Los trece ministros del primer Gobierno de Rajoy juran sus cargos ante el rey

El titular de Justicia y hasta ahora alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha sido el primero en jurar

El nuevo Gobierno contará con menos Secretarías de Estado que el anterior

Desaparecen Cooperación Internacional, Transportes, Igualdad, Inmigración y Emigración y Cambio Climático

nacional

| 22.12.2011 - Actualizado: 21:05 h
REDACCIÓN

Los trece ministros, nueve hombres y cuatro mujeres, que forman el primer Gobierno de Mariano Rajoy han jurado hoy sus cargos ante el rey en una ceremonia celebrada en el Palacio de la Zarzuela, veinticuatro horas después de la jura del líder del PP como nuevo jefe del Ejecutivo.

La reina ha asistido a esta ceremonia, que ha tenido lugar en el Salón de Audiencias y con la que abre su mandato el trigésimo octavo Gobierno de España -el octavo del PP- desde las primeras elecciones democráticas celebradas el 15 de junio de 1977.

El titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha sido el primero en jurar ante un ejemplar de la Constitución y otro de la Biblia, situados a ambos lados de un crucifijo, para poder así actuar como notario mayor del Reino y dar fe del juramento de sus compañeros. "Juro cumplir con las obligaciones de ministro de Justicia, con lealtad al rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros", ha sido la frase leída por Ruiz-Gallardón, fórmula que han empleado después, uno por uno, los otros doce ministros.

Tras él, ha formalizado el compromiso la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría quien, en un lapsus, ha dicho "jurar y hacer guardar la Constitución" en lugar de "guardar y hacer guardar".

A continuación, lo han hecho el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, como titular del departamento más antiguo, al que han seguido Pedro Morenés (Defensa), Cristóbal Montoro (Hacienda), Jorge Fernández Díaz (Interior), Ana Pastor (Fomento), y José Ignacio Wert (Educación, Cultura y Deporte).

El orden de la ceremonia ha seguido con Fátima Báñez (Empleo y Seguridad Social), José Manuel Soria (Industria, Energía y Turismo), Miguel Arias Cañete (Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente), Luis de Guindos (Economía y Competitividad) y Ana Mato, que ha prestado juramento en último lugar como titular del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de más reciente creación.

Todos han optado por la fórmula del juramento frente a la de la promesa, y solo Sáenz de Santamaría y De Guindos lo han hecho únicamente sobre la Constitución, mientras que Ruiz Gallardón y Wert han extendido la mano derecha sobre la Carta Magna y la izquierda sobre la Biblia.

El nuevo titular de Justicia ha pronunciado la palabra "juro" con la mano izquierda sobre la Biblia, que ha retirado a continuación para completar la lectura con la derecha sobre el texto constitucional.

El resto de nuevos ministros ha jurado sobre la Biblia, algunos con la mano izquierda (García-Margallo, Montoro, Fernández Díaz, Pastor, Báñez y Soria) y otros con la derecha (Morenés, Arias y Mato), todos ellos en presencia de la directora general de Registros y Notariado, María Ángeles Alcalá.

De la ceremonia han sido testigos además los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y del Senado, Pío García Escudero, así como los del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, y el Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar.

Acompañaban además a don Juan Carlos y doña Sofía el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, el secretario general, Alfonso Sanz Portolés, y el jefe del Cuarto Militar, Antonio de la Corte.

El ejemplar de la Carta Magna utilizado en este acto solemne, un facsímil del original publicado por las Cortes Generales en 1980, estaba abierto por el título IV, artículo 100, que se refiere al nombramiento y separación de sus cargos de los miembros del Gobierno.

En cuanto a la Biblia, un ejemplar editado en Valencia en 1791 que fue propiedad de Carlos IV, mostraba las páginas del capítulo XXX del Libro de los Números en un pasaje que habla "del voto y juramento y de su obligación y cumplimiento".

Una vez formalizado el acto, los ministros han sido felicitados por Don Juan Carlos y Doña Sofía, con quienes han departido unos minutos tras posar para la foto de grupo.

Al igual que ocurrió ayer tras jurar el cargo de presidente del Gobierno, Rajoy ha permanecido unos minutos hablando a solas con el Rey, mientras que el restos conversaba en distintos corrillos.

La reina, que ha besado a las cuatro ministras -con trajes de chaqueta de distintos colores en contraste con el azul uniforme de los trajes de los ministros-, ha dedicado unos minutos a intercambiar impresiones con la nueva titular de Fomento.

Tanto Rajoy como ocho de sus nueve ministros han optado también por el azul a la hora de escoger hoy su corbata. La nota discordante la ha puesto Luis de Guindos con una corbata rosa.

