Los sindicatos buscan 500.000 firmas para llevar al Congreso su alternativa a la reforma laboral

La propuesta pretende erradicar la excesiva temporalidad y reforzar la presencia de los convenios colectivos

nacional

| 30.11.2010 - 13:54 h
REDACCIÓN

CC.OO. y UGT "enmiendan" la reforma laboral para darle la oportunidad al Congreso de rectificar

Los sindicatos mayoritarios presentaban esta mañana su alternativa a la reforma laboral. Un proyecto de Ley que mediante la forma de iniciativa legislativa popular esperan que consiga las firmas suficientes para ser elevado al Parlamento.

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, han presentado 'en sociedad' la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que van a llevar al Congreso la próxima semana para "enmendar" la reforma laboral y darle así al Parlamento "la oportunidad" de corregir el rumbo de esta ley.

En una rueda de prensa conjunta, los dirigentes sindicales han denunciado que el Gobierno adoptó esta iniciativa y otras medidas de recorte llevado por el "nerviosismo compulsivo" y para "tapar la boca" a los mercados financieros.

A juicio de los líderes de CC.OO. y UGT, no consiguió este objetivo con la reforma laboral ni tampoco con la reunión del pasado sábado con los grandes empresarios. "El Gobierno insiste una y otra vez en una política de gestos para aplacar a los mercados y a la vista está que no lo logra", ha dicho Toxo.

Méndez ha señalado que la "reconsideración legislativa" de la reforma laboral que supone la ILP es toda una "enmienda a la totalidad", que pretende revertir una ley cuyos efectos sí se están notando, pero en el mal sentido, pues está reduciendo la contratación indefinida y elevando la temporalidad y además ha propiciado que haya más despidos, es decir, todo lo contrario a lo que se pretendía.

Los líderes sindicales han recordado que el conflicto con el Gobierno originado a raíz de la reforma laboral "sigue abierto" y que no se cerrará hasta que el Gobierno rectifique, y no se han mostrado sorprendidos de que el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, haya dicho hoy mismo: que el Ejecutivo seguirá adelante con sus reformas en los plazos previstos.

En este sentido, Toxo y Méndez le han respondido a Gómez que el problema no está en la velocidad de las reformas, sino en el rumbo de las mismas, que es "profundamente equivocado".