Madina lidera los socialistas criticos con Sánchez por el el pacto contra el yihadismo

Ximo Puig admite discrepancias en la comunicación del pacto, no en el contenido

nacional

| 11.02.2015 - Actualizado: 16:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El reciente pacto antiterrorista que firmó el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acaparó la reunión que celebró este martes el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, con Eduardo Madina liderando el sector crítico.

En las tres horas de reunión a puerta cerrada, los socialistas debatieron sobre el Acuerdo para afianzar la unidad en defensa de las libertades y en la lucha contra el terrorismo que Sánchez y Rajoy firmaron el lunes 2 de febrero y del que se desprende la proposición de ley orgánica que han presentado de manera conjunta PP y PSOE sobre la tipificación del delito de terrorismo y que remite al Código Penal, en el que se establece como pena máxima la prisión permanente revisable, a la que el PSOE es contrario.

Este hecho es el que precisamente ha generado las críticas del sector que ha "liderado" Eduardo Madina. El diputado vasco se mostró contrario a la decisión del PSOE de alcanzar este pacto del PP, rompiendo así la actitud silente que mantenía desde que en julio le disputara la Secretaría General del PSOE a Sánchez.

Fuentes socialista indicaron a Servimedia que algunos diputados contrarios a la decisión de la Dirección del PSOE "pidieron" a Madina que encabezara la línea discordante contra el pacto, si bien el diputado vasco asumió el reto aunque con una "intervención algo tibia" para "no romper el acercamiento" iniciado con Pedro Sánchez.

Además de Madina, otros diputados como Laura Seara, José María Barreda y Odón Elorza cuestionaron el pacto porque consideran que hace al PSOE asumir la prisión permanente revisable y que es una "línea roja" que no debía franquearse.

La discusión, indicaron fuentes parlamentarias, era "previsible" porque se trata de un asunto que afecta al corazón del partido al tiempo que indicaron que las críticas eran sólo "de fondo" y matices sobre el pacto.

En su intervención inicial, el secretario de organización, César Luena, destacó que el pacto fue "promovido" por el PSOE al igual que sucedió en anteriores pactos, como ocurrió en el de Madrid (1987), el de Ajuria Enea (1988) y el acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo (2000).

Ensalzó que son un partido "responsable" y de Gobierno y "contrario a la cadena permanente revisable", por lo que recordó que se han comprometido a eliminarlo del Código Penal en cuanto tengan responsabilidades de Gobierno, y remarcó que la "condición" para la firma del pacto era que no apareciera referencia alguna en el texto rubricado por Rajoy y Sánchez ni en la proposición de ley.

Luena señaló que este pacto, según fuentes parlamentarias, forma parte de la "identidad" del PSOE, de un partido "responsable, leal y de gobierno" y que siempre ha defendido la unidad contra el terrorismo.

En una posición intermedia intervino la diputada y candidata del PSOE a la Presidencia de Canarias, Patricia Hernández, quién mostró sus reticencias, a la vez que apuntó que tendía la mano en actitud "conciliadora" entre los dos sectores afirmando que ningún socialista está de acuerdo con la cadena perpetua como todos los socialistas lo están contra el terrorismo.

Las posiciones críticas fueron respondidas, según indicaron a Servimedia, por 11 intervenciones en defensa del pacto. Se trata de uno de los negociadores José Enrique Serrano, el expresidente del partido Manuel Chaves, Trinidad Jiménez, Jesús Caldera, Antonio Trevín, Juan Moscoso, Diego López Garrido, Rafael Simancas, Herick Campos, José Segura y Manuel de la Rocha.

Por último, con un discurso "cómplice" con Madina y apelando al sentimiento, el portavoz socialista, Antonio Hernando, se encargó de cerrar el debate insistiendo que el PSOE siempre ha defendido la unidad contra el terrorismo.

Hernando recordó cuando los socialistas sufrían ataques del PP acusándoles de traicionar a los muertos a manos de la banda terrorista ETA y Madina y Patxi López asistían a ver los féretros de concejales socialistas asesinados. Su "emotivo" discurso conciliador fue muy sentido y provocó los aplausos de los diputados socialistas.