MENOS SECRETARÍAS DE ESTADO

El nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reducido de veintiséis a veinticuatro el número de Secretarías de Estado que componen los trece Ministerios que integran su Ejecutivo, según recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicado este jueves.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, del cual se encargará desde hoy José Manuel García Margallo, mantiene la Secretaría de Estado para la Unión Europea y varía la composición de las otras dos, creando una Secretaría para Iberoamérica, antes integrada en la de Asuntos Exteriores, que ahora se encargará también de Cooperación.

Tanto el Ministerio de Justicia, que dirigirá Alberto Ruiz Gallardón, como el Ministerio de Defensa y el de Interior, con Pedro Morenés y Jorge Fernández Díaz al frente respectivamente, mantienen la misma estructura, con las Secretarías de Estado de Justicia, la de Defensa y la de Seguridad, como órganos superiores de cada una de estas carteras.

Como novedad en el nuevo Ejecutivo de Rajoy destaca que el Centro Nacional de Inteligencia, adscrito hasta ahora al Ministerio de Defensa, pasa a depender directamente de Presidencia del Gobierno.

ECONOMIA Y APOYO A LA EMPRESA

Por su parte, el Ministerio de Economía y Competitividad, el cual se encargará de dirigir Luis de Guindos, y que, tal y como ocurrió la última vez que el Partido Popular estuvo al frente del Gobierno, se separa del de Hacienda, contará con la Secretaría de Economía y Apoyo a la Empresa, con la de Comercio, materia hasta ahora dependiente de Industria, y la de Investigación, Desarrollo e Innovación.

Así, esta nueva cartera tiene como objetivo ejecutar la política del Gobierno en materia económica y de reformas para la mejora de la competitividad y de la investigación científica, el desarrollo tecnológico e innovación en todos los sectores, materias de la cuales se encargaba el desaparecido Ministerio de Ciencia e Innovación. Asimismo, deberá ocuparse todo lo que tenga que ver con la política comercial y el apoyo a la empresa.

En cuanto al nuevo Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que dirigirá Cristóbal Montoro, contará con tres Secretarías de Estado: la de Hacienda, la de Presupuestos y Gastos y la de Administraciones Públicas.

Según recoge el BOE, su función será la ejecución de la política del Gobierno en materia de hacienda pública, presupuestos y gastos, así como la relacionada con la función pública, la reforma y organización de la Administración General del Estado y las relaciones con las Comunidades Autónomas y las entidades que integran la Administración Local.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con Fátima Báñez al frente, mantiene las Secretarías de Estado de Empleo y de Seguridad Social, pero suprime la de Inmigración y Emigración, pasando de esta forma de tener tres a dos órganos superiores.

DESAPARECEN TRANSPORTES Y VIVIENDA

El Ministerio de Fomento, del que se encargará Ana Pastor, verá reducido el número de sus Secretarías de Estado, que pasa de tres a uno. De esta forma, la única que se mantiene es la de Planificación e Infraestructuras, desapareciendo la de Transportes y la de Vivienda y Actuaciones Urbanas.

La cartera que dirigirá José Manuel Soria, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, contará con tres Secretarías de Estado, manteniendo la de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información. Desaparece la de Comercio Exterior, al pasar esta materia a ser dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, y se crean la Secretaría de Estado de Energía y la de Turismo.

El nuevo Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que dirigirá Miguel Arias Cañete, contará sólo con una Secretaría de Estado, la de Medio Ambiente, que desaparece como cartera propia. De esta forma, se suprimen también como órganos superiores independientes la Secretaría de Estado de Cambio Climático y la de Medio Rural y Agua.

El Ministerio de la Presidencia, del cual se encargará personalmente la nueva vicepresienta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, mantiene la Secretaría de Estado de Comunicación, y sustituye la de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios por la de Relaciones con las Cortes.

IGUALDAD, CON SERVICIOS SOCIALES

En el ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, del cual estará al frente Ana Mato, desaparece la Secretaría de Estado de Igualdad como tal, si bien pasará a llamarse de Servicios Sociales e Igualdad.

Por último, el Ministerio de Educación, que dirigirá José Ignacio Wert y que desde hoy integrará también Cultura, que desaparece como cartera propia, y Deportes, antes adscrito directamente a Presidencia del Gobierno, contará con dos Secretarías de Estado, la de Educación, Formación Profesional y Universidades y la de Cultura.

Con la remodelación, son 25 los órganos que quedan suprimidos tal y como publica el BOE, incluidos los Ministerios que conformaban el último Ejecutivo de José Rodríguez Zapatero y 16 Secretarías de Estado.