Madina anuncia su candidatura a la secretaría general del PSOE

"Estamos en condiciones de dar un nuevo impulso" y liderar un "shock de modernidad"

Pedro Sánchez: "España necesita un PSOE fuerte ya frente al PP"

López Aguilar dirá el lunes si opta a liderar el PSOE

nacional

| 13.06.2014 - 11:58 h
REDACCIÓN

El aspirante a secretario general del PSOE Eduardo Madina se ha ofrecido para liderar el "shock de modernidad" que, a su juicio, necesita España, en nombre del "tiempo nuevo" que ha comenzado a abrirse en su partido, ha dicho.

Diputado por Vizcaya, Madina ha anunciado oficialmente su incorporación a la carrera por liderar el PSOE en un pasillo del Senado, junto al busto del histórico dirigente del partido y primer lehendakari vasco en la etapa preautonómica, Ramón Rubial, referente ético y moral de los socialistas.

Madina, que ha anunciado su dimisión como vocal de la Ejecutiva Federal en pos de la "igualdad de condiciones" con otros candidatos, ha explicado que seguirá, no obstante, de secretario general del grupo en el Congreso, por entender que ese es un cargo institucional y que el partido debe mantener la normalidad parlamentaria.

En rueda de prensa, ha subrayado que ha tomado la decisión de presentarse consciente de la "gravedad de la situación" que atraviesan el país y millones de españoles, y de que un "tiempo nuevo" va a empezar en el PSOE el próximo 13 de julio, al que él quiere aportar su "granito de arena" con esta candidatura.

Un tiempo nuevo que "terminará con la vuelta del PSOE para la producción de un shock de modernidad" en el país, ha apostillado.

En su opinión, España "no necesita pequeñas reformas, pequeños pasitos adelante que luego vuelven a ser pasos atrás con los gobiernos del PP", sino un "shock de modernidad que coloque a sus ciudadanos en el lugar en el mundo que merecen", ha subrayado.

Tras asegurar que se siente "muy arropado" en su decisión por "miles" de compañeros, se ha comprometido a que, si los militantes le eligen secretario general, convocará "en tiempo y forma" las primarias abiertas previstas para elegir en noviembre al candidato a la Presidencia del Gobierno.

"Me siento muy arropado, si no, no estaría aquí, siento que hay una oportunidad y he querido explorarla", ha afirmado. Se ha comprometido asimismo a "contribuir" a lo que el partido le pida y se ha mostrado "a disposición de la unidad", consciente de que es "clave en este congreso".

Un congreso extraordinario que se celebrará el último fin de semana de julio y que espera que sea "histórico" para que el PSOE pueda diseñar "el primer paso hacia el futuro" y ganar las próximas elecciones municipales, autonómicas y generales.

"El paso adelante que doy lo doy para acompañar al PSOE hacia la recuperación de sus vocaciones de mayoría y para dejar un ejemplo mañana de que la valentía en momentos de mayor complejidad es siempre el mayor legado que nos dejó Ramón Rubial y muchos compañeros vascos de los que aprendí que el compromiso es siempre un paso adelante y nunca un paso atrás", ha certificado.

Abierto a que los socialistas debatan sobre Monarquía o República, ha apostado por una reforma "profunda" de la Constitución en el sentido federal y para asegurar la convivencia de todos en el país, en la que el PSOE -desde su punto de vista- siempre ha sido el "pilar central".

Ha abundado en esta idea al defender el fortalecimiento de los lazos con el PSC y al descartar siquiera imaginarse a un partido socialista "rupturista" con la convivencia.

También ha indicado que en los últimas días ha hablado con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, después de que ella anunciara que no iba a competir por la Secretaría General del PSOE, y que su conclusión es que todos los socialistas son conscientes de que tienen que ir a un congreso de renovación, de fortalecimiento interno y de unidad y reacción.

Con él ya son cinco los aspirantes que han empezado a recabar los 10.000 avales necesarios para validar su candidatura, tras haberlo hecho ya el diputado por Madrid Pedro Sánchez, el profesor universitario granadino José Antonio Pérez Tapias en nombre de la corriente Izquierda Socialista; el afiliado al PSM Alberto Sotillos en representación del grupo Socialismo Democrático y el militante de Puertollano (Ciudad Real) Manuel Pérez García.

LOPEZ AGUILAR SE PRONUNCIARÁ EL LUNES

El eurodiputado del PSOE Juan Fernando López Aguilar ha avanzado que el próximo lunes hará público si ha decidido optar a la Secretaría General de su partido, después de la "reflexión personal" que tiene previsto llevar a cabo este fin de semana.

López Aguilar ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso, tras el acto de acatamiento de la Constitución por parte de los eurodiputados electos en los comicios del pasado 25 de mayo, celebrado en la Cámara Baja.

El eurodiputado socialista ha explicado que "mucha gente" ha contactado con él y ha recibido mensajes pidiéndole que dé un "paso al frente" y adelante para liderar el PSOE. "Quien da un paso al frente sirve al partido", ha subrayado.

López Aguilar ha calificado de "extraordinaria" la situación que atraviesa el Partido Socialista y ha considerado que ante ella se requieren también "respuestas extraordinarias". El partido se encuentra "en el peor momento de la historia democrática", un escenario que ha dicho: "interpela a quienes amamos al PSOE y estamos muy comprometidos con él".

Para que su partido vuelva a ser "el vertebrador de la izquierda española" el eurodiputado socialista propone "una gran operación de reintegración" que "reconcilie" al PSOE con sus electores, a los que "ha abandonado".

PEDRO SÁNCHEZ: "ESPAÑA NECESITA UN PSOE FUERTE YA" FRENTE AL PP

El candidato a secretario general de los socialista Pedro Sánchez ha afirmado que "España necesita un PSOE fuerte ya" que haga frente a "un PP que está causando mucho dolor" en la sociedad española y que no resuelve el desafío catalán, el "principal problema" que hay sobre la mesa.

En declaraciones a la cadena Ser, Sánchez ha apostado por consolidar la apuesta socialista por el federalismo y por afrontar el reto catalán con "mucho diálogo, dedicación y un vocación de pacto".

Sánchez se ha mostrado convencido de que él ganará en el congreso extraordinario de julio porque tiene "mucha fuerza y energía acumulada para liderar el cambio que necesita el PSOE" y, a partir de ahí, ha pedido el apoyo de "todos" para fortalecer al partido.

Preguntado por si tiene el apoyo de la secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, ha respondido que Andalucía debe ser central en el proceso de cambio del partido y que "no entender eso es no entender el proceso al que estamos convocado ni el papel que debe jugar en el futuro PSOE andaluz y el nacional".