Toxo y Méndez llaman a convertir la calle en un "hervidero" contra la reforma

Montoro advierte a los sindicatos de que una huelga general destruiría más puestos de trabajo

UGT de Madrid amenaza a Esperanza Aguirre con una huelga general

nacional

| 14.02.2012 - 13:31 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, líderes de UGT y CCOO, analizan en una asamblea de delegados las consecuencias de la reforma laboral. Antes, han considerado que se trata de una reforma inútil y desequilibrada. Mientras, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha dicho que en el corto plazo "ni ésta ni ninguna otra reforma laboral va a crear empleo por decreto" y ha insistido en que la situación económica española es "lo suficientemente complicada" como para que se pueda comenzar a crear empleo de forma inmediata.

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, han explicado este martes ante una asamblea de delegados de ambas centrales en Madrid que es preciso "un cambio en el estado de ánimo" de los trabajadores antes de convocar una huelga general contra la reforma laboral, y han llamado a convertir la calle "en un hervidero" en la manifestación que han convocado para el próximo 19 de febrero, en lo que podría ser un ensayo de movilización general.

Así lo han planteado ambos sindicalistas en el primer acto conjunto de las centrales tras la aprobación de la reforma laboral, que ha tenido lugar en una abarrotada sede madrileña de CC.OO, en el que se han escuchado los primeros gritos de las bases a favor de la huelga general. "Todo llegará", les ha respondido Toxo.

El dirigente de CC.OO. ha pedido a los delegados sindicales que acudan a las empresas para explicar una reforma laboral que, en su opinión, "cambiará radicalmente el panorama de las relaciones laborales".

En este sentido, ha descartado que los sindicatos vayan a "entrar al trapo a las primeras de cambio". "No podemos ir a una (huelga) fallida. La huelga general dependerá de los pasos que dé a partir de ahora el Gobierno", ha avisado.

Del mismo modo, Méndez ha asegurado que antes de convocar una huelga general contra una reforma que, en su opinión, implata el despido único, "hay que saber cuál es el estado de ánimo de la población". "(La reforma) va a provocar una brutal rotación externa y un cambio radical del modelo de conveniencia", ha añadido.

"LA REFORMA MÁS BRUTAL"

Por su parte, el secretario general de CCOO-Madrid, Javier López, afirmó que este es uno de los momentos más "duros y críticos" que vive la sociedad española, ya que asegura que "la reforma laboral tira a la basura el diálogo social".

López denunció que la reforma aprobada el pasado viernes por el Ejecutivo es "la reforma laboral más dura, brutal y agresiva del periodo democrático".

El responsable de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, advirtió al Gobierno de que "en esta pelea, no van a poder con nosotros", ya que, mientras los políticos "se juegan su estupidez, nosotros nos jugamos la vida". "Con nosotros no van a poder ni ellos, ni Dios", aseveró.

En este sentido, amenazó a la presidenta de la comunidad madrileña, Esperanza Aguirre, con que, más allá de si hay una a nivel nacional, si "sigue lacerando y persiguiendo a los maestros, médicos, enfermeras y todo aquel que trabaja para el servicio público, se va a encontrar con una huelga general en Madrid".

En este sentido, en declaraciones a Europa Press, el líder regional de UGT Madrid ha explicado que no descarta una huelga general en Madrid ante las últimas declaraciones efectuadas por la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, contra los sindicatos "y el protagonismo" que quiere tomar en defender esta reforma laboral.

Martínez ha señalado que las medidas puestas en marcha por el Gobierno central "suponen más despido y un insulto para los trabajadores". Además, ha criticado que desde el Ejecutivo nacional y regional digan que la reforma no creará empleo a corto plazo, pero sí a medio o largo plazo.

En este punto, ha arremetido de nuevo contra la presidenta regional. "No sé cómo pueden decir esto cuando estamos en una comunidad con más de 600.000 desempleados y donde la Comunidad va a prescindir de 11.000 empleados públicos", ha manifestado Martínez que, según ha explicado, esta situación puede llevar a una huelga general en Madrid.

MANGLANO: "LOS SINDICATOS TIENEN MAS GANAS QUE MOTIVOS PARA HACER UNA HUELGA GENERAL A AGUIRRE"

Por su parte, el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, ha manifestado este martes que los sindicatos tienen más ganas que motivos reales para organizar una huelga general a Esperanza Aguirre.

Así se ha pronunciado el consejero ante las declaraciones del líder de la UGT de Madrid, José Ricardo Martínez, que ha señalado que si la presidenta regional sigue "lacerando" a los trabajadores de la Educación, Sanidad y a los funcionarios se va a encontrar con una huelga general.

"Los peores enemigos de los sindicatos de clase no son ni Esperanza Aguirre ni Dios, son ellos mismos y sus ideas caducas y sus políticas reaccionarias", ha señalado Percival Manglano.

Seguidamente, ha destacado el "cariz político" de todas las manifestaciones organizadas por UGT y CC.OO. en los últimos meses, especialmente relacionadas con la educación pública madrileña, y ha señalado que "la amenaza de organizar una huelga general en Madrid es la constatación definitiva del objetivo político de los sindicatos por erosionar al Gobierno regional del PP".

El consejero ha señalado que no es el momento de hacer huelgas "sino de promover acciones y tomar decisiones para sacar a España en general y a Madrid en particular de la grave crisis económica y eso se hace con políticas reformistas que es lo que los ciudadanos demandan de sus responsables políticos".

"Echarse a la calle es la forma que tienen los sindicatos de eludir sus responsabilidades frente a los parados, que exigen a los gobiernos cambios que les permitan encontrar un empleo cuanto antes", ha concluido Manglano.

Finalmente, ha recordado que las decisiones que ha tomado el Gobierno regional "han hecho posible que la situación económica de la región sea mejor que la del conjunto de España".

"Contamos con unas cuentas públicas más saneadas y somos la única región que cumple con el objetivo de déficit, tenemos una tasa de paro 4,5 veces inferior a la media nacional --en 2011 se creó empleo neto en Madrid-- y la economía madrileña creció el doble que la española el año pasado", ha concluido.

MONTORO ADVIERTE QUE UNA HUELGA DESTRUIRIA MAS EMPLEO

Por su parte, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha advertido a los sindicatos de que una huelga general agravaría la recesión de la economía española y destruiría más puestos de trabajo, por lo que les animó a que realicen aportaciones que puedan mejorar la reforma en lugar de ir a convocatorias de este tipo.

Montoro indicó, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press Televisión, "que es tiempo de negociar y no de amenazar", y añadió que lo que todos deben defender, incluidos los sindicatos, es a los 5,3 millones de parados y, para ello, es necesario que "flexibilicen y actualicen" sus propuestas.

En la misma línea, criticó la posibilidad de que tanto los sindicatos como el PSOE hayan adelantado que estudian recurrir la reforma en el Tribunal Constitucional (TC), y aseguró que está "muy medida" para que se atenga a la Carta Magna y, por tanto, "no tiene ningún sentido" llevarla al alto tribunal.

Además, indicó que ello generaría mucha "inseguridad jurídica" e "incertidumbre" en los empresarios que desean contratar, justo lo contrario de lo que pretende el Gobierno al aprobar la reforma laboral.

"Al tramitarse como ley, todos tendrán la posibilidad de hacer sus propuestas para ir mejorándolas. Es el tiempo de negociar y no de amenazar, y no confundir lo que deben ser debates políticos con llevar adelante un planteamiento que genere incertidumbre en quienes tienen que contratar", añadió.