Los tres diputados de IU confirman que darán la presidencia de Extremadura al popular Monago

Vara marca "líneas rojas" y brinda "siempre" su apoyo para defender a los débiles

Monago, sin mayoría absoluta, irá a segunda votación el jueves, ya definitiva

nacional

| 05.07.2011 - 14:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Segundo día de sesión del Debate de Investidura en Extremadura. En el discurso IU ha confirmado que su tres diutados se abstendrán en la votación que dará la Presidencia del Gobierno al popular José Antonio Monago, la lista más votada en las pasadas elecciones.

Monago no ha obtenido hoy la mayoría absoluta necesaria para ser investido como presidente por lo que, como estaba previsto, deberá someterse el próximo jueves a una segunda votación, en la que ya sí será elegido con mayoría simple.

El líder del PP sólo ha obtenido el respaldo de los 32 diputados del Grupo Popular en la segunda jornada de la sesión de investidura, en la que los 30 parlamentarios del Grupo Socialista han votado en contra de su candidatura y los tres de la Agrupación de Diputados IU-Verdes-SIEX se han abstenido.

De este modo, los diputados de Izquierda Unida cumplen el resultado del proceso de consulta a las bases que la coalición llevó a cabo tras las elecciones autonómicas, que le dieron la llave del gobierno.

Lo hace pese a las reiteradas presiones de la Dirección Federal para votar a favor del socialista Guillermo Fernández Vara y evitar, de este modo, un gobierno del PP en Extremadura, el primero en democracia.

Al no conseguir mayoría absoluta, el presidente de la Cámara, Fernando Manzano, ha fijado, tal y como establece el reglamento, una nueva sesión plenaria 48 horas más tarde, es decir el próximo jueves a las 10 horas, en la que Monago sí resultaría ya investido con la mayoría simple de su grupo.

El hasta ahora presidente, el socialista Guillermo Fernández Vara, se ha mostrado muy crítico con la postura de IU y ya ha advertido que no ayudará a gobernar desde la oposición.

Así, el presidente del Grupo Socialista en la Asamblea de Extremadura ha marcado hoy sus "líneas rojas" para la próxima legislatura, como el respeto al Pacto Social y Político, y ha manifestado al PP que no le ayudará a gobernar desde la oposición, aunque sí le tendrá a su lado en la defensa de la cohesión territorial y "de los más débiles".

"Ahí me tendrá siempre", ha aseverado el todavía presidente en funciones de la Junta de Extremadura en la segunda sesión del debate de investidura en el Parlamento, que comenzó ayer por la tarde con el discurso del previsible futuro presidente de Extremadura, el popular José Antonio Monago.

Un discurso "sobrado de retórica y falto de alma" a juicio del dirigente socialista, con contradicciones y "cierto nivel de desconocimiento" al proponer cuestiones que escapan a su competencia, y con ausencias como las referidas a igualdad o el proyecto de la refinería Balboa.

Tras pedir más concreción y que cuantifique compromisos como la creación de empleo, Fernández Vara le ha expuesto sus "líneas rojas" al afirmar que no aceptará cambios en el Pacto Social y Político de Reformas, rebajas fiscales "por doquier" ni recortes en la financiación per cápita en educación, sanidad y dependencia.

"No voy a poner nunca palos en las ruedas en lo que tenga que ver con Extremadura", ha añadido Fernández Vara para acto seguido manifestar a Monago que siempre le tendrá a su lado para defender la cohesión territorial.

En el turno de réplica, Monago ha vuelto a apelar al diálogo y al "sentido común" en el ejercicio de la política, y ha resaltado la política de pactos entre gobierno y oposición de la legislatura pasada, pues es "normal" en democracia.

Ha señalado que el Pacto Social y Político también es una "línea roja" para él, ha subrayado que su acción política se basará en los 16 programas estratégicos y 5 iniciativas legislativas que presentó en su discurso de ayer y ha pedido "cien días de cortesía".

Ha afirmado que no puede prometer un número concreto de puestos de trabajo pero sí que, una vez puestas "en orden" las cuentas regionales, dedicará todos los recursos necesarios a pymes, empresas, autónomos y emprendedores con este fin.

"Ahora más que nunca tenemos que demostrar que somos capaces de ponernos de acuerdo para atajar los problemas de la región", lo que significa "cesión", "humildad" y "acuerdo", ha concluido.

IU pregunta de dónde va a salir el dinero y por qué quitar céntimo sanitario

Por su parte, el portavoz de la Agrupación de Diputados de IU-V-Siex, Pedro Escobar, ha preguntado hoy al candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, que concrete de dónde va a sacar los recursos y por qué quitar el céntimo sanitario.

En la segunda jornada del Debate de Investidura, Escobar ha considerado que debe hacer esa concreción para "ganar en credibilidad".

A su juicio, el céntimo sanitario no ha impedido que se pueda coger el coche.

Monago ha contestado que el dinero saldrá de impulsar el dinamismo de la economía, de las reformas, de la austeridad, de exigir al Gobierno de España que cumpla sus compromisos con Extremadura y de hacer atractiva a la región como punto de inversión.

El candidato popular ha reclamado que no se caiga en la "tentación" de más impuestos, porque la subida del IVA no ha supuesto una mayor recaudación y porque provoca más fraude fiscal.

En su intervención, ha aclarado que el céntimo sanitario lo paga también el que recibe la renta básica, porque es "indiscriminado", aunque se ha mostrado a favor de buscar puntos de encuentro.

A Monago no le importa instar al Estado para que recupere el impuesto de patrimonio, como reclama IU en sus doce "mandamientos" para abstenerse en la investidura, pero ha hecho "memoria fiscal" para aclarar que este impuesto lo quitó Zapatero y no Aznar

También se ha mostrado a favor de modular el impuesto de sucesiones, como pide IU.

Aunque Monago ha propuesto modificar el sistema de financiación autonómica, Escobar ha advertido de que cuando llegue el momento de hacerlo no haya excusas.

El "papel lo aguanta todo", ha apuntado Escobar, que ha reconocido que Monago es un "hombre de palabra", pero que detrás de él "hay una organización".

"No se obsesione con el AVE", le ha pedido Escobar, que ha defendido la necesidad de un plan de global de movilidad, pero Monago ha precisado que no le gusta que el "tomen el pelo" con promesas incumplidas.

Escobar ha explicado hoy que las razones que les impide votar al PP y al PSOE y ha advertido al candidato popular que la abstención en su investidura "no es un cheque en blanco".

"Señor Vara, no les quitamos nada. Nuestra abstención no va contra usted", ha apuntado.

Escobar ha expuesto que éstas son sus propuestas, puesto que no hay "cláusulas ocultas ni letra pequeña".