Dos detenidos y una decena de heridos en la manifestación de mineros en Madrid

Miles de personas se concentran en Madrid en defensa del carbón

La Delegación Gobierno denuncia la actitud "violenta" de algunos manifestantes

El Gobierno sigue abierto al diálogo con los mineros, pero recuerda el recorte general

nacional

| 31.05.2012 - 09:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La manifestación contra el recorte de las ayudas a la minería del carbón celebrada hoy en Madrid, en la que participaron más de 12.000 personas según los sindicatos y 5.000 según la policía, se ha saldado con "al menos dos detenidos" y varios contusionados, entre los que figuran cuatro policías.

Los manifestantes protestaron contra la situación que atraviesa la minería del carbón por los recortes en las "ayudas pactadas" -destacaron los convocantes- y recorrieron el tramo del Paseo de La Castellana situado entre el estadio Santiago Bernabéu y la sede del Ministerio de Industria.

En la protesta, los sindicatos han insistido en que no van a asumir el cierre del sector y en que van a llegar hasta el final con las movilizaciones porque no solo están en juego miles de puestos de trabajo, sino también el futuro de los jóvenes de las cuencas mineras.

Durante sus discursos a los asistentes han tenido numerosos recuerdos para los mineros que permanecen encerrados en un pozo de León y en dos de Asturias, mientras recorrían el trayecto de la manifestación con banderas y pancartas en las que se podían leer lemas como "Por el futuro del carbón autóctono y la reactivación de las comarcas mineras. Por el empleo".

Además, los sindicatos han reiterado al Gobierno de Mariano Rajoy su disponibilidad al diálogo siempre y cuando esté dispuesto a modificar los recortes en más del 60 % en las ayudas al sector que contemplan los Presupuestos Generales del Estado para este año.

Entre un sonido constante de petardos, los manifestantes gritaban eslóganes como "aquí están, estos son, los que sacan el carbón" o "somos mineros y de aquí no nos movemos".

ENFRENTAMIENTOS CON LA POLICÍA

Cuando la manifestación y las protestas se producían junto al Ministerio, y después de tres horas de movilización, varios manifestantes se han enfrentado a los agentes de la Policía y les han arrojado bocadillos, banderas y botellas de plástico.

Minutos después agentes policiales realizaron varias detenciones en la zona.

Como consecuencia de los enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía, varias personas sufren contusiones y, según confirmaron fuentes policiales y de Emergencias Madrid, las detenciones han sido "al menos dos" y se han producido por "alteración del orden público".

Según UGT, las detenciones realizadas por la Policía son tres y han sido "sin motivo".

En cuanto a los contusionados, cuatro de ellos son agentes, de los que tres han tenido que ser atendidos en hospitales, así como tres manifestantes y dos periodistas.

El secretario de Minería de FIATG-UGT en Castilla y León, José Manuel Álvarez, explicó a Efe que estas detenciones han sido injustificadas y que él mismo ha presenciado cómo la Policía detenía y esposaba a una persona "que simplemente estaba paseando".

A pesar de que los sindicatos señalan que más de 12.000 personas han tomado parte en la protesta, fuentes policiales señalaron a EFE que han sido "unos 5.000" los manifestantes congregados en Madrid.

LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO DENUNCIA LA ACTITUD VIOLENTA DE ALGUNOS MANIFESTANTES

Ocho agentes de la Policía Nacional y dos manifestantes han resultado heridos durante la protesta contra el recorte de las ayudas a la minería del carbón celebrada en Madrid, según la Delegación del Gobierno, que ha denunciado la actitud "extremadamente violenta y agresiva" de algunos grupos radicales.

La Delegación del Gobierno ha expresado a los sindicatos UGT y CCOO, convocantes de la marcha, su más "enérgica repulsa por la violencia que han protagonizado numerosos manifestantes", y que "ha dado lugar a la intervención de la Policía para restablecer el orden público y proteger la propia integridad física tanto de los agentes, como del resto de los asistentes a dicha manifestación".

De acuerdo con la Delegación del Gobierno, grupos radicales han lanzando piedras, botellas, tornillos y petardos, entre otros objetos, contra los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, "llegando a romper la nariz a uno de ellos".

Además, han lanzado un cohete contra la sede del Ministerio de Industria que ha roto un cristal de la planta 17, cuyos restos han caído junto al acceso de la sede "con el consiguiente peligro para quienes se encontraban en la zona".

"Se ha efectuado una actuación policial para normalizar la situación y repeler la agresión de los violentos, sin que en ningún momento se hayan lanzado pelotas de goma, ni ninguna otra clase de elementos, habiéndose efectuado salvas de sonido exclusivamente", asegura la Delegación.

Como consecuencia de estos incidentes, han resultado heridos ocho policías -tres de ellos de consideración- y dos manifestantes, que han sido atendidos por el SAMUR.

Pero además, durante las maniobras efectuadas por un vehículo policial "ha resultado contusionado levemente un cámara de televisión, que ha sido atendido por el SAMUR, al igual que un fotógrafo que cubría este acto".

SORIA: ABIERTOS AL DIALOGO PERO TENINEDO EN CUENTA LAS REDUCCIONES PRESUPUESTARIAS

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha afirmado que el Gobierno sigue "totalmente abierto al diálogo" con los mineros que en los últimos días están protagonizando una campaña de movilizaciones contra los recortes en las ayudas al carbón, pero ha recordado que las reducciones presupuestarias se han producido de manera generalizada en toda la administración.

"El Gobierno sigue totalmente abierto al diálogo y a llegar a un acuerdo con los representantes sindicales y empresariales del sector de la minería. Pero la situación financiera de España es la que es, no es holgada sino ciertamente difícil que ha comportado ajustes en absolutamente todos los ámbitos del Gobierno", ha explicado Soria a los medios en los pasillos del Congreso, recordando que la caída del presupuesto en su departamento ha alcanzado el 32%.

A renglón seguido, ha subrayado que en cualquier caso "la cuantía del ajuste del sector del carbón es similar a la cantidad prevista y no ejecutada en 2011" por lo que "no hay menos que en 2011 desde el punto de vista de lo ejecutado, sino la misma cuantía exactamente".