' con una posición común para el Consejo Europeo de la próxima semana.

El desmentido ha tenido lugar durante una conversación que han mantenido Madina, Valenciano, Rodríguez y la también dirigente socialista Trinidad Jiménez en el patio del Congreso y que fue captada por las cámaras de televisión.

En concreto, Madina hace referencia a una noticia publicada hace tres días por el diario digital 'Vozpópuli' en la que se le atribuía estar encabezando un sector crítico con el pacto suscrito entre el líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que precisamente van a escenificar ambos este jueves con una entrevista en La Moncloa.

El número dos del Grupo Socialista niega la noticia y explica a sus 'jefas' que si él quisiera liderar un sector crítico lo haría "de otra manera", planteándolo en la Ejecutiva Federal.

ELORZA Y BARREDA SI SON CRITICOS

En la reunión que mantuvo el Grupo Socialista el pasado martes, sí hubo diputados que cuestionaron abiertamente ese acuerdo con el PP. Fueron el presidente de la Comisión Mixta de Control de RTVE, José María Barreda, y el diputado por Guipúzcoa Odón Elorza.

Ambos alertaron ante sus compañeros del riesgo de haber sellado en solitario con el PP una posición común ante el Consejo Europeo, criticaron que no se incorporara a otros partidos del arco parlamentario a ese consenso desde el principio, y se quejaron de que Rubalcaba no hubiera acudido a explicar al Grupo Socialista por qué se pacta con un Gobierno que está haciendo drásticos recortes en políticas sociales y un partido que está salpicado de casos de corrupción.